25 jul. 2024

Hay once procesados por corrupción en el Legislativo que asume en julio

Primera vez que un periodo parlamentario empieza con tantos imputados en la Cámara de Diputados, Senado y Parlasur. A pesar del aumento de causas penales, hasta ahora ninguno llegó a ser condenado.

Mayoría.  El presidente Horacio Cartes sigue manteniendo respaldo de sus congresistas.

Mayoría. El presidente Horacio Cartes sigue manteniendo respaldo de sus congresistas.

Honorables y procesados por la Justicia. El nuevo periodo legislativo que se iniciará el próximo 1 de julio contará con once congresistas –diputados, senadores y parlasurianos– imputados o acusados por el Ministerio Público por presuntamente cometer diversos hechos de corrupción.

Si bien varios de los que soportan estas causas penales son legisladores reelectos, se trata de la primera vez en la historia reciente que un Congreso inicia un nuevo periodo con tantos procesados en las bancas.

El aumento de causas a legisladores se inició a finales del 2013, luego de la asunción del nuevo gobierno, cuando cinco legisladores –Víctor Bogado, José María Ibáñez, Carlos Filizzola, Milciades Duré y Enzo Cardozo– fueron imputados por diversos casos. De todos ellos, Filizzola fue el único en ser sobreseído, mientras que el resto logró paralizar sus causas en el Poder Judicial.

Casi todos los legisladores pertenecen a los dos principales partidos tradicionales: Víctor Bogado, Óscar González Daher, José María Ibáñez, Tomás Rivas y Carlos Núñez Salinas son de la ANR, en tanto que Enzo Cardozo, Milciades Duré, Salyn Buzarquis, Carlos Portillo y Teófilo Espínola son del PLRA. A esto hay que agregar al senador del Unace Jorge Oviedo Matto.

Embed

Las causas penales de todos ellos se iniciaron en los últimos cinco años y hasta ahora ninguno fue sentenciado, ni tampoco llegó a una etapa de juicio. En su mayoría, los casos están varados en el Poder Judicial.

DESAFUEROS. A la par de las imputaciones, hasta ahora todos los legisladores fueron desaforados por sus respectivas cámaras, a diferencia de años anteriores en los que congresistas acusados de delitos gozaban del blindaje otorgado por sus colegas.

El caso del último diputado en ser imputado, Tomás Rivas, demuestra que escudarse con los fueros parlamentarios ya no es una opción: Ni bien fue consultado sobre el tema, el presidente de la Cámara Baja y correligionario de Rivas, Pedro Alliana, anunció que sus colegas no se opondrán a su desafuero. Rivas logró su reelección como diputado.

El caso de Teófilo Espínola es distinto al resto. Se trata de un arquitecto liberal que, antes de ser electo como diputado, fue imputado por presuntamente fiscalizar y dar el visto bueno a obras inconclusas de la Defensoría Pública. No necesitaría ser desaforado porque fue procesado antes de ser electo.

POR ESCRACHES. Paraguayo Cubas y Jorge Brítez, senador y diputado electos por el movimiento Cruzada Nacional, también soportan causas penales, pero no por hechos de corrupción.

Ambos enfrentan imputaciones y acusaciones por pintar paredes de la Fiscalía de Ciudad del Este, además Cubas fue imputado por escrachar con grafitis al ex fiscal general Javier Díaz Verón en su residencia y por, supuestamente, participar de la quema de la sede del Congreso el 31 de marzo de 2017.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.