04 mar. 2024

alimentos

Las lombrices de tierra son importantes impulsoras de la producción mundial de alimentos, ya que contribuyen aproximadamente al 6,5% de la producción de cereales y al 2,3% de las legumbres producidas en todo el mundo cada año.
Un gran debate se ha generado en las diferentes plataformas digitales sobre la etiqueta frontal de alimentos que ya forma parte de varios productos internacionales. Más que una ayuda, los internautas lo ven como una molestia.
Es vital consumir ciertos tipos de alimentos beneficiosos para el cerebro y la memoria, con el objetivo de prevenir patologías neurodegenerativas, entre ellas, la enfermedad de Alzheimer. Estudios revelan cuáles son algunos de ellos.
La ONGD católica española Manos Unidas advierte de la importancia de contribuir a la cooperación internacional, con aportaciones económicas u otras vías, ya que “828 millones de personas pasan hambre hoy en el mundo”.
En 2018 la Organización Mundial de la Salud (OMS) inició una campaña para eliminar las grasas trans, responsables de la muerte por enfermedades cardiacas de medio millón de personas al año, y logró avances, pero este tóxico aún amenaza a 5.000 millones de personas, advierte la agencia.
Tener o adquirir sobrepeso en el embarazo puede tener riesgos potenciales para la salud de las madres y ¿para los hijos? Un nuevo estudio constata cómo un exceso de grasa podría “inclinar la balanza” para que estos desarrollen trastornos como ansiedad o depresión, afectando más a un género que a otro.
La 18ª colecta de la Fundación Banco de Alimentos Paraguay se realizará el próximo 3 de diciembre. El evento solidario anual busca alistar a unos 3.000 voluntarios para recibir alimentos no perecederos en unos 180 supermercados a nivel país.
Tomar alimentos ricos en cisteína (carne, pescado, pollo, mariscos y en menor medida huevos, cereales, legumbres, cebollas o brócoli) puede influir en la motivación personal, al reducir la oxidación en el cerebro, según concluye un estudio científico este jueves.
El aumento generalizado de los precios, fenómeno llamado comúnmente inflación, reduce la capacidad adquisitiva del ingreso y la competitividad de la economía y, con ello, genera cambios negativos en los patrones de consumo y un fuerte malestar social. Una situación como esta no puede pasar desapercibida en las autoridades económicas. No solo se pone en riesgo el buen desempeño macro y microeconómico sino también la estabilidad política, que requieren un crecimiento sostenible y una trayectoria hacia el desarrollo.
La empresa 100% paraguaya es una aliada para el progreso y crecimiento del país. Comepar abrió las puertas de su planta de Asunción para mostrar sus procesos en la elaboración de los alimentos en cuanto a higiene, seguridad y calidad.
Con la nueva funcionalidad de la plataforma de PedidosYa que llega a Paraguay, se podrá asistir con alimentos a los menos favorecidos del país.
Las proyecciones de crecimiento suponen un aumento del producto interno bruto (PIB) de entre el 4% y 5% para el año 2023, con un efecto rebote, debido al mediocre desempeño en el 2022. A pesar de lo auspicioso que significan estas cifras es necesario tener cuidado con las estimaciones, teniendo en cuenta los importantes riesgos provenientes de un escenario internacional cambiante, las vulnerabilidades macro propias de Paraguay y el escaso efecto multiplicador del PIB en el empleo y en los ingresos tributarios.
La inflación está dando muestras de desaceleración, lo cual permitirá aplacar los niveles de ansiedad ciudadana. Sin embargo, no hay que perder de vista que la caída del poder adquisitivo ya ocurrió y que probablemente continuará a un ritmo un poco más lento. La economía necesita reactivarse para mejorar el consumo en los hogares y revertir el malestar social. El esfuerzo debe continuar buscando mitigar las consecuencias nefastas del aumento de precios, y mejorar la vida de las personas después de varios años de sufrimiento por la pandemia.
Los presidentes parte del Mercosur emitieron un comunicado expresando su compromiso por trabajar en problemas sociales, como el hambre, el aumento del costo de los alimentos, el acceso a la salud y el cuidado del medioambiente, así como una mayor integración regional.
El Ministerio de Hacienda dio a conocer un plan dirigido a enfrentar las consecuencias negativas de la crisis económica. Ante la fuerte demanda ciudadana, Hacienda anunció una serie de medidas que, en general, fueron consideradas insuficientes dada la amplitud y profundidad de la crisis. Este plan debe ser considerado como un primer paso necesario, por lo que esperamos que se continúe monitoreando la evolución de los indicadores y proponga en el corto plazo más medidas acordes con las necesidades y el tamaño de la población afectada.
