12 jun. 2024

El poder transformador del fútbol: Uniendo a Sudamérica en la inclusión

Conmebol y Olimpiadas Especiales celebran el poder del fútbol como un agente de cambio en Sudamérica.
Si desea formar parte del poder del deporte para cambiar vidas, le invitamos a que abra su mente y corazón a lo que está sucediendo en Sudamérica. Esta semana podrá ser parte de esta experiencia en Paraguay, donde tendrá la oportunidad de vivir y sentir, donde la pasión por el fútbol se encuentra con la determinación de construir una sociedad más inclusiva, más justa y compasiva.

Hasta este domingo 2 de junio podrá ser testigo de un evento que va más allá de los goles y las victorias en la cancha. Olimpiadas Especiales y la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) se han unido para celebrar La Semana del Fútbol 2024, una iniciativa conjunta que demuestra el poder unificador del deporte, promoviendo valores de inclusión, respeto y equidad a través de torneos y eventos de fútbol unificados. Un recordatorio de que el fútbol es para todos.

En esta semana única se llevarán a cabo una serie de actividades deportivas y educativas como clínicas, competencias unificadas, capacitaciones para entrenadores, desarrollo de destrezas y exhibiciones en 10 países de Sudamérica, incluyendo el nuestro. Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela se unen en este movimiento que está cambiando vidas. Estas actividades incluyen a futbolistas con discapacidad intelectual y del desarrollo (DID) y futbolistas sin discapacidad, entrenadores, embajadores y miembros de la comunidad al igual que a integrantes de las Asociaciones Miembro de Conmebol, promoviendo la inclusión real de personas de todas las habilidades.

Lo que presenciaremos en la cancha va más allá de un simple juego. Ver a los atletas, con y sin discapacidad, compartir y enfrentarse con valentía y determinación nos enseña lecciones de empatía, coraje y perseverancia. Son guerreros, recordándonos que la verdadera fortaleza reside en el espíritu humano.

En la actualidad, más de 19 millones de personas en América Latina vive con discapacidad intelectual y del desarrollo. A menudo enfrentan barreras que limitan su participación plena en la sociedad, desde el acceso a la educación y el empleo hasta la participación en actividades recreativas. Sin embargo, el deporte, y en particular el fútbol, emerge como un poderoso vehículo de desarrollo e inclusión social para estas personas.

Más que simplemente un juego, el deporte ofrece oportunidades para construir habilidades físicas, sociales y emocionales. A través del fútbol, las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo pueden desarrollar su confianza, establecer relaciones significativas y sentirse parte de una comunidad más amplia.

Es un espacio donde las diferencias se desvanecen, y donde el espíritu competitivo se combina con el compañerismo y la camaradería. En este sentido, el deporte se convierte en una herramienta poderosa para romper estigmas, promover la inclusión y empoderar a las personas con DID a alcanzar su máximo potencial en todos los aspectos de sus vidas.

Pero la Semana del Fútbol no se trata solo de deporte. También es un espacio donde los atletas reciben atención médica, participan en foros sobre salud y familia, y se sumergen en charlas sobre liderazgo. Es una celebración de la vida en toda su diversidad, un recordatorio de que todos tenemos un papel que desempeñar en esta gran sinfonía llamada humanidad.

Desde el 2005, la alianza entre Olimpiadas Especiales y Conmebol, conocida como “Fútbol Somos Todos”, ha estado marcando la diferencia. Construyendo puentes hacia la inclusión, mostrando al mundo que el fútbol no solo es un juego, es una herramienta para construir comunidades más compasivas y respetuosas. Entregando además un mensaje de solidaridad y oportunidad, valorando a las personas con DID por sus cualidades y talentos.

El impacto de este trabajo es significativo y duradero. Estamos creando sociedades más inclusivas para personas con discapacidad intelectual y del desarrollo en toda América Latina, a través del deporte más querido de la región. El fútbol despierta pasiones, sí, pero también despierta conciencias, derribando barreras y construyendo puentes hacia un futuro más brillante e inclusivo.

Paraguay ha aprovechado la oportunidad de inspirar a otras naciones, apoyado por la Asociación Paraguaya de Fútbol y un gobierno comprometido, mostrando que la inclusión real de personas con discapacidad intelectual y del desarrollo beneficia a todas las comunidades- enriqueciendo el tejido mismo de la sociedad.

En última instancia, el fútbol nos une en nuestra humanidad compartida. Nos recuerda que, más allá de nuestras diferencias, todos somos iguales en el campo de juego de la vida. Y juntos, estamos marcando el comienzo de una nueva era de inclusión y respeto en América Latina, una patada a la vez.

Alejandro Domínguez.jpg

Alejandro Domínguez: Presidente de la Confederación Latinoamericana de Fútbol.

Claudia Echeverry.jpg

Claudia Echeverry: Presidenta y directora regional de Olimpiadas Especiales para América Latina.

Más contenido de esta sección