27 may. 2024

educación

La lectura es “una necesidad fundamental” con un “impacto enorme en el desarrollo humano e intelectual de las personas”, pero es un hábito que se está extinguiendo entre los niños y adolescentes y al que la comunidad educativa “está renunciando” de una manera “misteriosa, alarmante y dramática”.
Se reactiva un nuevo ciclo escolar, con los mismos arquetipos negativos anuales, toda vez que observamos los datos de aulas en mal estado, infraestructura en general muy deteriorada, falta de inversión edilicia, poca actualización e instrucción del plantel docente, y marco referencial de tire y afloje en torno a la merienda escolar, banalizados en discusiones político-partidarias, especialmente en el Parlamento.
Aproximadamente, unos 1.300.000 niños y adolescentes paraguayos retornaron a clases en los establecimientos educativos públicos hace unos días, y el escenario que hallaron muchos de ellos ha sido el de una infraestructura deficiente y precariedades. A pesar de que la Constitución Nacional consagra el derecho a la educación, frente a la realidad a la que asistimos, parecen apenas palabras vacías de significado debido a la ceguera de nuestros líderes políticos para anteponer los intereses de la mayoría y apostar por el presente y el futuro del país.
El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que el promedio de estudios de la población paraguaya de 15 años en adelante es solo de 9,9 años, lo que representa un nivel de estudios que alcanzaría hasta el noveno grado de la Educación Escolar Básica.
Con 25 años de trayectoria, el Escolar ÚH 2024 vuelve a los hogares del país renovado y recargado de opciones para aprender.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.
Los docentes organizados piden que se cumplan las leyes y se concursen los nombramientos ante la desvinculación de 650 educadores. Piden reunirse con el ministro de Educación y Ciencias, Luis Ramírez, y no descartan medidas de protesta.
La compra de costosos sillones para los senadores despertó la crítica incluso del sector público. Por otro lado, hay autoridades que justifican este despilfarro, como el caso del ministro de Educación, Luis Ramírez, quien incluso reconoce su bajo presupuesto para responder a las carencias de un área tan sensible para el país.
El mejor egresado del Colegio Nacional Fernando de la Mora tuvo que presentar un discurso falso de solo cuatro párrafos para que sea aprobado, aunque el día del acto de graduación cuestionó ampliamente el sistema educativo y a las autoridades, incluso la inversión deficiente.
La sicóloga infantil Belén Espínola, especialista en educación emocional en niños, compartió con Última Hora una charla donde manifestó que la mejor herencia que podemos dejarles a nuestros hijos es una buena educación emocional.
La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) se pronunció acerca de la situación en salud, educación y justicia social. Criticaron a gobernantes por mostrarse “insensibles” y “piensen solamente en su bienestar autoasignándose jugosos salarios”.
En el Día Mundial del Docente los maestros y maestras saldrán de las aulas y marcharán por el microcentro de Asunción, para exigir garantías de financiamiento para el sector educativo.
Una campaña internacional sostiene que Paraguay aún sigue siendo un “cuasi paraíso fiscal”, ante la baja presión fiscal. Cuestiona la falta de acciones del Poder Judicial ante los niveles de corrupción y demanda mayor inversión en educación.
Hace 134 años se fundó la primera casa de educación superior en el Paraguay. Se trata de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), inaugurada el 24 de setiembre de 1889.
Al día siguiente de asumir, en un evento titulado “El resurgir de un gigante”, el presidente Santiago Peña sostuvo ante invitados extranjeros y empresarios locales que “el Paraguay ya fue un país de grandeza, fue el primer país en erradicar el analfabetismo en Latinoamérica”.
Blanca Gómez Cuyer (ANR), concejala de Guairá, preocupada por la situación de salud mental en el área de educación, solicitó a la Junta Departamental la declaración de emergencia educativa en la zona. Los ediles de forma unánime aprobaron dicho pedido.
Luis Ramírez, el nuevo ministro del MEC, volvió a hablar sobre la situación presupuestaria de la cartera que asumió. Ahora, sostuvo que el presupuesto del 2024 tendrá un desfinanciamiento de alrededor de USD 460 millones.
