27 feb. 2024

Alfredo Stroessner

Carlos Casco, recordando lo vivido durante la dictadura de Alfredo Stroessner, afirmó que tiene grabada la imagen del rostro del ex comisario stronista Eusebio Torres y aseguró que todos los hechos que cometió no se puede borrar.
Los avances en los indicadores sociales en Paraguay son recientes. El fin del gobierno de Stroessner dejó un país sumido en el analfabetismo, pobreza, altas tasas de mortalidad, bajas coberturas de servicios sociales. La transición permitió mejorar la calidad de vida, pero los avances han sido lentos y tardaron en iniciarse. Recién en el 2000 se visibilizan cambios relevantes. Paraguay continúa en la cola de los países latinoamericanos, lo que exige ampliar la cobertura de los programas y mejorar sustancialmente la calidad de la política pública.
El historiador Claudio Fuentes consideró que la “democracia se enfrenta a la difícil tarea de satisfacer las expectativas ciudadanas en un entorno político cada vez más complejo” a 35 años de la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner.
Miguel Prieto, el intendente de la Municipalidad de Ciudad del Este, se refirió al dictador Alfredor Stroessner (1954-1989) durante un acto por los 67 años de la Comuna, cuando reflexionó que era un “momento para honrar” a los pioneros.
El vicepresidente Pedro Alliana recordó la caída de Alfredo Stroessner y su régimen dictatorial hace 35 años. Hasta el momento, es la única autoridad del Ejecutivo que se pronunció sobre la consolidación de la democracia en Paraguay.
1989, Cinco momentos se llama el trabajo investigativo donde se rescata la edición de cinco periódicos que cubrieron el golpe militar que derrocó a Alfredo Stroessner. Se trata de un aporte para “refrescar la memoria” sobre uno de los momentos más trascendentales de la historia, según su autor.
El historiador Herib Caballero hizo hincapié a través de radio Monumental a un aniversario más de un suceso que abrió las puertas de la democracia en el país (golpe de Estado de 1989) y mencionó que aún falta mucho tiempo para tener más años de democracia.
Hace 35 años comenzamos a transitar la senda de la democracia, tras vivir 35 años en una dictadura que despreciaba la vida, la libertad y los derechos. En el transcurso de estas tres décadas hemos vivido algunos sobresaltos, pero sin dudas la democracia, con todas sus imperfecciones, ha logrado sostenerse. Hoy, nos enfrentamos al gran desafío de vencer el cáncer de la corrupción que destruye a la sociedad, así como el clientelismo que atenta contra el principio de la igualdad, tal como se expresa en los insultantes casos de nepotismo.
La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), en atención a los 35 años de la caída de la dictadura, ratificó más que nunca la importancia de la democracia, mientras ve con preocupación el crecimiento de modelos autoritarios en la región y en Paraguay.
En este inicio del mes de febrero no estamos celebrando tan solo un aniversario más de un suceso que abrió las puertas de la democracia en el país, celebramos los 35 años de nuestra democracia, que es el periodo más extenso que el Paraguay ha vivido sin conflictos ni dictaduras. Es probable que una vez más en esta jornada estarán ausentes los recordatorios oficiales, pero la ciudadanía conoce el valor y la importancia de vivir en democracia, la que incluso con sus imperfecciones siempre será mejor que un régimen autoritario y despótico.
El historiador Claudio Fuentes recordó la gesta del 2 y 3 de febrero, señalando que la dictadura de Alfredo Stroessner fue derrocada desde el propio stronismo para preservar el sistema de Gobierno.
Analista sostiene que el gobierno de Santiago Peña se caracteriza por buscar concentrar el poder como lo hacía Stroessner. Mencionó que el Ejecutivo no busca dialogar e impone sus ideas.
El médico, escritor, y columnista Alfredo Boccia destacó los pocos avances en materia de salud, educación y empleo que acucian al país desde la caída de la dictadura. Mencionó que la corrupción sigue siendo un tema predominante desde aquel entonces, pese a creer que con el advenimiento de la democracia se reforzarían las instituciones.
