Editorial ÚH

Familiares de desaparecidos en el Norte merecen una respuesta

Hoy martes 1 de marzo se cumplen 2.796 días del secuestro del suboficial de la Policía Nacional Edelio Morínigo; 1.965 días de secuestro del empresario Félix Urbieta y 538 días del secuestro del ex vicepresidente de la República Óscar Denis, por parte del autodenominado Ejército del Mariscal López (EML), y por los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), todos en la zona Norte del país. Última Hora ha acompañado la angustiosa búsqueda de los familiares de los secuestrados día a día, llevando un contador con el recordatorio #QueVuelvanLosTres hasta hoy, y por decisión editorial dejamos de hacerlo. Seguiremos acompañando a las familias de los secuestrados y exigiendo al Gobierno la búsqueda y la liberación de los compatriotas. Es inadmisible que el Estado ceda su soberanía a grupos de delincuentes que le marcan la hoja de ruta.

Ejército del Pueblo Paraguayo

Estado paraguayo sigue sometido a una banda de delincuentes

El joven menonita Peter Reimer, secuestrado y liberado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) es una víctima más de la negligencia del Estado paraguayo, que lleva décadas sometido a los antojos de una banda de criminales que usa el terror con fines económicos. Resulta inaceptable que el grupo armado siga marcando la agenda de cada gobierno, al tiempo que humilla a las Fuerzas de Tarea Conjunta, creadas para combatirlos, y aunque le cuestan millones de dólares al pueblo, no presentan resultados. El Ministerio Público, la Fuerza de Tarea Conjunta y la Policía Nacional son instituciones fuertemente cuestionadas por su gestión; pese a disponer de recursos para la lucha contra este grupo armado sus resultados siempre han sido escasos. El país espera acciones más eficaces, que le devuelvan la seguridad y la tranquilidad a la zona norte y a todo el país.