17 may. 2024

Las mentiras cartistas en contra de la educación

Los colorados sostuvieron las mentiras que usaron para mantener los votos duros de un electorado conservador que no tiene clara la diferencia entre ideología y teoría de género, contexto que fue aprovechado por los cartistas para seguir apostando por el statu quo en el Gobierno y por defecto un retroceso en las políticas públicas del país.

La Cámara de Diputados se ratificó ayer en sus intenciones de derogar la cooperación de la Unión Europea para la educación y quedó una vez más en evidencia lo inescrupuloso que puede ser el Partido Colorado al poner en riesgo recursos para uno de los pilares de desarrollo de un país.

El Ministerio de Educación arrastra un déficit histórico en su presupuesto y también históricamente depende de donaciones internacionales para complementarlo. Por ejemplo, si entra en vigencia la derogación, el nuevo Gobierno deberá conseguir los G. 110.000 millones para cubrir las necesidades solo de este año, según alertó el propio ministro Nicolás Zárate, quien defendió fervientemente la cooperación, pero ya tarde y sin un apoyo real del presidente Mario Abdo. El mandatario ahora tiene la responsabilidad de vetar el proyecto que también es cuestionado por su validez por querer anular un tratado internacional.

Los colorados son responsables, además de la gran confusión, distracción y hasta de la atención de cooperantes que veían con sorpresa esta inédita posición.

El senador y futuro ministro del Interior, Enrique Riera, fue uno de los principales impulsores de la derogación e irónicamente fue quien firmó el convenio con la UE en el 2016, cuando se desempeñaba como ministro de Educación. En ese momento, no veía inconvenientes de contar con estos recursos, pero en la campaña electoral del año pasado empezó a recurrir a mentiras. Dijo que la Unión Europea financia el Plan Nacional de Transformación Educativa y que su aporte está condicionado a la incorporación de la ideología de género en las escuelas, cuando en realidad el dinero está destinado a merienda y kits escolares sin condicionamientos. Además, está bastante gastado el uso de “ideología de género”, un término inventado por grupos antiderechos en forma despectiva y que se diferencia de la teoría de género, un concepto basado en el conocimiento científico para discutir sobre las desigualdades y opresiones que afectan de forma específica a las mujeres y a personas no binarias.

Otro fuerte promotor de la eliminación de la cooperación es el diputado Raúl Latorre, quien se declara provida y profamilia, pero contradictoriamente tuvo que enfrentar una denuncia de acoso a una joven. “Defendimos la familia paraguaya y nuestra soberanía”, celebró el hipócrita cartista acosador al lado de su esposa embarazada y otro hijo en brazos.

En las afueras, la senadora Lizarella Valiente, una provida coyuntural, intentaba mantener la confianza de un reducido grupo de conservadores que se movilizó en la Plaza de Armas en la sesión de ayer.

Otra contradicción. Suena lógico que la Unión Europea analice el retiro de otras cooperaciones, como advirtió Nicolás Zárate. Por ejemplo, nadie habló de la donación de 12 millones de euros que realizó el bloque europeo en el 2019 para el apoyo de micro, pequeñas y medianas empresas. Es decir, financia el Programa Mipyme Compite, una bandera del Ministerio de Industria y Comercio, pero también del sector privado que lo implementa a través de la Unión Industrial Paraguaya y la Federación de Cooperativas de la Producción.

Incluso este año se anunció la continuidad de este programa, noticia celebrada por el empresariado, que parece estar muy conforme con el dinero que ejecuta de la UE. Es decir, se rechaza una donación para que un Ministerio pueda complementar su presupuesto, pero se acepta con los brazos abiertos otra donación de la misma fuente que está a cargo del sector privado.

Más contenido de esta sección
No se admitirá a homosexuales. Tampoco chicos con aritos ni tatuajes. No se admitirá a jóvenes que solo hablen guaraní o aquellos que visten todo de negro, se pinten el pelo o usen ropa oversize. No se admitirá nenes que usen camiseta rosa o niñas que lleven el pelo corto como varones o usen piercing o cualquier otra “cosa rara” que pueda incidir en el resto del grupo.
Se reactiva un nuevo ciclo escolar, con los mismos arquetipos negativos anuales, toda vez que observamos los datos de aulas en mal estado, infraestructura en general muy deteriorada, falta de inversión edilicia, poca actualización e instrucción del plantel docente, y marco referencial de tire y afloje en torno a la merienda escolar, banalizados en discusiones político-partidarias, especialmente en el Parlamento.