25 feb. 2024

corrupción

Hace 35 años comenzamos a transitar la senda de la democracia, tras vivir 35 años en una dictadura que despreciaba la vida, la libertad y los derechos. En el transcurso de estas tres décadas hemos vivido algunos sobresaltos, pero sin dudas la democracia, con todas sus imperfecciones, ha logrado sostenerse. Hoy, nos enfrentamos al gran desafío de vencer el cáncer de la corrupción que destruye a la sociedad, así como el clientelismo que atenta contra el principio de la igualdad, tal como se expresa en los insultantes casos de nepotismo.
Paraguay subió del puesto 11 a la tercera posición de actores criminales en el mundo, destacándose su influencia dentro de la sociedad y del Estado, según el índice global de crimen organizado. Los hallazgos coinciden con los casos de narcotráfico, lavado de dinero y corrupción vinculados a la clase política.
Según la investigación del Instituto de Derecho y Economía Ambiental, presentada a la Contraloría de la República sobre perfiles de autoridades públicas que presentan inconsistencias, se ha notado un crecimiento patrimonial en el caso de varias autoridades. La Contraloría afirma que iniciará un examen de correspondencia para corroborar si hubo crecimiento patrimonial indebido. No obstante, independientemente de las denuncias, debe preocuparnos como sociedad lo que representa hoy la política para los paraguayos.
Un funcionario del Instituto de Previsión Social (IPS) fue detenido este viernes mientras marcaba su ingreso debido a las pruebas que lo vinculan a la rosca que exigía dinero a cambio de cargos y ascensos. Suman seis las personas investigadas.
Según un informe publicado por el Ministerio Público en el año 2023, se obtuvieron comisos de activos, multas, reparación del daño social y recuperación de dinero a favor del Estado por valor total de G. 16.019.281.768 a través de emblemáticos casos de corrupción.
Tras las impactantes revelaciones que se obtuvieron con la operación Dakovo, que logró exponer tan explícitamente los alcances del crimen organizado en cuanto al tráfico de armas, sobrevino una situación por de más escandalosa: la implicación de altos militares en actividades criminales. Esta fue sin dudas una dolorosa comprobación del elevado nivel de infiltración del poder mafioso dentro de las instituciones del Estado paraguayo. Además de ser profundamente vergonzoso, esto implica un ataque a la democracia.
El Congreso Nacional rompió récord esta semana con el proyecto de la ley de superintendencia; los senadores tardaron 15 minutos para aprobar; los diputados 11 minutos. En una convulsionada jornada, los diputados también aprobaron ley que suaviza penas para corruptos y los senadores salvaron al cartista Hernán Rivas, acusado de tener un título falso de abogado. Y como les quedó tiempo, también mutilaron la ley de puerta giratoria. Este es el espantoso combo navideño que el Parlamento le ofrece al pueblo paraguayo.
El ex gobernador de Presidente Hayes, Óscar Ñoño Núñez, fue condenado este viernes a 11 años de cárcel por un perjuicio económico superior a G. 42.500 millones (unos USD 5,7 millones) a la citada Gobernación chaqueña. Núñez es hermano del senador cartista Basilio Bachi Núñez y logró evitar el proceso por ocho largos años.
El gobernador del Guairá, César Luis Sosa Fariña, presentó este lunes su informe público de gestión por los 100 días de Gobierno y en la ocasión aseguró que con su equipo combatirá la corrupción y las mentiras.
Decir que se alarga la definición del juicio contra Insumos Médicos SA (Imedic) por el supuesto contrabando de camas hospitalarias durante la pandemia del Covid-19 sería un eufemismo. La Fiscalía acusa al clan Ferreira de traer en el 2020, desde China, junto con los insumos médicos para la pandemia, 50 camas hospitalarias que trataron de ingresar en forma ilegal para evadir impuestos. El sinuoso proceso por hechos que acontecieron hace ya tres años, en plena situación de crisis mundial, podría figurar en los manuales de la impunidad.
La Cumbre de Poderes, encabezada por el presidente Santiago Peña, finalmente presentó la Estrategia Nacional contra la Corrupción. Además, invitan a la ciudadanía a aportar sus propuestas o comentarios para mejorar el plan.
La visita del funcionario del Departamento de Estado de EEUU, coordinador adjunto global en Anticorrupción, Brendan Boundy, quien mantiene reuniones con el sector público y privado, es un recordatorio del gran desafío que enfrentamos en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado. En Paraguay el desafío es mayor, pues la corrupción, que es endémica, tiene como principal respaldo a la impunidad, a su vez reforzada por una Justicia parcialista. Urgen acciones más eficaces antes de que sea demasiado tarde para el sistema democrático.
El obispo de Caacupé, Ricardo Valenzuela, en su homilía de este domingo cuestionó a los corruptos de las comunidades cristianas y los tildó de “grandes desmemoriados”.
Un ex funcionario del Ministerio de Hacienda viene eludiendo a la Justicia desde hace 21 años. En una de sus causas, fue denunciado en el 2002, por el entonces ministro Óscar Stark, por haber desviado a su cuenta personal más de G. 1.724 millones de los fondos del Banco Mundial. Se trata de otro caso de impunidad a un hecho de corrupción pública como resultado de maniobras y chicanas judiciales. Estos hechos solamente consiguen socavar, más aún los cimientos del sistema democrático.
