02 mar. 2024

Inseguridad

Un comerciante de Capiatá, que salía de su casa para trabajar, fue asesinado por asaltantes en la madrugada de este sábado. De acuerdo al informe preliminar de la Policía Nacional, la víctima aparentemente se resistió a ser robado y recibió un disparo en la cabeza.
Cada día se suceden los hechos delictivos que impactan en la ciudadanía, hasta el punto de que estos eventos prácticamente están normalizados. La violencia urbana afecta a las personas en las paradas del transporte público, en las calles y en los espacios públicos, mientras las autoridades del país continúan sin ofrecer respuestas, salvo alguna estadística surrealista. La inseguridad se suma de esta manera a la lista de deudas del Estado paraguayo, que tampoco ofrece a la población educación de calidad, salud pública, empleo digno ni servicios eficientes.
Para quienes no lo sepan, la frase “Persona en situación de Paraguay” salió de la famosa serie Nada, protagonizada por la celebrada compatriota Majo Cabrera, en la cual también aparece Robert De Niro.
Un hombre fue asaltado a balazos en la ciudad de Mariano Roque Alonso cuando circulaba con su vehículo y tuvo que refugiarse en una estación de servicios. El caso llama la atención de los investigadores, ya que inicialmente el conductor no quiso dar muchos detalles de lo robado.
Un camión repartidor fue asaltado este viernes sobre la ruta que une la Colonia Guaraní y la localidad de Jesús de Tavarangué en Itapúa. El monto sustraído es de G. 27 millones por parte de tres personas desconocidas que salieron al paso.
La Policía detuvo a uno de los sospechosos del violento asalto ocurrido en el parque Carlos Antonio López tras un allanamiento. El detenido habría sido uno de los que hirieron de bala a una joven que fue víctima de robo. Se busca a otro hombre, que también habría participado del hecho.
Una joven de 24 años de edad fue baleada en el parque Carlos Antonio López, de Asunción, donde se encontraba realizando ejercicios. Los presuntos autores son cuatro menores de edad, quienes le robaron el celular.
La Policía Nacional detuvo este viernes a un hombre con varios antecedentes, tras el robo de una bicicleta a un adolescente en la ciudad de Fernando de la Mora, Departamento Central. El mismo quedó grabado en las cámaras de seguridad de la despensa.
La periodista Adriana Caballero fue víctima de un violento asalto a plena luz del día en la ciudad de Asunción en el que la despojaron de su celular. Los delincuentes fueron arrollados y detenidos por transeúntes.
El comandante de la Policía Nacional, Carlos Benítez, explicó que, efectivamente, se redujo la inseguridad, solo que en la zona del Bañado Sur de Asunción y no a nivel país ni de un solo departamento y capital.
Faltando poco menos de un mes para el inicio oficial de las clases en las instituciones educativas del país, se ha reportado una serie de robos que afectan a escuelas públicas. El Sindicato Nacional de Directores de Instituciones Educativas de Gestión Oficial hizo la denuncia y reclamó al Ministerio del Interior una audiencia urgente para tratar este flagelo. Es inaceptable que las autoridades de seguridad no puedan resguardar estos locales que quedan expuestos a maleantes que destruyen y roban la escasa infraestructura de estas escuelitas.
El presidente, Santiago Peña, afirmó, que según estadísticas que le proveyeron, la inseguridad disminuyó en un 75%, calificando este hecho como un número importante que refleja “una caída dramática en asaltos”. Afirmó que esto se dio por la presencia del Grupo Lince en las calles y otros factores.
El presidente Santiago Peña, quien ya tiene cuatro meses de gobierno a cuestas, reconoció que la inseguridad es “algo que le quita el sueño” y apostó a la formación de agentes del Grupo Lince para combatir este flagelo. En ese sentido, dijo que tuvieron que “quitar” a 1.200 oficiales para el entrenamiento.
Varios pobladores de San Lorenzo hacen un llamado a las autoridades por la constante ola de asaltos que ocurren en la zona. Capilla del Monte es una de las más afectadas, en la cual opera una gavilla de 15 asaltantes, según relatan los pobladores.
Un enfrentamiento con intercambio de disparos entre policías y delincuentes ocurrió en un minimercado de Asunción. Nadie resultó herido, hay un detenido, se recuperó un vehículo robado y se incautó un arma de fuego.