“Los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla”. No por gastada, la frase ha perdido su valor, especialmente en el Paraguay que recordará dentro de unos días un aniversario más del día en el que un golpe de Estado puso fin a una sanguinaria dictadura que duró 35 años. Alfredo Stroessner lideró con mano de hierro por más de tres décadas un país donde no se respetaban derechos ni libertades. Lamentablemente, en democracia no se pudo construir la memoria de lo que fue un régimen que nunca tuvo respeto por la vida.
Avances y retrocesos que marcan 35 años de democracia en Paraguay, tras el derrocamiento del gobierno de la dictadura de Alfredo Stroessner.
Rogelio Agustín Goiburú, director de Reparación y Memoria Histórica del Viceministerio de Justicia y uno de los referentes en la lucha contra la dictadura, afirmó que no existen grandes avances en cuanto a justicia, educación y salud en nuestro país, aún después de 35 años de democracia.
Puede que todavía no se les haya pasado el piré vaí que les quedó al escuchar la Carta al pueblo paraguayo, leída el 8 de diciembre en la festividad de Caacupé por el monseñor Ricardo Valenzuela, quien les dijo a las autoridades un par de verdades que hace rato necesitaban escuchar.
Durante los primeros minutos de este viernes 3 de noviembre se volvieron a escuchar bombas y tímidos festejos en distintos puntos del país. Las personas nostálgicas a la violenta dictadura de Alfredo Stroessner volvieron a festejar su cumpleaños. ¿Cuál es el origen del término “fecha feliz”, un día de adulación y el culto a la personalidad?
Cada 30 de agosto, desde el 2010, se recuerda el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas y en Paraguay conmemorarán a las 456 personas desaparecidas de la dictadura de Stroessner a lo largo de sus 35 años en Paraguay.
El presidente electo de la República, Santiago Peña, se trasladará en un lujoso Rolls-Royce Corniche 2 desde el Palacio de Gobierno hasta la Catedral.
Por 41 votos, la Cámara de Diputados rechazó el veto total del Ejecutivo al proyecto de indemnización para los ex militares que participaron del golpe de 1989. El documento fue ratificado y enviado al Senado para su consideración.
Un compatriota, hijo de paraguayo exiliado y desaparecido en el marco del Plan Cóndor en Argentina, pudo entregar al papa Francisco, en sus propias manos, en el Vaticano, ejemplares de Ventanas Abiertas sobre la dictadura stronista.
El presidente electo Santiago Peña resaltó el gobierno de Alfredo Stroessner y la hegemonía colorada. Alegó que en Paraguay se instaló un “discurso de odio” contra la ANR, pero reiteró que “solo con títulos no se logran los cambios”. También afirmó que su gabinete estará conformado meramente por colorados.
Constantino se denomina un nuevo reportaje documental que trata la historia de un conocido dirigente de las Ligas Agrarias Cristianas (LAC), quien fue torturado en la dictadura de Alfredo Stroessner. Su estreno se hará en Asunción este miércoles.
El Congreso Nacional sancionó finalmente este miércoles el proyecto de indemnización a ex militares que participaron del golpe de 1989. El monto fue sustancialmente reducido por el Senado a 750 jornales, atendiendo a que la cantidad de veteranos ronda los 1.400.
Adriana Sartorio, científica especialista en biología y ciencias forenses, informó que arribará al país para contribuir en la identificación de las víctimas de la dictadura stronista.
La desafortunada declaración del candidato colorado a la presidencia de la República sobre las más de tres décadas de gestión del dictador Alfredo Stroessner suscitó una enérgica reacción ciudadana. Algunos sectores señalaron los escasos avances en materia social, otros el manejo discrecional de la economía y, por supuesto, dada la crueldad del régimen no faltaron las alusiones a la represión política y a la ausencia de democracia. La recuperación de la memoria es fundamental para una sociedad que quiere avanzar hacia el futuro.
Varios profesionales y políticos cuestionaron la figura de Santiago Peña, candidato a presidente por el Partido Colorado, tras haber elogiado la dictadura de Alfredo Stroessner en un medio brasileño.
En un nuevo episodio de La Hoja Suelta, un pódcast de Última Hora de entrevistas a escritores, el historiador argentino Mariano Damián Montero habla sobre Agapito Valiente, Stroessner kyhyjeha, la biografía que escribió sobre Arturo López Areco, docente, gremialista, comunista y guerrillero durante la dictadura de Alfredo Stroessner.