Especiales

El turbulento año de Mario Abdo, a la sombra de Horacio Cartes

El Gobierno de Mario Abdo Benítez cierra un año complicado y sorteando varios episodios de turbulencias a lo largo del 2019. La recesión económica, un gabinete desgatado y hasta la sombra de un juicio político afectaron fuertemente a su primer año de gobierno.

Mario Abdo Benítez cierra un año adverso y con una imagen golpeada ante la ciudadanía en general. No en vano, en sus últimos actos oficiales, el mandatario afirmó en forma reiterada su intención de recuperar la confianza de la gente.

Fuertes crisis políticas casi lo tumbaron, pero el jefe de Estado logró permanecer en el sillón presidencial gracias al respaldo que le brindó el movimiento del ex presidente Horacio Cartes, pese al internismo existente en la Asociación Nacional Republicana (ANR).

Durante el primer año de gestión también se registraron denuncias de supuestos casos de corrupción y otros hechos que salpicaron al entorno más cercano de Mario Abdo. El discurso de enfrentar las injusticias y del “caiga quien caiga” fue perdiendo fuerza.

Para las politólogas Sara Mabel Villalba y Katia Gorostiaga, el gobierno de Mario Abdo Benítez enfrentó desafíos y situaciones muy complejas en su primer año y medio de gestión.

A criterio de Villalba, el mandatario tuvo una gestión conservadora y sectaria, ya que priorizó necesidades de la Asociación Nacional Republicana (ANR) y en especial del movimiento Colorado Añetete.

Mientras que para Gorostiaga, Abdo dejó ver que tiene un control deficitario de su propio gabinete, además de lidiar con un dividido Partido Colorado.

Lea más: Marito arrastra imagen desgastada para enfrentar hechos de corrupción

Villalba lamentó que las políticas públicas no fueran visibles en lo que respecta a satisfacer las necesidades de los campesinos u otros sectores vulnerables, que precisan urgentemente mejorar su calidad de vida.

“Con esto se puede ver que no prestó mayor atención a muchos sectores sociales y no gobernó para toda la ciudadanía”, expresó.

Además, habló sobre las dudas que surgen en los integrantes del Gabinete Presidencial, algunos de ellos con severos cuestionamientos por parte de la ciudadanía, que espera acciones urgentes del Gobierno ante la falta de seguridad y la precariedad en áreas de salud y educación.

“Hay varios referentes en el Gabinete que están acusados de haber falseado la declaración de bienes en la Contraloría y otros también cuentan con una trayectoria que genera dudas o no son idóneos para el cargo”, agregó la politóloga.

Entre los ministros más discutidos están Eduardo Petta, titular de Educación; Carla Bacigalupo, de Trabajo y Rodolfo Friedmann, de Agricultura y Ganadería, este último accedió al cargo como moneda de cambio al dejar su banca en la Cámara de Senadores.

En menor medida, pero también criticados, están Benigno López, de Hacienda y Julio Mazzoleni, de Salud Pública. Además de Juan Ernesto Villamayor, quien recientemente asumió la jefatura de Gabinete.

Con relación al informe de la Contraloría están en la mira los ministros Dany Durand (Vivienda y Urbanismo), Nilda Romero (Mujer), Mario Varela (Desarrollo Social), además de Petta y Bacigalupo.

Recesión económica

Una de las mayores dificultades que se le presentó al presidente Mario Abdo fue la recesión económica a nivel regional, que afectó de forma considerable al comercio de Paraguay.

Además de esto, el mandatario tuvo que afrontar una complicada situación climática, como las inundaciones y sequías que afectaron al país.

Entérate más: PIB cayó 3% en segundo trimestre y BCP confirma recesión en el 2019

“Si bien la recesión no fue una consecuencia directa de mala gestión, sí repercutió bastante en la economía paraguaya. Sin embargo, tampoco hubo una respuesta apropiada por parte del Gobierno con relación a esta situación, no hubo ningún plan de contingencia para mitigar los efectos, ni siquiera para prevenir”, sentenció Villalba.

El fantasma del juicio político

El momento más álgido que le tocó enfrentar al titular del Ejecutivo fue la amenaza de juicio político. Esto fue a raíz del escándalo que se generó por la firma secreta de un acta bilateral sobre la Itaipú con el gobierno de Brasil.

