Nacionales

"Hay buenas esperanzas", dice médico sobre recuperación del niño baleado por policías

El director del Hospital de Trauma, Agustín Saldivar, informó sobre una evolución favorable del niño de 6 años que fue víctima de disparos por parte de dos efectivos policiales. Puntualizó que aún es atendido en cuidados intensivos.

Fueron dos los impactos de bala que dejaron al niño de 6 años en una situación delicada de salud el último sábado, tras ser víctima de una persecución policial registrada en la ciudad de San Lorenzo, Departamento Central.

Agustín Saldivar, director del Hospital de Trauma, detalló que el pequeño aún se mantiene delicado y se encuentra en terapia intensiva de niños, pero con un pronóstico esperanzador.

“Mirando a prima vista las últimas horas de evolución, después de la operación, puedo decir que hay buenas esperanzas porque él responde”, refirió en contacto con radio Monumental 1080 AM.

Nota relacionada: Así fue el inicio de la persecución policial que dejó un niño baleado

Pese a que el médico sostuvo que la víctima cuenta con una buena circulación sanguínea a 14 horas de su intervención quirúrgica, reiteró que sigue siendo paciente de riesgo hasta no concretarse su salida de cuidados intensivos.

El niño sufrió tres impactos de bala, dos con orificios de entrada y uno de refilón. Saldívar detalló que los dos orificios de entrada se dieron en la zona lumbar derecha, causando una grave lesión que requirió de la colocación de un baipás entre la arteria externa de la zona de la ingle hasta la zona femoral.

“Con la segunda intervención en el abdomen, la pediatra informó a los padres que no halló lesiones que requieran de otro procedimiento quirúrgico para la solución”, comentó.

El niño resultó víctima de gatillo fácil por parte de dos efectivos policiales tras una persecución que inició en la ciudad de San Lorenzo y terminó en la ciudad de Luque.

El menor viajaba en un automóvil al mando de su padre, Ricardo Riquelme, en donde también se encontraba su madre y su hermano de 3 meses de vida.

Leé también: Policías que balearon a menor fueron imputados y se exponen a 30 años de cárcel

De acuerdo con los datos, la familia evadió el control policial por temor a una multa o tener que pagar coima.

El vehículo recibió seis impactos de bala. Por el hecho fueron imputados los agentes Derlis Sanabria y Juan Amarilla por homicidio doloso en grado de tentativa, omisión de auxilio y lesión corporal en el ejercicio de la función pública, en calidad de autor y coautor, respectivamente.

Dejá tu comentario