20 feb. 2024

Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones

El presidente de la República, Santiago Peña, expresó que es necesaria una ley que establezca los criterios de ingreso, permanencia y salida en la función pública. Esto en respuesta al ingreso del hijo de Silvio Beto Ovelar a la Cámara de Diputados.
El Tribunal de Sentencia condenó a 11 años de cárcel a Óscar Ñoño Núñez, hermano del senador Basilio Bachi Núñez, por un perjuicio al Estado de unos G. 42.500 millones cuando se desempeñaba como gobernador de Villa Hayes.
El Congreso Nacional rompió récord esta semana con el proyecto de la ley de superintendencia; los senadores tardaron 15 minutos para aprobar; los diputados 11 minutos. En una convulsionada jornada, los diputados también aprobaron ley que suaviza penas para corruptos y los senadores salvaron al cartista Hernán Rivas, acusado de tener un título falso de abogado. Y como les quedó tiempo, también mutilaron la ley de puerta giratoria. Este es el espantoso combo navideño que el Parlamento le ofrece al pueblo paraguayo.
El presidente Santiago Peña promulgó la cuestionada Ley de Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones a menos de 24 horas de su sanción en el Congreso.
Los cartistas omitieron en sus argumentos la promesa que hizo el Gobierno colorado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para crear la Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones. En este contexto también está pendiente que la organización financiera desembolse un préstamo de USD 400 millones a Paraguay.
Un día después de las movilizaciones a nivel país en contra del proyecto que crea la Superintendencia de Jubilaciones, sancionado en tiempo récord en el Congreso, el dirigente Eduardo Ojeda dijo que la ley “es una estafa y una pesadilla” para los trabajadores.
Desde la dictadura de Alfredo Stroessner, el Partido Colorado no tuvo la vía libre como ahora para hacer y deshacer desde las instituciones del Estado. Lo que no obtuvieron por los votos, lo están conquistando a base de copamiento, como en el caso de la Justicia. Lamentablemente, desdeñan el antiguo adagio que advierte que, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. En tan solo un par de días dinamitaron todo su capital gubernativo y crearon situaciones que provocan enojo e indignación. Una torpeza que va a tener un alto costo.
Momentos después de la sanción de la ley de superintendencia de jubilaciones y pensiones en la Cámara de Diputados, los primeros incidentes entre manifestantes y policías se registraron en las inmediaciones del Congreso Nacional.
La Cámara de Diputados aprobó la versión del Senado que se refiere al proyecto de ley que crea la superintendencia de jubilaciones y pensiones, y, por ende, se sancionó la propuesta legislativa con mayoría cartista.
Los 37 diputados de la oposición y colorados de Fuerza Republicana advirtieron que no cederán a ninguna sesión extraordinaria que pretenda sancionar de forma apresurada y sin diálogo la ley de superintendencia de jubilaciones y pensiones.
El cartismo no logró reunir el cuórum necesario en Diputados para tratar el cuestionado proyecto de ley de superintendencia de jubilaciones y pensiones. En las afueras del Congreso celebran los trabajadores movilizados.
Dos dictámenes fueron emitidos por la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, tras una reunión extraordinaria. En la primera, que tiene mayoría, se aconseja aprobar el proyecto que crea una superintendencia de jubilaciones y pensiones como vino del Senado.
Miembros de distintos sindicatos y otras organizaciones sociales se movilizan por las calles del microcentro de Asunción, en contra del polémico proyecto de ley de superintendencia de jubilaciones. Buscan llegar al Congreso Nacional, donde los diputados convocaron a una sesión extraordinaria a las 11.30.
El fiscal Ángel Ramírez explicó que está tomando declaraciones y analizando imágenes de circuito cerrado tras las protestas en contra de la ley de superintendencia de jubilaciones y que tuvo a 31 manifestantes detenidos por varias horas en la Agrupación Especializada.
La aprobación maratónica que le dio el Senado a la ley de superintendencia solo acrecentó la desconfianza de los trabajadores y jubilados que, en todo momento, pidieron una mayor socialización del documento. Advierten que no terminará el atropello del cartismo.
La Cámara de Diputados prevé darle un rápido tratamiento al proyecto de ley que crea la superintendencia de jubilaciones y pensiones, luego de la media sanción del Senado, en medio de disturbios y 32 detenidos.
