Especiales

Día del Poeta Paraguayo: ¿Cuál es la importancia de la poesía en el país?

Cada 11 de octubre se celebra el Día del Poeta Paraguayo en conmemoración de Natalicio de María Talavera, considerado el precursor de este género en el Paraguay. ¿Cuál es la importancia de la poesía en nuestro país?

El escritor Natalicio de María Talavera participó de la Guerra de la Triple Alianza, ocurrida entre 1864 y 1870. Durante la contienda bélica se inspiró para escribir sus primeros textos que se dividieron entre poesía y crónicas.

Nació en Villarrica, Departamento del Guairá, el 8 de setiembre de 1839. Se trasladó a Asunción para sus estudios y al finalizarlos empezó a trabajar como periodista, según el portalguarani.com.

En la Guerra Grande, el poeta fue corresponsal de guerra. Publicó sus primeros versos en el periódico El Cabichuí, que inició su circulación durante la guerra para alentar a los soldados paraguayos. Los textos de Talavera tenían versos en guaraní.

Nota relacionada: Recuerdan al ilustre poeta Manuel Ortiz Guerrero

Talavera falleció el 11 de octubre de 1867 a sus 28 años en el campamento de Paso Pucú, en medio de la guerra de la Triple Alianza. El Día del Poeta Paraguayo fue fijado en la década de 1970 en su homenaje.

La vicepresidenta de la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP), Susy Delgado, también poeta, considera que esta fecha de recordación “es muy válida, sobre todo en este tiempo en que la palabra está degradada”. “Me parece un recordatorio muy hermoso y significativo”, agregó.

De acuerdo con su forma de ver, la palabra debería ser un valor fundamental y los paraguayos tenemos “un deber especial al respecto”. En el caso de Paraguay, señala que los nacidos en esta tierra son herederos de la cultura guaraní “que tenía como valor más alto la palabra”.

“Para los guaraníes el ñe’ẽ porã era lo más importante, que estaba cargado de un sentido de palabra honesta, profunda y sincera”, agrega.

Dia del poeta paraguayo.png

¿Cuál es la importancia de la poesía?

Suena como una pregunta básica, pero es para destacar el rol y la importancia tanto del poeta, como de la poesía en Paraguay, considerando los sucesos de distinta índole que se dan en esta "isla rodeada de tierra", como expresó alguna vez Augusto Roa Bastos.

Para Delgado, correspondería tratar de reflexionar sobre “ese tremendo valor” como es el guaraní.

Por otro lado, también sostiene que la importancia fundamental del poeta es el decir, lo cual no es algo superficial. “El ser humano, decían nuestros ancestros guaraníes, se hace precisamente por la palabra, existe por la palabra”, expresa.

Por su parte, Milson de Jesús Godoy, titular de la Academia Literaria Kavureí, de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción, manifiesta que “en principio la poesía es una forma de expresión artística que utiliza el escritor para darse a conocer a sí mismo, en su más intrínseco y profundo pensar”.

Según su visión, el texto poético deber ser un reflejo del país, de su cultura, sus creencias y necesidades. “La poesía entonces puede llegar a ser un espejo a través del cual nosotros mismos podemos llegar a conocernos, quizás por primera vez de una forma sublime”, agrega.

Igualmente, cree que no debe ser subestimada, ya que “puede contagiar” de pensamiento crítico a la sociedad.

La Academia Literaria Kavureí planea este año publicar una recopilación de textos literarios escritos por sus integrantes. Será la séptima edición. Están en pleno proceso de conseguir editorial para lo que será su séptima edición. Godoy destaca que es uno de los pocos espacios para formarse en la escritura.

Lea también: Poesía es intervenir la propia realidad

La poesía como medio de relacionamiento

Mientras que la poeta Fachu Aguilar encontró en la poesía no solo respuestas, sino que una forma de relacionarse con otras mujeres escritoras. En su caso, señala que está relacionada con su activismo en el feminismo.

Pudo encontrar y conocer a mujeres con los que trató de lograr puntos en común en situaciones de violencia. Aguilar publicó un poemario denominado Semilla, a través del cual, dice, se encontró con muchas personas de su mismo género que escribían y tenían la práctica de la poesía en silencio “como una forma de resistir, de poder ir nombrando lo que les pasaba o sucedía”.

En su experiencia vio a mujeres que tenían anotadores, cuadernos y hasta libros con textos sin editar.

Para ella, la poesía “es un territorio de transgresiones en cualquier contexto político”. “Por eso fue una herramienta que acompañó procesos revolucionarios, que ha denunciado, que ha invitado a sensibilizarse y a comprometerse durante las dictaduras o durante procesos políticos complejos como los que vivimos”, añade.

Aunque también apunta a reflexionar sobre la poesía feminista escrita por mujeres y cuerpos disidentes. Considera que la poesía se fue transformando. Explica que, si bien emplean expresiones poéticas en sus textos, no se enmarcan en lo que “se conoce propiamente como poesía o poema”, sino más bien en prosas poéticas que buscan narrar o describir una realidad.

“Para hacerlo toman imágenes poéticas y hay quienes dicen y se reafirman en que eso es la poesía y que el hecho que se mueva, que trascienda, que no se quede estática, forma parte del proceso”, finaliza.

Dejá tu comentario