Este hecho ocasionó una intensa inestabilidad gubernamental que derivó en la renuncia del entonces canciller, Luis Castiglioni; de Pedro Ferreira como presidente de la ANDE, de José Alberto Alderete, como director paraguayo de la Binacional y de José Sánchez Tillería, como director Técnico de Itaipú.

Tras semanas de polémica, incertidumbre y presiones políticas, el acta finalmente se anuló por acuerdo entre los gobiernos de Paraguay y Brasil.

Las renuncias por el escándalo del acta de Itaipú.png

Más detalles: Abdo Benítez se compromete al diálogo tras salvarse de juicio político

Sin embargo, un grupo de parlamentarios del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y del Frente Guasu impulsaron el pedido de juicio político para el presidente de la República, Mario Abdo Benítez y del vicepresidente Hugo Velázquez.

Finalmente, un pacto entre los movimientos Honor Colorado, liderado por el ex mandatario Horacio Cartes, y Colorado Añetete, más el apoyo de liberales llanistas, logró sepultar esa iniciativa.

“Toda la complicación que se desata durante este año de Gobierno tiene que ver con esta acta. Salieron al tapete muchas cosas y lo que se vio fue que Mario Abdo, necesariamente, tiene que negociar con el cartismo para asegurar su gobernabilidad. En tanto no negocie, el peligro del juicio político va a estar durante todo su periodo”, refirió Gorostiaga.

Prisionero. Mario Abdo salvó hasta ahora su gobierno con el apoyo del cartismo que congeló el juicio político. Los cartistas hablan de un cogobierno para sostener al partido en el poder los siguientes cuatro años que faltan a la administración Abdo, que
<p>Prisionero. Mario Abdo salvó hasta ahora su gobierno con el apoyo del cartismo que congeló el juicio político. </p>

Prisionero. Mario Abdo salvó hasta ahora su gobierno con el apoyo del cartismo que congeló el juicio político.

Nota relacionada: Casi el 58% de encuestados creen que HC ejerce el poder

Para Villalba, el efecto de Cartes en el gobierno de Abdo es una cuestión real desde el inicio de este nuevo periodo. Esto teniendo en cuenta que Mario Abdo no cuenta con una base sólida en su propio movimiento y por ello debe recurrir a acuerdos o negociaciones con otras bancadas.

“Esto se vio y tuvo su impacto con el intento de juicio político que no prosperó, pero esa situación implica una ‘deuda’ inmensa del Gobierno con el movimiento Honor Colorado y es lógico que exista una presión visible. Aunque no se pueda hacer futurología, yo creo que esto continuará porque el presidente, solo, no tiene suficiente apoyo”, afirmó.

Si bien este año se especuló bastante acerca de un encuentro entre Cartes y Abdo para el anhelado “abrazo republicano” en el interior del Partido Colorado; hasta hoy tal acercamiento no se dio.

Papelón sobre venida de Lamborghini

Uno de los fiascos que también marcó la gestión del jefe de Estado tiene que ver con la supuesta intención de la firma automotriz Lamborghini de instalarse en Paraguay, a través de un empresario –de nombre Jorge Fernández- que se autodenominó como presidente de la empresa para América Latina.

Mario Abdo y Lamborghini.jpeg
<p>En el centro aparece el empresario demandado por Lamborghini, Jorge Fernández, junto al presidente Mario Abdo.</p>

En el centro aparece el empresario demandado por Lamborghini, Jorge Fernández, junto al presidente Mario Abdo.

No obstante, la misma firma italiana se encargó de evidenciar oficialmente el papelón del Gobierno paraguayo, al aclarar que no tiene vínculos con el empresario que se había reunido con el mandatario. Incluso, Lamborghini entabló una demanda contra el hombre a fin de salvaguardar la marca.

Este hecho generó tensión en el Gobierno, repudio de legisladores y también fue ampliamente viralizado en las redes sociales. Ocurrió en setiembre pasado.

La inseguridad

Otro aspecto bastante cuestionado tiene que ver con la seguridad interna del país. Si bien se realizaron muchos operativos como incautación de drogas, capturas y expulsiones de miembros de grupos criminales como el Primer Comando Capital (PCC), el peligro sigue latente día a día en las calles.

Asaltos, sicariatos y otros ataques violentos se reportan diariamente desde diversos puntos del país. Esto deja ver la necesidad de políticas públicas que puedan prevenir la situación, además de que las fuerzas policiales puedan dar respuesta inmediata ante la gran cantidad de este tipo de hechos.

