26 may. 2024

Educación en peligro

Alumnos del primer ciclo de la Escuela 1730 Inmaculada Concepción, de la localidad de Paso Horqueta, retornaron, una vez más, a las clases presenciales bajo árboles ante la falta de aulas.
Alumnos de una escuela de la localidad de 4 de Octubre, en Yby Pytã, Canindeyú, reciben clases en los pasillos o bajo árboles, ya que el pabellón donde normalmente desarrollaban sus actividades se encuentra en pésimo estado.
Unos 50 niños de la Escuela Mayor Ramón Bejarano de Fuerte Olimpo, Departamento de Alto Paraguay, iniciaron las clases sin docente, en el primer grado, debido a que el responsable de la cátedra se jubiló y no se designó un remplazo.
El joven político Tobías Wiens, quien luchará por un lugar dentro de la Cámara de Diputados por Alto Paraná, en el marco de su candidatura propone obligaciones para los parlamentarios que tienen relación con la educación pública y las promesas de los políticos.
El ministro de Educación, Enrique Riera, confirmó que un total de 156 escuelas fueron afectadas por las últimas tormentas registradas durante el fin de semana pasado. Esperan repararlas en vacaciones con la ayuda de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).
El amanecer de este miércoles mostró su rostro en medio de seis colegios tomados y estudiantes secundarios molestos con el Gobierno por la baja inversión en educación y los “oídos sordos” de autoridades, según revelaron.
Estudiantes secundarios decidieron iniciar este lunes “la semana de luto” ante la negativa del Poder Ejecutivo de elevar el presupuesto para Educación. Sostienen que la precariedad con la cual estudian los lleva a enlutarse.
Estudiantes de diferentes instituciones, tanto públicas como privadas, lamentaron que el ministro Enrique Riera prefiera ver el partido de la Albirroja “tranquilo” en vez de enfocarse en la crisis educativa. Reafirmaron su postura de mantenerse en luto durante esta semana por la falta de interés del Gobierno.
Jóvenes secundarios cuestionaron una vez más al ministro de Educación, Enrique Riera, quien los acusó este martes de querer tomar 13 colegios. Pidieron al alto funcionario de Estado hacer más, hablar menos y dejar de mentir.
Secundarios de colegios públicos y privados denuncian que el Ejecutivo hizo caso omiso a las necesidades del sector educativo en su proyecto de Presupuesto para el 2018, entregado al Congreso. Amenazan con nuevas medidas, mientras el ministro de Educación les hizo un pedido muy especial: que acerquen sus reclamos, pero antes de la hora del partido Paraguay - Uruguay.
Padres y pobladores en general de la ciudad de Ñemby, departamento Central, temen que una escuela se desplome sobre los más de 300 niños que van diariamente a estudiar en el sitio. Sostienen que esta situación los somete desde hace cinco años.
Instituciones educativas van quedando vacías y son clausuradas en este departamento. La expansión del cultivo de soja y la zozobra que crea el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) son los principales motivos.
Los docentes y pobladores de zonas de San Pedro lamentaron que, debido a la inasistencia del Estado, dejen de lado el kokue para cultivar la marihuana. El departamento es el tercero más pobre del país.
Descalzos y sin alimentarse deben emprender viaje a pie desde tempranas horas. Las ganas de aprender los expone a un sistema que los obliga a dar clases a la intemperie, expuestos al extremo frío o al intenso calor.
Enrique Riera respondió a la publicación de ÚH de este jueves sobre la cantidad de instituciones educativas que están en emergencia por peligro de derrumbe. Sus funcionarios aseguraron desconocer esta cifra, pero el ministro de Educación dijo lo contrario y anunció que se tomaron acciones. Finalmente, confirmó el punto principal: tienen que cruzar datos con gobernaciones y municipios.
El Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) no previó el lugar donde miles de niños darán clases mientras se reparan más de 600 escuelas que se encuentran a punto de derrumbarse.
Caaguazú es la segunda zona más afectada por la emergencia de infraestructura. Los chicos dan clases bajo árboles, hay obras con retrasos y otras instituciones que siguen a la espera de una palada inicial.
Con clases bajo árboles, escuelas en ruinas y en medio de la pobreza, celebran hoy el Día del Niño miles de escolares en el país. Pese a la adversidad, los chicos asisten en masa con la esperanza de salir adelante por un futuro mejor.