Nacionales

¿Dónde está Juliette?: Fiscalía cree que el entorno participó en la desaparición

Se cumplen tres meses de la misteriosa desaparición de la pequeña Juliette Le Droumaguet, de 7 años, quien fue vista por última vez en un establecimiento, propiedad de su padrastro, en la ciudad de Emboscada.

La misteriosa desaparición de Juliette movilizó al Ministerio Público y a la Policía Nacional, que a pesar de realizar numerosas intervenciones en Emboscada y otras ciudades, aún no consiguen datos precisos del destino de la pequeña.

Juliette fue vista por última vez el 15 de abril pasado, en la quinta de su padrastro, el alemán Reiner Helmut Oberuber (56), ubicada en la ciudad de Emboscada, Departamento de Cordillera.

Tanto Reiner Helmut Oberuber como la mamá de la niña, Lilian Zapata, están detenidos y afrontan cargos de violación del deber del cuidado y abandono. El hombre está recluido en el Departamento de Judiciales de la Policía y la mujer en la Comisaría 17ª.

Juliette Le Droumaguet desapareció cuando caminaba con dos cabras en la propiedad de 29 hectáreas. Los animales fueron localizados a unos 10 kilómetros del establecimiento, sin rastros de maltrato.

Relacionado: A tres meses de la desaparición de Juliette no hay pistas de su paradero

Reiner Helmut Oberuber, Lilian Zapata, Juliette y su hermana fueron a vivir a Emboscada poco antes de la desaparición de la pequeña.

Fiscalía cree que la niña no salió sola del lugar

En un principio, la búsqueda se centró en alguna fosa y accidente geográfico de la zona, pero con el correr de las investigaciones, el Ministerio Público presume que la niña salió del lugar con la participación de terceros.

Carlos Maldonado, uno de los fiscales que investiga el caso, aseguró en comunicación con Última Hora que la teoría más fuerte es que Juliette salió de la propiedad con vida y con la participación del entorno familiar.

El agente del Ministerio Público explicó que la asimetría y planificación de los testigos del hecho llevan a la conclusión de que “es muy difícil” que en la propiedad haya ingresado un vehículo extraño, sin que fueran vistos por las personas que estaban en el sitio.

“Ni el capataz Víctor Vera ni el alambrador Gerardo Miranda mencionaron que vieron o escucharon a otro vehículo. La evidencia que nosotros tenemos es que la única persona que se desplazó desde el inmueble para afuera y desde afuera para adentro es el señor Oberuber. Concluimos que tuvo que haber sido el entorno”, dijo el fiscal.

Respecto a la versión de que Juliette puede estar fuera del país, el funcionario del Ministerio Público considera que esto es muy poco probable, ya que su desaparición se dio cuando las fronteras estaban cerradas y tras cotejar el movimiento migratorio, no se encontraron datos que coincidan con las características de la niña.

¿Por qué tarda tanto la investigación?

Desde la desaparición de Juliette hubo varios allanamientos y otros operativos realizados por el Ministerio Público, pero da una sensación de inoperancia de parte de las autoridades encargadas del caso.

Te puede interesar: Verifican ubicación de las últimas personas que vieron a Juliette

Sobre este punto, el fiscal Carlos Maldonado citó una serie de situaciones que dificultan las investigaciones. Como primer punto, aseguró que el hecho de que se haya esperado 24 horas para la presentación de la denuncia dificultó de forma considerable la localización.

“La poca participación del entorno para el esclarecimiento, hablamos de la mamá, el padrastro, el padre, de quien no tenemos mucha información, a más de que se trata de una zona rural con pocas cámaras, son elementos que complican la investigación”, indicó el fiscal.

Maldonado también explicó que en el aspecto técnico dificulta mucho los accidentes geográficos que no les permiten situar las localizaciones de los teléfonos celulares incautados. “Tuvimos que volver a recurrir a las telefónicas y las empresas dan los datos solo de acuerdo con lo que se va pidiendo”, explicó.

Al respecto, el fiscal señaló que fueron incautados varios celulares. Mencionó que en el caso del teléfono de Reiner Helmut Oberuber se tuvo que recurrir a traductores, ya que todas sus conversaciones son en alemán. Por otro lado, la mamá de Juliette, se comunicaba en francés con sus hijas y otras personas.

“La relación iba decreciendo en cuanto a la niña, según testimonios de la niñera y las profesoras. Había una situación muy particular con el cuidado de Juliette”, agregó el agente del Ministerio Público.

Relacionado: Caso Juliette: Investigadores incautan evidencias tras allanamiento en Atyrá

El fiscal, que forma parte del equipo que investiga la desaparición de Juliette, sostuvo que los procedimientos en la búsqueda de la menor siguen y que todas las semanas se realizan importantes diligencias.

El fiscal reiteró que la principal conclusión en lo que va de las investigaciones, es que el entorno tiene relación con la desaparición de Juliette.

Mientras siguen las averiguaciones, la desaparición de Juliette sigue conmocionando a la ciudadanía y cada vez son más las movilizaciones que exigen el esclarecimiento del caso.

Dejá tu comentario