22 abr. 2024

Inundaciones

Miles de familias están afectadas por las inundaciones tras las intensas lluvias en Ñeembucú y los productores de la zona lamentan la falta de asistencia y el abandono total por parte del Gobierno en medio de la crítica situación que atraviesan.
Las inundaciones causan pérdidas a productos de arroz y de soja de la ciudad de Yuty, Departamento de Caazapá.
Cinco comunidades ribereñas del Departamento de Ñeembucú se encuentran totalmente aisladas por la crecida del Paraná. Además, se suspendieron las clases en las instituciones educativas por el riesgo que representan las inundaciones para los estudiantes.
La crecida del río Paraná afecta a otra zona del Departamento de Misiones. Se trata de la compañía Panchito López, del distrito de Yabebyry, donde las casas de los pobladores están llenas de agua.
La situación es complicada para los pobladores de San Isidro Sexta Línea, distrito de Domingo Martínez de Irala, Departamento de Alto Paraná, por la crecida del arroyo Ytuti.
La crecida del río Paraná provocada por las intensas lluvias ya desplazó a un total de 2.000 familias ribereñas de comunidades de los departamentos de Alto Paraná, Misiones, Itapúa, de acuerdo con las cifras de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).
La Junta Departamental de Misiones declaró en estado de emergencia departamental en la zona, debido a las inundaciones y la crecida del Río Paraná, tras las lluvias registradas en los últimos días.
La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) solo cuenta con recursos para salarios y viáticos, no para hacer frente a los destrozos que pueden ocasionar los fenómenos climáticos.
Carlos Duarte, el intendente de Ayolas, declaró en alerta roja a la ciudad del Departamento de Misiones, debido a que se prevé una crecida del río Paraná de hasta cinco metros para el final de esta jornada, que podría dejar bajo agua a varios barrios, afectando de esta manera a unas 600 familias.
Más de 100 milímetros de agua cayeron en menos de 30 minutos tras las lluvias caídas en Coronel Oviedo. La situación causó inundaciones en varios puntos de la ciudad.
Una gran cantidad de socorristas se encuentran en la búsqueda de los miles de desaparecidos en Libia, una semana después de las trágicas inundaciones causadas por la tormenta Daniel.
El paso de un ciclón extratropical por el sur de Brasil provocó inundaciones masivas y la muerte de por lo menos 37 personas desde el pasado fin de semana, mientras que otras 9 permanecen desaparecidas, según informaron autoridades estatales este miércoles.
Según afirmaron desde el MOPC, la ciudad de Pilar ya está protegida de una eventual crecida del río Paraguay, debido a que la obra de la Defensa Costera está a punto de concluir, con un 98% de avance.
El meteorólogo Marcos Maqueda explicó que El Niño llegaría a finales de este 2023 y traerá consigo el aumento de la frecuencia de las lluvias y la crecida de nuestros ríos.
Las intensas lluvias que se vienen registrando en el Bajo Chaco ya dejaron a su paso más de 7.000 familias indígenas damnificadas. Los afectados piden asistencia, alimentos, medicamentos y reclaman caminos de todo tiempo.
La Dirección de Meteorología e Hidrología emitió este viernes una alerta sobre el desarrollo de tormentas fuertes y precipitaciones para tres departamentos del Norte de ambas regiones. El fenómeno se registraría en tres departamentos que están goleados por las inundaciones.
Tras el pedido de las autoridades municipales, autoridades de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) llegaron este jueves a Puerto Pinasco, Departamento de Presidente Hayes, con apoyo de víveres.
Las precipitaciones acumuladas en el norte de la región Oriental, principalmente durante las últimas semanas, fueron cuatro veces superiores al promedio habitual registrado durante febrero.
Más de 20.000 familias ya fueron asistidas a causa de las inundaciones que se generaron tras las intensas lluvias registradas en los departamentos de Amambay, San Pedro, Itapúa y Alto Paraguay.
Alrededor de 80 familias afectadas por la crecida del río Paraná en el distrito de San Cosme y Damián, Departamento de Itapúa, recibieron asistencia de parte del Gobierno departamental. Hasta el momento siguen la entrega de víveres, medicamentos y carpas.
La lluvia no fue sinónimo de bonanza para el Chaco esta vez. En el Alto Paraguay las precipitaciones están causando graves daños y perjuicios. Localidades enteras han quedado bajo agua, los pobladores lo han perdido todo y además se encuentran aislados. Esta realidad extrema no se aleja demasiado, sin embargo, de la cotidianidad que padecen estos compatriotas. Hay zonas del Chaco paraguayo en donde prácticamente no hay presencia del Estado, y en donde la hay; esta es absolutamente limitada e insuficiente.
La preparación de los países es insuficiente para hacer frente al creciente número de desastres naturales —sean terremotos, inundaciones o huracanes—, limitándose a reaccionar más que a prevenir, lamenta un informe publicado este martes, que pide repensar la gestión de estos riesgos.
Vecinos de Fernando de la Mora piden a gritos la ayuda de las autoridades municipales que a consecuencia de las lluvias quedan aislados.
La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) emitió el sábado una alerta especial ante la llegada a la isla de Kyushu (suroeste), el domingo, del poderoso tifón Nanmadol, calificado de tormenta “sin precedentes” en el país.
Los peligros climáticos han agravado, en algún momento de la historia, el 58% de las enfermedades infecciosas humanas, según un estudio publicado en Nature Climate Change, que constata que el cambio climático continuado conlleva riesgos para la salud humana.
El número de muertos por las fuertes lluvias en la región metropolitana de la ciudad brasileña de Recife (noreste) se elevó este martes a una centena y el de desaparecidos bajó a 16, según el último reporte de los organismos de socorro.
La tragedia ocasionada por las fuertes lluvias en la región metropolitana de Recife, Brasil, con 91 muertos y 26 personas desaparecidas hasta el momento, moviliza las diferentes fuerzas en el país en las labores de rescate y atención a las víctimas que sobrevivieron.
Lluvias torrenciales provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra en el estado brasileño de Rio de Janeiro, dejando al menos 14 muertos, entre ellos ocho niños, y cinco desaparecidos, dijeron las autoridades el sábado.
Las fuertes lluvias que devastaron parte de la ciudad brasileña de Petrópolis, en la región serrana de Río de Janeiro, ya han dejado 176 muertos y unos 200 heridos, en lo que ya está considerada como la mayor tragedia climática en el municipio.
Las fuertes lluvias de verano que por estos días azotan varias regiones de Brasil no dan tregua y continúan en avanzada expandiéndose a otras zonas del país, como el turístico distrito de Porto de Galinhas, una de las playas más visitadas en vacaciones y que seguía este domingo con inundaciones.
El ojo del “extremadamente peligroso” huracán Ida tocó tierra este domingo en Luisiana (EEUU) con vientos máximos sostenidos de unas 150 millas por hora (240 kilómetros por hora) y ráfagas todavía más intensas, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).