Opinión

Mejor recaudación tributaria vs. la inflación

Luis Carlos Irala Por Luis Carlos Irala

Los últimos informes oficiales del Ministerio de Hacienda resaltan las buenas recaudaciones tributarias y aduaneras registradas en el primer cuatrimestre del año. Si bien es cierto que este aumento puede responder a una mayor eficiencia tampoco se puede ignorar que los precios de los productos aumentaron significativamente es los últimos doce meses, lo que también puede estar incidiendo en el aumento de los ingresos tributarios.

Efectivamente, las recaudaciones en concepto de tributos y aranceles aduaneros aumentaron en torno al 18 por ciento entre enero y abril, lo cual es muy alentador para las finanzas públicas, más aún considerando que el crecimiento de la economía será prácticamente nulo este año, pues la última proyección habla solo de un crecimiento del producto interno bruto del 0,2%. Otras proyecciones más pesimistas incluso hablan de una caída de la economía en el presente año.

Sin embargo tampoco se puede dejar de lado el hecho de que en los últimos 12 meses la inflación, o la suba de precios de los productos aumentaron el 11,8%. Este aumento de los precios también incide a la hora de aplicar los tributos vigentes en el país.

En ese orden, si la recaudación aumentó en 18% y la inflación del año ya está en más del 5%, al descontar el aumento de los precios la mayor recaudación de impuesto queda en torno al 13%.

Si se considera que la inflación acumulada en los últimos doce meses es del 11,8%, la mayor recaudación se reduce a solo 5%.

En el caso del aumento de los aranceles aduaneros también se debe realizar la misma consideración. El precio de los productos importados aumentaron extraordinariamente en los últimos dos años, a causa de la pandemia.

En el caso de los productos importados también se debe tener en cuenta el aumento del flete, que se encareció por las dificultades en conseguir contenedores y por la bajante de los ríos.

Todos estos factores convergieron para incidir en el valor imponible de los productos importados. Sobre este valor imponible luego se aplican los tributos y aranceles aduaneros.

Si bien el propio presidente, Mario Abdo Benítez, resaltó días pasados el aumento de los ingresos aduaneros gracias a la eficiencia de los funcionarios de dicha repartición estatal, tampoco se puede desconocer los citados factores que inciden en la recaudación final de los impuestos.

Otro factor que juega un papel importante en las recaudaciones tributarias y aduaneras es la cotización del dólar. La moneda norteamericana también mostró una tendencia alcista en los últimos meses y el Banco Central del Paraguay tuvo que realizar varias intervenciones para frenar una suba más allá de los 7.000 guaraníes.

Si bien es aplaudible la gestión de los funcionarios estatales para mejoras los ingresos del Fisco, hay factores que de por sí también ayudan a mejorar la recaudación tributaria.

De ahí la necesidad de hacer un mejor análisis para ver si los mayores ingresos corresponden genuinamente una mayor eficiencia estatal, o si responde a factores inflacionarios para poder hacer una correcta apreciación y tomar las decisiones más apropiadas en el manejo de las finanzas públicas.

Para el cierre del presente año el Fisco estima superar la meta de recaudación. En principio la meta es aumentar los ingresos en torno al 8%. En ese sentido hay que señalar que el BCP ajustó recientemente la meta de inflación para este año también en 8,2%.

Si el aumento de la recaudación llega al 8% y la inflación también se mantiene en el mismo porcentaje, prácticamente no se puede hablar de un aumento de los ingresos tributarios, si no más bien de un empate.

De todos modos es aplaudible la gestión que están realizando los funcionarios estatales para mejorar los ingresos tributarios, por un lado, y frenar los gastos estatales por otro de tal suerte a buscar un nuevo equilibrio en las finanzas públicas.

Los combustibles son algunos de los productos que registraron subas extraordinarias en el precio, lo que ayudaron a incrementar los ingresos en el impuesto selectivo al consumo. Veremos como se comportan la inflación y la recaudación en los próximos meses.

Dejá tu comentario