Editorial ÚH

Recordar a los ausentes y clamar por el fin de la violencia

El tiempo de la Navidad es sinónimo de alegría y de reencuentro familiar; es una ocasión para compartir los afectos y las esperanzas en los hogares. Hoy más que nunca debemos tener presentes a los más necesitados, a los que más sufren, los que soportan ausencias. La pandemia del Covid se cobró más de 16.500 vidas, víctimas no solamente de la enfermedad sino también de la desidia del Estado y de un sistema de salud deficiente. También es momento de recordar a las personas que siguen secuestradas en manos de grupos criminales armados y exigir la liberación de: Edelio Morínigo, Félix Urbieta y Óscar Denis. Navidad es un momento propicio para recordar a las víctimas de la violencia: 35 mujeres que dejan a 61 niños huérfanos son cifras que demandan mayor compromiso para garantizar el derecho a la seguridad y a condiciones de vida digna en el país.