Nacionales

Gatillo fácil: Padre asegura que ayuda de vecinos salvó a su hijo de 6 años

El padre del niño de 6 años que resultó gravemente herido de bala tras una persecución policial en San Lorenzo, dijo que los intervinientes no lo dejaron acercarse a su hijo al momento del hecho. Aseguró que el pequeño recibió rápida asistencia médica mediante la pronta actuación de vecinos.

Mientras que el estado de salud de la víctima de gatillo fácil se define en las próximas 72 horas, el padre no pierde las esperanzas de que su evolución sea favorable en ese periodo de tiempo. Hasta el momento se encuentra estable.

Lamentó que al momento en el que fue detenido por efectivos de la Policía Nacional no lo hayan dejado acercarse a su hijo, cuando les pedía ayuda porque estaba herido. El niño recibió tres impactos de bala durante una persecución que se registró en San Lorenzo cuando iba con su familia a bordo de un vehículo.

"Como criminal me atajaron y mi hijo me decía 'papá, me duele' y yo no podía hacer nada", contó entre sollozos este lunes en NPY. "La gente rápidamente actuó", agregó. "Le agradezco de todo corazón a la gente que le salvaron (a su hijo)", expresó después.

Nota relacionada: Menor baleado evoluciona favorablemente y próximas 72 horas serán cruciales

Detalló que mediante la rápida actuación de vecinos, el pequeño fue trasladado de inmediato al Hospital Regional de Luque, y que por su estado de gravedad luego se lo derivó al Hospital de Trauma. "Ahí llegó muerto y le revivieron", afirmó.

El niño de 6 años ingresó en horas de la noche del sábado con un shock hemorrágico importante y tres heridas de proyectil de arma de fuego, dos en la zona lumbar y un refilón en la ingle derecha.

En medio de su aflicción dijo que demasiado le duele toda esta situación por la que pasa su familia. "Ya quiero que termine esta pesadilla", señaló.

Lea más: "Hay buenas esperanzas", dice médico sobre recuperación del niño baleado por policías

Indicó que cuando su hijo tenga un cuadro favorable de salud irá a declarar ante la Fiscalía lo sucedido. Sobre este punto añadió que este domingo hallaron en el interior de su auto más vainillas de balas, específicamente, dos que se incrustaron en la mochila de su hija, una bebé, donde tenía sus documentos de nacimiento.

Estos elementos ya fueron también entregados al Ministerio Público, aseguró.

Relató que a su esposa y a su hija más pequeña les rozó por centímetros una bala, que terminó impactando contra el tablero de su rodado.

Le puede interesar: Policías que balearon a menor fueron imputados y se exponen a 30 años de cárcel

El incidente se registró en la noche del sábado en San Lorenzo e involucró a un automóvil de color negro que, aparentemente, al ver la barrera policial decidió retomar su camino y, por ello, los efectivos de la Policía Nacional decidieron realizar la persecución, así como también disparar contra las víctimas.

Se trata de los agentes Derlis Sanabria y Juan Amarilla, quienes ahora están imputados por homicidio doloso en grado de tentativa, omisión de auxilio y lesión corporal en el ejercicio de la función pública, en calidad de autor y coautor, respectivamente.

Los mismos se abstuvieron de prestar declaración indagatoria y se exponen a 30 años de prisión por los hechos.

¿Por qué desvió barrera policial?

El padre del niño también concedió una entrevista en Monumental 1080 AM este lunes, donde manifestó el motivo por el cual desvió la barrera policial en San Lorenzo.

Explicó que decidió retomar su camino porque prefirió evitar ser extorsionado por la Policía Nacional.

"Yo soy una persona trabajadora, tengo todos los documentos de mi vehículo. (...) Le dije a mi esposa, 'estos nos van a querer crear problema por ir al hospital, es pro bolsillo. Vamos nomás a volver'", explicó.

Relató que en ese ínterin, al girar, ya fueron baleados, y que por temor a exponer a los niños aceleró la marcha del auto. "Me disparó todo el camino a Luque. No podía creer", comentó.

Dejá tu comentario