Nacionales

"Hay esperanza de que Juliette esté con vida", dice ministra de la Niñez

La ministra de la Niñez y Adolescencia, Teresa Martínez, manifestó este domingo que hay esperanza de que la niña Juliette, de 7 años y desaparecida hace 25 días, esté con vida, al no ser hallado su cuerpo en los intensos rastrillajes de búsqueda en la ciudad de Emboscada, Departamento de Cordillera.

Teresa Martínez, titular del Ministerio de la Niñez y Adolescencia (Minna), sostuvo que tiene la esperanza de que Juliette esté con vida, ya que no se encuentra su cuerpo. Lamentó la tardía denuncia de su desaparición a las autoridades por parte de los familiares.

"Yo albergo la esperanza, ante el resultado de lo que hicieron en estos días; puede que la niña esté con alguien y que todavía esté con vida, cosa muy difícil, pero como no encuentran evidencias físicas que determinen que la niña sufrió algún accidente o que está enterrada en alguna parte de esa propiedad, no se puede todavía dar por definitivo que la niña haya fallecido", expresó en conversación con un medio local.

Leé más: Mamá de Juliette no descarta el rapto de su hija y defiende al padrastro

Recordó que el día en que desapareció Juliette, los empleados de la familia preguntaron a la madre, Lilian María Zapata, y al padrastro, Reiner Helmut Oberuber, si encontraron a la menor, y el hombre había manifestado que sí y que, posteriormente, otras personas fueron a comunicar a la Policía Nacional que la niña no fue localizada.

La ministra dijo que se necesita que, en casos de desaparición de un niño, se prendan todas las campanas de alerta y que sea de inmediata la búsqueda, para que se pueda tener cuanto menos la posibilidad de hallarlo, y si es que tuvo un accidente para que se lo pueda auxiliar.

Nota relacionada: Testigo relata detalles del día en que desapareció Juliette

"No había muchos rastros que seguir en ese primer momento porque nadie dijo nada, ahora están haciendo todo el rastrillaje para ver si había algún elemento para decir si la niña está viva o le pasó algo en ese amplio espacio donde ella estaba antes de desaparecer; creo que va a direccionar la investigación hacia otro lado", expresó.

Mencionó que la Policía Nacional tiene un grupo especializado de la Unidad de Trata de Personas que siempre ha podido localizar a desaparecidos, pero se le tiene que dar intervención inmediata.

Te puede interesar: "Juliette no dormía con cabras y mis clientes son inocentes", dice abogado

"Lo recomendable siempre es que la denuncia sea inmediata, aunque aparezca dos horas después el niño, pero resguardar esa posibilidad de que se puedan tomar medidas de inmediato cuando hay desaparición, más aún si tiene algún grado de vulnerabilidad mayor por alguna discapacidad", refirió.

Manifestó que la búsqueda de Juliette es un trabajo que tiene que seguir, conforme van surgiendo otras evidencias, y cree que los investigadores manejan varias hipótesis del caso y no una sola, pero que si no hay colaboración de las personas que están directamente vinculadas a la protección de esta niña, la investigación se vuelve mucho más difícil.

Leé más: Las nueve claves en la investigación de la desaparición de Juliette

Aseguró que el hecho ocurrió en el entorno de la familia de la niña y se supone que la madre y el padrastro tienen la principal responsabilidad de protección a la niña, y que si ellos no lo hicieron y no colaboran con la investigación esto se vuelve mucho más difícil, más aún cuando no están encontrando evidencias físicas que conduzcan a la localización de la menor.

El caso

La niña Juliette desapareció el 15 de abril pasado del interior de una vivienda, de 29 hectáreas, propiedad de su padrastro, ubicada en la ciudad de Emboscada, Departamento de Cordillera, en donde había ido a vivir a inicios de marzo con su madre y su hermana de 10 años.

Con la menor desaparecieron dos cabras, que seis días después aparecieron en la vía pública, a 10 kilómetros de la vivienda.

En el marco de la investigación, tanto la madre como el padrastro de la menor fueron imputados por la Fiscalía por los supuestos hechos de violación del deber del cuidado y abandono. Ambos se encuentran con prisión preventiva.

Tras una intensa búsqueda en la vivienda y en los alrededores, los investigadores levantaron varias evidencias que serán analizadas por técnicos, entre ellas fueron encontrados rastros de sangre humana, que aún no se pudo confirmar a quién pertenecen.

La investigación está a cargo de los fiscales Carlos Maldonado, Gedeón Escobar, Irene Álvarez y el jueves pasado se sumó al caso el fiscal Lorenzo Lezcano.

Dejá tu comentario