Las cifras son abrumadoras a nivel mundial y peor a nivel local. Más de dos millones de paraguayos pasan necesidades alimentarias en un país que produce alimentos para más de 70 millones de seres humanos.
Una revisión de las investigaciones destinadas a averiguar cómo influye la nutrición en el envejecimiento y en la expectativa de una vida saludable, permitió identificar las características y los ingredientes ideales de una “dieta de la longevidad” óptima.
No es cierto que el infortunio se haya enamorado de este país, ni que estemos condenados a vivir en la periferia de la civilización y el desarrollo
La crisis alimentaria que mostraba señales desde años atrás, terminó por desencadenarse primero por la pandemia y en los últimos meses por la guerra entre Rusia y Ucrania. La crisis climática exacerbará en los próximos años el problema, generando múltiples consecuencias, como el aumento de la pobreza y de la prevalencia de enfermedades relacionadas con la alimentación. A largo plazo esto significará graves problemas para el desarrollo, ya que una niñez mal alimentada y una población trabajadora enferma conllevan altos costos para la salud pública, bajo rendimiento educativo y nula posibilidad de aumentar la productividad.
La crisis alimentaria terminó por desencadenarse por la pandemia y en los últimos meses por la guerra entre Rusia y Ucrania. La crisis climática exacerbará en los próximos años el problema, generando consecuencias, como el aumento de la pobreza y de la prevalencia de enfermedades relacionadas con la alimentación. Esto es, graves problemas para el desarrollo. Una niñez mal alimentada y una población trabajadora enferma conllevan altos costos para la salud pública, bajo rendimiento educativo y nula posibilidad de aumentar la productividad.
El Congreso Nacional sancionó este miércoles el proyecto de ley por el cual se busca prohibir llamar “carne” a los productos de origen vegetal o artificial.
La situación actual del aumento de los precios no responde a la tradicional teoría monetaria que ha seguido el país en los años recientes. La política monetaria con metas de inflación responde a la premisa de que es posible limitar la fluctuación del nivel de los precios a través del control de la cantidad de dinero. El contexto actual ubica las causas del aumento del índice de precios en varios factores difíciles de afectar a través de esta política por lo cual es necesario diseñar e implementar otras medidas acordes con la coyuntura pero también considerar el largo plazo como perspectiva.
El Parlatino, un organismo intergubernamental de ámbito regional conformado por 23 países de América Latina y el Caribe, entre los cuales también está Paraguay, pidió a sus miembros implementar medidas urgentes para mitigar la escalada de precios de los alimentos.
La inflación está creciendo y carcome los bajos ingresos familiares. La tendencia ya venía de años atrás debido al abandono que se ha hecho de la agricultura familiar y el bajo esfuerzo en la necesaria transición energética. Con la llegada del Covid-19, la guerra entre Rusia y Ucrania y los eventos climáticos la situación se agravó, encontrando a Paraguay en una situación sumamente vulnerable a pesar de sus excelentes condiciones. Paraguay necesita valentía y profesionalismo de parte de sus autoridades económicas. Ojalá asuman el compromiso en este sentido.
El Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) emitió seis recomendaciones para pasar una saludable Semana Santa.
La inflación, que ya viene dando señales negativas desde el año pasado, se extendió hasta este año. A esto se agrega la reciente estimación del Fondo Monetario Internacional (FMI) de un bajo nivel de crecimiento para el año 2022. Este contexto es altamente riesgoso, tanto en términos socioeconómicos por el retroceso que puede significar en los avances en la calidad de vida que se vieron en los últimos años, como en términos políticos por el malestar ciudadano y el conflicto que puede conllevar. Las autoridades económicas no pueden permanecer al margen de la situación.
Desde el BCP informaron que la inflación en el primer trimestre de 2022 llegó a 3,7%, mientras que la inflación interanual alcanzó 10,1%.
Los nuevos datos de pobreza monetaria fueron publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El 26,9% de la población se encuentra en esa situación, es decir, sus ingresos están por debajo del valor de una canasta mínima de bienes y servicios. El aumento de los ingresos laborales derivados de la recuperación económica verificada entre 2020 y 2021 no fue suficiente para enfrentar la inflación, lo cual significó una pérdida importante de capacidad adquisitiva. Una de las principales razones de aumento de la pobreza ha sido el incremento de los precios de los alimentos. Los factores estructurales que están detrás de la pobreza requieren abordajes integrales y que beneficien no solo a las poblaciones en situación de pobreza; el Gobierno debe ser capaz de implementar políticas que enfrenten estos factores en el corto, mediano y largo plazo.
Con el fin de donar a los más carenciados, se realizará en San Lorenzo un evento artístico, donde la entrada será un kilo de cualquier alimento no perecedero.