Una mayoría de senadores oficialistas perpetraron un verdadero atropello cuando aprobaron a tambor batiente el proyecto de ley que crea la superintendencia de jubilaciones y pensiones. Los colorados cartistas impusieron su mayoría en forma prepotente, y mientras nuestra frágil institucionalidad recibía el tiro de gracia en las afueras del Congreso Nacional, la Policía acometió una salvaje represión a trabajadores y jubilados en un espantoso homenaje a la dictadura. Ahora queda pendiente la aprobación por parte de los diputados.
La Policía Nacional informó que procedió a la liberación de 31 personas que habían sido aprehendidas en las inmediaciones del Congreso Nacional durante una manifestación hecha este martes en contra del proyecto de ley que crea la superintendencia de jubilaciones y pensiones.
El Sindicato de Periodistas del Paraguay repudió la represión del Gobierno contra trabajadores y jubilados que se manifiestan en defensa de sus derechos y expresaron solidaridad con los detenidos y exigieron su inmediata liberación.
El ministro del Interior, Enrique Riera, recomendó al presidente de la Cámara de Diputados, Raúl Latorre, que no se trate este miércoles el proyecto que crea la superintendencia de jubilaciones y pensiones, sin abrir el diálogo con los sectores en contra de la propuesta. Asimismo, un diputado cuestiona que se dictamine sobre un proyecto que ni siquiera entró a la Cámara de Diputados.
La Cámara de Senadores aprobó este martes, durante una sesión extraordinaria de último momento, el proyecto que crea la superintendencia de jubilaciones y pensiones. Entre los puntos más cuestionables se encuentran las atribuciones del superintendente y la conformación del Consejo de Seguridad.
Miembros del Sindicato de Trabajadores de la ANDE (Sitrande) se manifestaron frente al Congreso Nacional en contra de la ley de superintendencia de jubilaciones y pensiones. Varios fueron detenidos y amenazaron con no garantizar el servicio de luz. Estas son algunas de las postales que dejó un agitado día de protestas en la capital.
La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) aseguró a través de un escueto comunicado que junto con otras entidades binacionales y públicas trabajan “coordinadamente y en equipo para asegurar la prestación de servicios públicos a la población”.
Entre los 25 senadores que dieron cuórum para que se apruebe el cuestionado proyecto de ley de la superintendencia de jubilaciones figuran 18 colorados, 3 ex de Cruzada y 4 liberales. Gracias a este cuórum se aprobó la normativa durante la sesión extraordinaria de la Cámara de Senadores de este martes.
El Sindicato de Trabajadores de la ANDE (Sitrande) emplazó al Gobierno para que libere a sus compañeros detenidos, que fueron reprimidos cuando se manifestaban frente al Congreso Nacional en contra de la ley de superintendencia de jubilaciones y pensiones. Amenazaron con no garantizar el servicio de luz a partir de las 13:30.
Los senadores de la bancada oficialista del movimiento Honor Colorado y aliados aprobaron el proyecto de ley que crea la superintendencia de jubilaciones y pensiones, en una apresurada sesión extraordinaria realizada este martes.
El presidente de la Cámara de Senadores, Silvio Beto Ovelar, anunció que este martes va a convocar a una segunda sesión extraordinaria para resolver el polémico proyecto de ley que busca crear una superintendencia de jubilaciones y pensiones.
El Directorio del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) pidió la expulsión de cinco de sus senadores que dieron cuórum al acto de juramento de Alicia Pucheta como miembro del Consejo de la Magistratura, sobre cuestionamientos de inconstitucionalidad.
Pedro Halley, de la Unión de Jubilados del Paraguay, abordó nuevamente el proyecto de ley que crea la superintendencia de jubilaciones y dijo que quieren que la Iglesia actúe como mediadora para armar una mesa de trabajo.
Un fuerte dispositivo policial, que incluyó cascos azules, obstruyó una manifestación pacífica de no más de 30 personas en la zona la casa del senador Dionisio Amarilla, uno de los proyectistas de la superintendencia de jubilaciones. Se registraron incidentes entre trabajadores y agentes policiales.
Mi abuela nunca contaba el vuelto. Yo la acompañaba a hacer las compras en la despensa. Si comprábamos a crédito, la señora que nos atendía anotaba lo que nos íbamos a llevar en un cuaderno y si pagábamos en efectivo metía los billetes en un cajón y dejaba sobre el mostrador las monedas de cambio.