Nacionales

Iglesia pide vida digna para bañadenses y denuncia crisis penitenciaria

El obispo emérito de Encarnación, Ignacio Gogorza, aprovechó la celebración del Te Deum para pedir al Estado "un signo de esperanza" para los bañadenses. Además, el religioso denunció la crisis del sistema penitenciario y solicitó el combate a la corrupción.

Ignacio Gogorza fue el encargado de presidir el Te Deum por los 208 años de la Independencia del Paraguay, ante las ausencias del arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, y del presidente de la Conferencia Episcopal, Adalberto Martínez.

El Te Deum por la Independencia Nacional fue celebrado en la Catedral Metropolitana de Asunción.

El obispo emérito de la Diócesis de Encarnación dijo que aún siguen los anhelos de un Paraguay mejor, con mejores familias, gobernantes, niños y jóvenes, mejor convivencia social, política, cultural, religiosa, en la justicia y la paz.

Gogorza aprovechó la presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y otras altas autoridades del país para dar un mensaje crítico hacia la clase política del país.

Lea más: Casi 14.000 alumnos afectados por las inundaciones en todo el país

El servicio de la Iglesia a la sociedad

Ignacio Gogorza sostuvo que la Constitución Nacional establece una alianza histórica y progresiva entre el Estado y la Iglesia bajo la praxis de comunicar y trabajar por el bien común, por la dignidad de las personas y las familias.

“El papa Francisco había subrayado la necesidad de que los cristianos no queden ajenos a las cosas públicas. El Estado y la Iglesia tienen una tarea conjunta para que la democracia supere la crisis de la corrupción y la desconfianza. Donde no hay aprecio por la verdad y la justicia, las personas se aíslan y se potencian los peligros en una cultura líquida que se puede traducir en una paradoja de la regresión a regímenes autoritarios, pero no la vía democrática”, dijo el obispo emérito.

El representante de la Iglesia reiteró que “para ser buen político no se necesita ser un buen cristiano, pero el cristiano metido en la actividad política tiene la obligación de confesar su fe”.

Relacionado: Feligreses caminarán por valores de la familia

Gogorza pidió al Estado y a las instituciones públicas que tengan como eje, en sus programas de desarrollo de políticas públicas, la urgencia de reconocer y potenciar su aporte a la misma familia, en busca de su dignificación.

Recordó que la colaboración de la Iglesia con el Estado “es enorme”, tanto en lo cultural y religioso. “Sufrimientos y frustraciones, necesidades y urgencias son asumidas por la espiritualidad”, aseguró.

“Como ciudadanos comprometemos nuestros votos a toda política que defienda la vida, promueva la familia y el matrimonio. Nos proponemos a defender, promover y educar el cuidado de la vida, ecología integral y del mundo del trabajo digno”, reiteró.

Un signo de esperanza para los bañadenses

El obispo emérito de Encarnación aseguró que las continuas inundaciones que afectan a las ciudades “visibilizan las situaciones de pobreza y exclusión en las que se vive”.

“Ellas (las familias afectadas) esperan de sus autoridades una solución que va más allá de las mejoras estructurales. Esperan ser ayudados para construir sus comunidades donde su vivir sea una alegría, con servicio de salud, educación y capacitación, para acceder al trabajo formal y la seguridad”, dijo.

Te puede interesar: #PySeLevanta: Una campaña para asistir a afectados por las inundaciones

Ignacio Gogorza dijo que se están haciendo algunas cosas por las personas que son afectadas por las inundaciones, sin embargo, esto no es suficiente.

“La pastoral social facilita el acercamiento de las autoridades a fin de animar la voluntad política y realizar las obras que les beneficien, tales como nuevos barrios integrados a la ciudad como dignos ciudadanos e hijos de Dios”, expresó.

También denunció que las autoridades asumieron compromisos muy concretos respecto a estas familias, pero aún queda pendiente un mecanismo interinstitucional de gestiones para la construcción de albergues e infraestructuras, que cobijen a las familias en condiciones dignas.

La crisis penitenciaria

Gogorza también refirió que a través de la Pastoral Social Penitenciaria se pudo comprobar las condiciones infrahumanas en las que viven los reclusos en las penitenciarías de todo el país.

“Es lamentable la situación del sistema penitenciario. El establecimiento ha llegado a índices de niveles preocupantes. La provisión alimentaria, el uso de pasillos intemperie para vivir, el cáncer de la droga y el alto porcentaje de personas no condenadas hacen de un lugar de reclusión a un lugar de exclusión que no promueve la rehabilitación”, expresó.

Lea además: Pedirán cierre temporal de la cárcel de Tacumbú por albergar 4.200 reos

El representante de la Iglesia recordó a las autoridades que tienen el deber de “analizar y adoptar medidas para que la prisión preventiva no genere arbitrariedades e injusticias”.

Situación política

Gogorza afirmó que no es sostenible un estado con baja calidad de gasto público y casi nula inversión en infraestructura y obras sociales.

“Deseamos un Estado que propicie una función pública sin privilegios y genere la equidad y responsabilidad social. La dignidad de las personas que ocupan cargos públicos requiere de una atención urgente”, criticó.

Recordó a las autoridades algunas prioridades que son reclamadas por la ciudadanía; entre ellas: la lucha implacable contra la corrupción, justicia independiente y un Poder Judicial que satisfaga su misión.

Además de un nuevo diseño de la educación, con un presupuesto superior, democracia participativa, sin fanatismo ni violencia. Mejorar la cobertura de la salud, respuestas y soluciones definitivas a la reforma agraria, mayor inversión en infraestructura vial, combate al contrabando y el empleo digno.

Relacionado: La destitución de Víctor Bogado es otra gran victoria ciudadana

Ignacio Gogorza hizo un llamado a que las propuestas sobre la soberanía de las represas y las negociaciones e Itaipú protejan de forma incalificable los derechos del Paraguay.

Apeló, además, a que la reforma tributaria mejore la carga, administración y destino de los impuestos a favor del país. Pidió un sistema de pensiones que asegure una mejor cobertura social

El Te Deum es una celebración de acción de gracias que la Iglesia realiza en fechas importantes. En este caso, se celebró por los 208 años de la Independencia del Paraguay.

Dejá tu comentario