Una ola de asaltos en gasolineras de distintas partes del país se registró durante este fin de semana y este lunes. La mayoría de los casos quedaron captados en circuitos cerrados.
La Policía Nacional detuvo a siete peligrosos asaltantes en Ciudad del Este, luego de una persecución y balacera. Los sujetos portaban armas largas, chalecos y vestimentas con insignias policiales.
Tras una persecución, dos asaltantes terminaron abandonando un vehículo que habían robado a una conductora de una plataforma de viajes y con el que estaban realizando asaltos en Asunción. Al descender del rodado efectuaron varios disparos al aire.
El presidente Santiago Peña anunció que próximamente 600 nuevos agentes del Grupo Lince se incorporarán a las calles para luchar contra la inseguridad. El Gobierno apunta a triplicar la dotación de efectivos.
Continúa imparable la epidemia de inseguridad que afecta gravemente a la mayoría de la población. Mientras en los barrios, las calles se han convertido en territorio liberado para los delincuentes, las autoridades continúan con una actitud de desconcertante indiferencia. Los medios de comunicación publican a diario episodios de violencia contra la ciudadanía, en medio de una ola de criminalidad sin fin, en la que además, la escasa credibilidad de las instituciones encargadas de brindar seguridad, ya se ha perdido por completo.
Un joven con ganas de salir adelante a través del trabajo honesto fue víctima de asaltos por parte de motochorros en tres meses, en la ciudad de San Lorenzo. En las dos oportunidades le robaron su elemento de trabajo: su moto.
Dos delincuentes perpetraron un violento asalto en una estación de servicios en la ciudad de Luque, en Central. Los desconocidos lograron llevarse G. 40 millones.
Óscar Pereira, viceministro de Seguridad Interna, reconoció que todavía hay mucho que mejorar en materia de seguridad y señaló que los motoasaltantes son la principal preocupación del Gobierno.
Pobladores de varios barrios de San Lorenzo manifiestan su hartazgo ante la invasión de supuestos adictos en las calles y sitios públicos, además de los constantes robos, por lo que exigen acciones urgentes por parte de las autoridades. La situación se agrava cada vez más, pese al plan contra la inseguridad de Santiago Peña denominado Chau chespi.
Son abrumadoras las noticias que nos llegan a diario sobre las acciones del crimen organizado, así como los cotidianos hechos de delincuencia urbana que están causando un gran impacto en la ciudadanía. Existe una íntima relación entre estas dos situaciones y nuestras autoridades deberían asumirlo, pues no podrá haber seguridad para los paraguayos, mientras el narco siga gozando de total impunidad y continúe filtrando las instituciones del Estado. Nos encontramos en un punto de ruptura, debemos proteger al sistema democrático.
Mientras la delincuencia se enseñorea por todo el país, afectando a la ciudadanía, las autoridades del Gobierno no aciertan a reaccionar. No es, sin embargo, una sorpresa pues antes de asumir el cargo las autoridades ya habían perfilado algunas opciones para enfrentar el problema: populismo y medidas represivas. Esta receta, como resulta evidente, no lo resuelve. El Paraguay necesita y con urgencia que las autoridades electas comiencen a trabajar seriamente en formular las políticas públicas para enfrentar esta situación.
Un hombre fue asaltado por tres sujetos armados dentro del Jardín Botánico y Zoológico de Asunción. Como no tenía nada de valor, los delincuentes lo despojaron de sus prendas deportivas, dejándolo en ropa interior.
Mientras los hechos de delincuencia se suceden a diario, castigando a la población no solamente con la pérdida de sus bienes sino además causándoles daños físicos y emocionales, el Gobierno no acierta a formular planes para mitigar la grave situación. No caben dudas de la escasa credibilidad de la Policía Nacional, así como se hace cada vez más evidente de parte de nuestra clase dirigencial la total incapacidad para formular las necesarias políticas públicas que aborden la compleja problemática.
El asalto tipo comando registrado en la noche de este sábado en un supermercado de Ñemby dejó como saldo cuatro guardias heridos y una pérdida de más de G. 100 millones. Los investigadores presumen que los responsables son profesionales, por la forma tan preparada con que atacaron.
Cinco hombres armados ingresaron a una playa de autos y, tras reducir a los empleados, se llevaron dos vehículos y pertenencias del propietario. Ocurrió en la ciudad de Ñemby. Uno de los autos fue abandonado media hora después.