Una campaña internacional sostiene que Paraguay aún sigue siendo un “cuasi paraíso fiscal”, ante la baja presión fiscal. Cuestiona la falta de acciones del Poder Judicial ante los niveles de corrupción y demanda mayor inversión en educación.
Flores con los rostros de ex ministros cuestionados y políticos procesados por hechos de corrupción florecieron frente al Poder Judicial. También se presentó la galería del Corruptour ante las chicanas que se presentan para dilatar los procesos.
Vicente Bataglia, ex titular del Instituto de Previsión Social (IPS), envió una nota al fiscal general del Estado para ponerse a disposición de los investigadores tras una denuncia presentada al Ministerio Público por parte de la Contraloría General de la República (CGR), que detectó graves irregularidades.
Tras una investigación interna, el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) detectó presuntas irregularidades que provocaron un daño patrimonial de G. 1.000 millones. Por la carga irregular de combustibles, siete funcionarios fueron separados de sus cargos. Se presentó una denuncia ante el Ministerio Público.
El Ministerio de Economía anunció que transparentará el cronograma del proceso de transferencias y planteó un trabajo en conjunto con la Fiscalía, como medidas anticorrupción tras la detención de funcionarios por presunta coima.
Lejos aún de sus primeros cien días de gobierno, a Santiago Peña le queda capital para plantear las alternativas a los numerosos problemas que aquejan al país. Para lograrlo, sin embargo, deberá rodearse de los mejores profesionales y vincularse con personas que no carguen encima investigaciones o escándalos de corrupción pública, como se ha visto. El presidente debería, asimismo, priorizar acciones en beneficio de la ciudadanía en vez de privilegiar a sectores políticos y económicos. Gobernar para la gente será la clave de credibilidad.
El presidente de la República, Santiago Peña, y otras autoridades nacionales celebraron este miércoles el Día del Agente de la Policía Nacional. Los festejos se dan en medio de varios escándalos, hechos de corrupción y hasta crímenes que presuntamente involucran a policías.
El presidente Santiago Peña dirigió la primera reunión del Consejo de Ministros de la República, donde les bajó varias líneas de su nuevo gobierno. Les instruyó a armar sus “equipos de confianza” y trabajar juntos, mientras que les prohibió de forma tajante hacer “lobbies individuales” para sus presupuestos.
Con la firma de un acta de compromiso de creación de estrategias para el combate contra la corrupción concluyó este jueves la segunda cumbre de poderes encabezada por el presidente de la República, Santiago Peña, en el Palacio de López.
Una agenda bastante pesada es la que convocó a una inesperada cumbre de poderes, el pasado domingo. Lucha contra la corrupción, el contrabando, el tráfico de drogas y de armas fueron algunos de los temas que se trataron en la residencia presidencial donde se reunieron titulares de los tres poderes. La iniciativa de colaboración y el trabajo en equipo siempre serán bienvenidos, pero no se debe perder de vista que cada institución ya tiene asignada su función. Las cumbres no serán la solución si cada entidad no hace su trabajo.
La primera Cumbre de Poderes del gobierno de Santiago Peña tuvo como eje central la lucha contra la corrupción, el contrabando, el narcotráfico y el tráfico de armas. Además, señalaron que se volvió a abordar sobre la eliminación de la Senac.
El presidente Santiago Peña convocó este domingo a una cumbre de poderes para coordinar las tareas en el combate a la corrupción. De la reunión participarán los presidentes de los poderes del Estado, el fiscal general del Estado y el vicepresidente, Pedro Alliana.
Un Tribunal de Sentencia admitió el retiro de la acusación fiscal y sobreseyó a los procesados Juan Galeano Grassi, Juan Oliver Mendoza y Cándido Brizuela por el caso de la manifestación durante la pandemia sanitaria.
El hallazgo y la incautación de un nuevo cargamento de drogas provenientes de nuestro país en un puerto europeo constituye un hecho de ribetes escandalosos. La información, sin lugar a dudas, viene a confirmar que el Paraguay es un país muy poco serio, con una frágil institucionalidad que ha permitido no solamente habernos convertido en la nueva ruta privilegiada del narcotráfico, sino también transformarnos en un paraíso para el lavado de activos provenientes del crimen organizado. La corrupción nos da una imagen pésima.
Mientras el presidente de la República realiza uno de sus últimos viajes antes de traspasar el poder, el Paraguay una vez más ha quedado a cargo de un presidente en ejer- cicio, Hugo Velázquez, quien hace casi un año fue designado como significativamente corrupto por el Departamento de Estado de EEUU. Sumado a ese hecho se cuenta el actual tembladeral causado por la imputación de un diputado colorado que fue reelecto, pero como senador. La normalización de la corruptela en la esfera política pone en riesgo el sistema democrático.
El candidato a diputado por Capital, Tati Giménez, del Partido Patria Querida, presentó un proyecto donde propone una ley anticoimas buscando combatir la corrupción en las entidades públicas. La propuesta se encuentra en estudio y tratamiento en la Cámara Baja.
La corrupción es un flagelo que afecta a todos y en todos los ámbitos en Paraguay. El pago de una coimas y chantajes, la compra de votos, el tráfico de influencias y la colusión para conseguir ventajas en el sector público, la planificación tributaria abusiva, el uso de los recursos públicos para favorecer arbitrariamente a un sector político son diferentes formas en que se manifiesta la corrupción cotidianamente. Estas conductas no son de todos los paraguayos, sino de unos pocos que hacen sentir que todo el país es igual.