El nuevo presidente Santiago Peña se comprometió, en su discurso de apertura, a ejercer un liderazgo firme y ético, basado en la transparencia. De él se espera que sea capaz de dialogar con todos los sectores políticos, y que gobierne para el bienestar de todos los paraguayos. Debe, sin embargo, considerar antes el peligroso copamiento del sector colorado cartista en el Ejecutivo, el Congreso, el Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, pues tiene grandes problemas nacionales en su agenda.
Durante su primer encuentro con el sector empresarial, el ahora presidente de la República, Santiago Peña, resaltó el potencial de Paraguay para el comercio regional, debido a su “ubicación geoestratégica”, la hidrovía Paraná-Paraguay y el Corredor Bioceánico. Recordó que, pese a las pérdidas históricas por la Guerra de la Triple Alianza, el Paraguay pudo tener avances en los últimos años.
Como bien sabemos, la educación es una de las principales herramientas para reducir la desigualdad, pues ella reduce las brechas. Y, en un país con los niveles de desigualdad que tiene el Paraguay, será clave para el nuevo gobierno aunar sus mejores esfuerzos, sus mejores recursos, para ofrecer entornos seguros para los estudiantes y maestros, y una infraestructura adecuada a los desafíos del presente; todo para lograr una educación pública de calidad y que ya no excluya a ningún niño, niña, adolescente o joven paraguayo.
Los colorados sostuvieron las mentiras que usaron para mantener los votos duros de un electorado conservador que no tiene clara la diferencia entre ideología y teoría de género, contexto que fue aprovechado por los cartistas para seguir apostando por el statu quo en el Gobierno y por defecto un retroceso en las políticas públicas del país.
La clase política cuando está en campaña y persigue votos hace muchas promesas. Sin embargo, nunca asumen esos políticos que la desastrosa situación en la que se encuentra el país es su exclusiva responsabilidad. En el particular caso de la educación, formulan críticas y se rasgan las vestiduras, como si no fueran sus mismos partidos políticos y sus mismos parlamentarios quienes, durante décadas, le han negado un presupuesto adecuado. Para ellos hablar de educación no pasa del discurso, y ha llegado el momento de pasar a la acción.
La diputada Virina Villanueva, criticada por su dicción en el idioma español, cuestionó el nivel de educación que reciben los niños y niñas en el país, especialmente aquellos que viven en las zonas rurales. Dijo que su deseo es que ningún otro reciba la formación que a ella le tocó.
Un grupo de padres se encadenaron este viernes en una escuela de Ñemby, Departamento Central, en reclamo de la precariedad existente en el centro educativo.
El futuro ministro del MEC, Luis Ramírez, afirmó que apunta a un cambio en la malla curricular en todo el país, recuperar los congresos educativos nacionales, tener docentes más formados, buscar mayores recursos para el sector, garantizar el almuerzo y merienda escolar, y negó que pretenda implementar la agenda globalista o la ideología de género.
El futuro ministro de Educación, Luis Ramírez, anunció este miércoles que el actual jefe de Gabinete de la Comuna de Asunción, Federico Mora, será su viceministro de Educación Superior.
La Universidad Nacional de Villarrica se convertirá en sede de un importante congreso internacional sobre Educación, según lo anunciaron las autoridades.
En una movilización por Asunción, sindicatos de docentes exigen al MEC la postergación del estudio de un modelo de educación, que el MEC vuelva a actuar como ente rector, la dignificación del trabajo de los educadores y manifiestan preocupación ante la falta de planes para la educación por parte de los candidatos electorales.
En el Seminario Metropolitano se lleva adelante el Primer Congreso Nacional de Educación Católica con el lema “La educación es siempre un acto de esperanza, que desde el presente mira al futuro”.
El Comité Paraguay Kansas (CPK), organiza una Feria Internacional de Educación que se celebrará durante dos jornadas y tendrá como sede a Asunción y Ciudad del Este. El acceso será libre y gratuito.