Nacionales

Gatillo fácil: Otra víctima se recupera en el Hospital de Trauma

Un joven de 25 años se recupera en el Hospital de Trauma de Asunción luego de haber sido víctima de un presunto caso de gatillo fácil ocurrido en la ciudad de Caaguazú. El sospechoso del hecho es un agente de la Policía Nacional, quien está detenido e imputado.

El suboficial investigado por un presunto caso de gatillo fácil fue identificado como Inocencio Rojas, quien presta servicios en la Comisaría 2ª de la ciudad de Caaguazú. El uniformado ya se encuentra detenido e imputado por el supuesto hecho de lesión corporal en el ejercicio de la función pública, cuya expectativa de pena es de dos a 15 años de cárcel.

La víctima fue identificada como Richart Manuel Ortiz Beníitez, de 25 años, quien el pasado 8 de mayo en horas de la noche se encontraba ingiriendo bebida alcohólica en la vía pública del barrio San Lorenzo, de la ciudad de Caaguazú, en compañía de otra persona.

Lea más: Policías que balearon a menor fueron imputados y se exponen a 30 años de cárcel

Ante esta situación, los vecinos dieron aviso a la Policía Nacional ya que rige la cuarentena sanitaria decretada por el Gobierno ante la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19).

Dos agentes policiales llegaron al lugar y, según refirieron, la víctima portaba un arma blanca con la cual habría intentado herir al suboficial Inocencio Rojas, quien desenfundó su arma de fuego; ante esto, el joven se dio a la fuga, fue perseguido y a tres cuadras recibió el disparo en la espalda.

La bala perforó el intestino, lo que puso en riesgo la vida de Ortiz, quien fue derivado al Hospital de Trauma de Asunción y luego de dos semanas dejó la sala de Terapia Intensiva. Sin embargo, sigue internado en estado de recuperación, informó el periodista de Última Hora Robert Figueredo.

Nota relacionada: Gatillo fácil: Policías hieren a niño de 6 años en persecución y tiroteo irregular

Los familiares presentaron la denuncia formal este martes en la Comisaría 2ª de Caaguazú y en el Ministerio Público, atendiendo a que priorizaron el estado de salud de la víctima.

La defensa del uniformado recusó a la fiscala María Angélica Insaurralde, tras esto la fiscalía general del Estado asignó para la investigación al fiscal de Derechos Humanos Santiago González Bibolini, de la capital del país, y como coadyudante queda la fiscala Norma Salinas, de Caaguazú.

Otro caso de gatillo fácil

Otro caso de gatillo fácil se registró el sábado pasado en horas de la noche, cuando un niño de 6 años resultó herido tras recibir tres impactos de arma de fuego. El menor viajaba a bordo de un vehículo, en compañía de su familia.

El padre de la víctima habría evitado pasar frente a un control policial y desvió la marcha, tras esto se inició una persecución con tiroteo por parte de una patrullera, con dos agentes policiales.

Le puede interesar: Menor baleado evoluciona favorablemente y próximas 72 horas serán cruciales

La fiscala Ana Girala imputó a los agentes Derlis Sanabria y Juan Amarilla por homicidio doloso en grado de tentativa, omisión de auxilio y lesión corporal en el ejercicio de la función pública, en calidad de autor y coautor, respectivamente.

El director del Hospital de Trauma, Agustín Saldívar, manifestó este miércoles a NPY que el niño ahora da una respuesta "acelerada de curación", más de lo que se esperaba. Para los médicos, fueron cruciales las últimas 72 horas en las que se definió la salud del pequeño.

Lea más: Niño baleado por policías tiene una "respuesta acelerada de curación"

"La doctora Natalia Gómez informó que ya se va a comenzar a alimentar con la boca, masticando, porque todo este tiempo estuvo recibiendo alimentación por la sonda", señaló el director del Hospital de Trauma, Agustín Saldívar, con respecto a la salud del niño baleado por policías.

El hecho se registró en la ciudad de San Lorenzo, en el Departamento Central.

Dejá tu comentario