16 jul. 2024

Ley de Superintendencia: ¿Apuro fue por una exigencia del FMI?

Los cartistas omitieron en sus argumentos la promesa que hizo el Gobierno colorado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para crear la Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones. En este contexto también está pendiente que la organización financiera desembolse un préstamo de USD 400 millones a Paraguay.

BCP y MEF con representantes del Fondo Monetario Internacional FMI_47869474.jpg

Representantes del FMI se había reunido con autoridades paraguayas a principios de noviembre.

Foto: Archivo.

Tras la apresurada sanción de la ley que crea la Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones, reflotó la hipótesis de que detrás hay un condicionamiento externo al que se somete el Gobierno en su desesperada búsqueda de financiamiento.

En marzo pasado, Paraguay firmó un acuerdo con el FMI en el que se comprometió a avanzar en este 2023 con la elaboración de una ley de transición para la Caja Fiscal y una nueva versión de la ley para la supervisión del sistema de pensiones, que sentarían las bases para una reforma más integral del sistema de pensiones.

Lea también: Cartismo impone a la fuerza sanción de ley de superintendencia de jubilaciones

El propio senador Dionisio Amarilla, quien si bien pertenece al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) responde a la agenda cartista, admitió que este tema se trató en las comisiones del Congreso, pero no salió de allí.

“Es obvio que podía haber sido involuntariamente ignorado y así sucedió”, dijo en radio Monumental 1080 AM.

De esta manera intentó justificar la falta de socialización con el “ambiente agitado” que se vivió con la movilización de trabajadores y la postura de la oposición.

Además de este acuerdo, está en revisión el pedido de préstamo por USD 400 millones, que pidió el presidente Santiago Peña al FMI a principios de noviembre y que está pendiente de desembolso.

Estos recursos corresponden a un fondo de Derechos Especiales de Giro, un activo de reserva internacional al que se recurre en un contexto de crisis.

Lea más: Gobierno solicita al FMI USD 400 millones para desarrollo sostenible

El organismo internacional todavía debe aprobar este millonario préstamo, que luego debe tener la venia del Congreso Nacional, donde los cartistas demostraron que pueden sancionar en tiempo récord cualquier ley que proponga el Ejecutivo.

El Estado está quebrado

El diseño del acuerdo de coordinación de las políticas económicas con el FMI había iniciado con el gobierno de Mario Abdo Benítez, quien finalmente firmó el pacto en marzo de este año.

El documento habla explícitamente de que la ley de reforma del sistema de pensiones estaría lista en este 2023, de ahí la celeridad con que se trató el proyecto en las últimas sesiones de las cámaras de Senadores y Diputados antes de llegar al receso parlamentario.

“La hipótesis que nosotros manejábamos desde la Sociedad de Economía Política del Paraguay (SEPPY) es que esta intención apresurada de lograr a como dé lugar la reforma del sistema pensiones y jubilaciones y la creación de la superintendencia responde precisamente a esas exigencias que se firmaron con el Fondo Monetario Internacional y cuya fecha está explicitada”, dijo la presidenta de este espacio académico, Alhelí González Cáceres, a Última Hora.

Nota relacionada: Ejecutivo sumará USD 3.100 millones a deuda pública para inicio del 2024

Para ella está claro que el Estado está quebrado y que ni siquiera tiene recursos para cubrir los salarios de servidores públicos.

Mencionó que, por ejemplo, Santiago Peña tuvo que bicicletear la deuda pública con la “recompra” de bonos en el mercado internacional con un mayor endeudamiento, teniendo en cuenta que en enero y febrero venció la primera tanda de bonos que se habían emitido ya durante la gestión de Horacio Cartes, actual presidente del Partido Colorado y quien tiene una fuerte influencia en las decisiones gubernamentales.

En coincidencia con los legisladores de la oposición, considera que Peña está buscando recursos ante el grave déficit fiscal, en este caso del FMI, pero también de los fondos jubilatorios, ya que la ley da pie a disponer de ese dinero.

Advertencia sobre Ley de Superintendencia

La economista advierte que no solo se crea la superintendencia, sino que además se hace una reforma del sistema previsional, lo que puede representar un proceso de privatización al incluir la capitalización individual.

González explicó que este modelo fracasó en otros países y que es negativo porque a su paso retira la responsabilidad a las patronales y rompe el pilar de solidaridad intergeneracional para el acceso a la jubilación.

Por último, mencionó que hay otros mecanismos de financiación y que especialmente se debe apuntar a una reforma de la estructura del sistema tributario, donde no se combate seriamente la evasión y al mismo tiempo se debe trabajar en la formalización del empleo, que es crucial para que funcione el sistema de jubilaciones.

Más contenido de esta sección
Los dos trabajadores de la firma Ochsi que estuvieron expuestos a una nueva fuga de amoníaco fueron dados de alta, luego de permanecer bajo observación en el Instituto de Previsión Social (IPS).
Los funcionarios de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) del Departamento de Alto Paraguay realizaron un paro de sus actividades y protestas para solicitar la remoción del cargo del encargado de la Agencia Regional de Alto Paraguay, cuya labor era cuestionada por los técnicos de cada distrito.
Comunidades indígenas del Bajo Chaco bloquearon la ruta Concepción-Pozo Colorado exigiendo asistencia gubernamental por la sequía imperante en la zona.
La Dirección Nacional de Migraciones se sumó a la iniciativa llamada Punto Atenas para detectar documentos falsos y delitos conexos. Se trata de un trabajo en red respaldado por Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.
Desde el Gobierno Nacional anunciaron que a partir del próximo 5 de agosto proveerán alimento escolar a instituciones educativas de 90 municipios en el marco del programa estrella del presidente de la República, Santiago Peña, denominado Hambre Cero.
La Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT) incautó partes de armas de grueso calibre ocultas en encomiendas en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi.