Economía

PIB cayó 3% en segundo trimestre y BCP confirma recesión en el 2019

Agro, generación de energía y construcciones encabezan la caída de la economía paraguaya. Los servicios fueron el único sector que logró crecer, pero se contrajeron el comercio y transportes.

La economía paraguaya tuvo de abril a junio de 2019 el trimestre más complicado de la última década. El producto interno bruto (PIB) sufrió una contracción de 3% en el segundo trimestre del corriente año, respecto al mismo periodo de 2018, y acumuló una caída de 2,5% en el primer semestre, según registros del Banco Central del Paraguay (BCP).

Todos los sectores, solo con la excepción de los servicios, experimentaron una reducción de sus niveles de producción, encabezados por electricidad y agua, y construcciones, ambos con un retroceso de 12%. Les siguen la agricultura, la ganadería, la industria y los impuestos a los productos (ver infografía). Si bien los servicios lograron crecer en 2,3%, atravesaron por una ininterrumpida desaceleración desde los trimestres anteriores.

La última ocasión en que el PIB reportó una caída trimestral mayor fue en el periodo de abril a junio de 2009, con una variación de -3,5%; ese año, la economía terminó contrayéndose en 0,3%.

La recesión económica de 2019 queda así confirmada: el cálculo desestacionalizado (comparativo con el trimestre inmediatamente anterior) fue de -0,1% en el segundo trimestre y de -0,9%, en el primero.

El economista jefe de la banca matriz, Miguel Mora, intentó suavizar los efectos de la recesión económica, al destacar que la situación fue generada principalmente por la menor producción de soja en la campaña 2018/2019 y el retroceso en la generación de energía eléctrica. Ambos rubros fueron golpeados por el clima (sequía y menor cauce hídrico del Paraná) y son considerados sectores con bajo impacto en el empleo, agregó. La distribución de electricidad y agua también cayó, respecto al segundo trimestre de 2018.

Por otro lado, la construcción y la manufactura (rubros con alta generación de mano de obra) también se mantuvieron en terreno negativo. En el primer caso, “el exceso de lluvias obstaculizó el normal desenvolvimiento de las obras tanto públicas como privadas, pero se espera un mejor desempeño para el segundo semestre del año, debido fundamentalmente al mayor dinamismo de las obras públicas”, sostuvo César Yunis, director de Estadísticas del Sector Real del BCP.

En el sector terciario, reconoció que el comercio, los transportes y los servicios a las empresas presentaron un desempeño negativo. La ganadería fue afectada por el menor faenamiento de ganado bovino y la minería sufrió el impacto del desenvolvimiento desfavorable de la construcción, añadió.

En la región, Paraguay arrojó el peor resultado en el PIB del segundo trimestre (sin considerar a Bolivia y Ecuador), ya que ningún otro país se ubicó en la senda negativa.

Embed

Embed


Inversiones y comercio exterior, con fuerte merma
Desde el enfoque del gasto, la caída de 3% del PIB en el segundo trimestre del 2019 estuvo explicada por las inversiones y el comercio exterior.
El informe de Cuentas Nacionales Trimestrales (CNT) del BCP revela que la Formación Bruta de Capital Fijo se redujo en 16,4% respecto al segundo trimestre del 2018, a un nivel dos veces superior a la caída de 6,9% del primero, y acumula cuatro trimestres consecutivos en baja. Esta variación negativa también es la más pronunciada desde el 2009, cuando las inversiones habían retrocedido 19,8% en el segundo trimestre.
Las exportaciones e importaciones disminuyeron 4,5% y 4,4%, respectivamente, respecto al segundo trimestre de 2018. El consumo creció 1,2%, por encima del ritmo de 0,5% registrado en el primer trimestre de 2019.

Dejá tu comentario