“La inseguridad es consecuencia directa de la pobreza. Se da aquí y en cualquier lugar del mundo y hasta ahora los diferentes gobiernos, como el de Horacio Cartes y Mario Abdo, se han centrado en políticas represivas que tienen un efecto paliativo y momentáneo, pero no van a la raíz del problema. Tampoco hay políticas de corto o mediano alcance que tengan efectos", expresó la politóloga.

Villalba consideró que las medidas represivas que se implementan violan una serie de derechos humanos, que finalmente no se condicen en un plan para reducir la inseguridad. "Más bien crea un clima de zozobra y no contribuye a la democracia ni a un mejor desarrollo del país", sostuvo.

No obstante, la inseguridad no es solo responsabilidad del Ejecutivo, ya que el Poder Legislativo y el Judicial también toman parte en el asunto, según resaltó la profesional.

Rechazo social

Finalmente, todas estas situaciones generaron un gran rechazo en gran parte del sector de la sociedad. Esto también se evidenció en una encuesta de CIES realizada el pasado agosto para Última Hora, Noticias Paraguay, Telefuturo y Radio Monumental, tomada en Asunción, Gran Asunción, y las principales cabeceras departamentales.

El instrumento de medición dio como resultado que el presidente Mario Abdo Benítez generó mayor rechazo tras su primer año de gobierno, en comparación con el ex mandatario Horacio Cartes, líder del movimiento Honor Colorado.

La gestión de Abdo fue aplazada por el 69,3% de los opinantes, quienes dijeron que el gobierno del mandatario es malo o muy malo. Apenas el 30,7% consideró el trabajo del presidente como muy bueno y bueno.

Un caso polémico también envolvió al mandatario en abril pasado, cuando este visitaba la sede de la Dibén en Ciudad del Este. El presidente fue abordado por unas mujeres quienes portaban carteles con la siguiente consigna: “Sin derecho a la salud no hay garantía”.

Lea más: Inseguridad y delincuencia son lo peor del Gobierno de Mario Abdo

El mandatario escuchó el reclamo, pero se burló y gesticuló con las manos ante la advertencia de que si no atendía a los ciudadanos, podría no completar su periodo de gobierno. Ante esto, Abdo contestó: “¿Me vas a echar? ¡Uy¡ Qué miedo tengo”.

Otro de los hechos que ocasionaron una gran polémica en el gobierno de Abdo, fue cuando promocionó el Servicio Militar Obligatorio (SMO) para los jóvenes, en enero pasado.

abdo en tanque.jpg
La fotografía de Mario Abdo en el tanque generó muchas burlas.
La fotografía de Mario Abdo en el tanque generó muchas burlas.

En medio de la controversia, el mandatario visitó el Regimiento Escolta Presidencial (REP), donde verificó entrenamientos y subió de paseo a uno de los tanques militares. Este suceso generó una gran cantidad de burlas en las redes sociales.

Recomendaciones para Mario Abdo

Para revertir la situación actual, o al menos en parte, Mabel Villalba recomendó que el Poder Ejecutivo debe enfocar la mirada hacia los sectores desprotegidos, así como también en los derechos humanos.

“Este sector está sumamente desatendido y el hecho de ignorarlos genera que no exista un acercamiento entre el Gobierno con los sectores sociales más vulnerables”, añadió.

Gorostiaga, por su parte, indicó que el jefe de Estado tiene una bomba de tiempo por delante y que por ello, lo que verdaderamente debe buscar es la posibilidad de generar alianzas con la ciudadanía.

Puede interesarte: La mitad del Gabinete de Mario Abdo está en el ojo de la tormenta

"Si ahora no tiene el apoyo de la mitad de su partido, tampoco de la oposición; lo único que le queda es que la gente lo apoye, debe buscar alianzas porque la ciudadanía está muy descontenta con su gestión", agregó.

Ambas politólogas coincidieron en que el mandatario debe revisar nuevamente a los integrantes de su gabinete, tanto en ministerios como entes o empresas públicas, ya que se precisa de personas idóneas que puedan liderar procesos de cambio que no estén direccionados al pago de favores políticos.

"Hoy el caldo de cultivo para que echen a Mario Abdo Benítez está hecho. Cómo ha logrado sobrevivir hasta ahora, es algo desconocido", concluyó Katia Gorostiaga.

Todas las situaciones mencionadas causaron una gran inestabilidad y mucha turbulencia durante el primer año de gobierno de Mario Abdo, que hasta el momento también genera dudas sobre la culminación de su mandato en 2023.

Dejá tu comentario