Nacionales

Con huevos intentan repeler a manifestantes

Con huevos arrojados desde el edificio donde habita el senador Víctor Bogado intentaron repeler la protesta ciudadana contra el legislador, acusado de tráfico de influencias. Los manifestantes también solicitan la renuncia o la pérdida de investidura del legislador liberal por el Departamento de Alto Paraná, Carlos Portillo.

Con una representación teatral en la cual aludían al diputado Carlos Portillo como el "Rey de los burros", la Comisión Escrache Ciudadano continuó este viernes la jornada de manifestación para solicitar la renuncia o la pérdida de investidura del legislador altoparaneaense.

A principios de este año, el diputado liberal Carlos Portillo fue imputado por tráfico de influencia, cohecho pasivo agravado, soborno y asociación criminal, tras la filtración de un audio en que prometía interceder ante la Justicia a favor de una contadora procesada, a cambio del pago de USD 3.000.

Aunque el titular del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Efraín Alegre, solicitó a Portillo que renuncie a su banca, el legislador esteño se aferra a su curul.

Hasta el momento, la Cámara de Diputados no analizó la situación de Carlos Portillo. El problema es que, hasta el momento, ningún legislador se quiere hacer cargo de la nota presentada por un grupo de ciudadanos y solicitar una sesión extraordinaria para tratar la posible pérdida de investidura de Portillo.

Niñera de oro

Tras esta actividad, se dirigieron a la casa del senador colorado Víctor Bogado. El legislador de la Cámara Alta está procesado por estafa y cobro indebido de honorarios tras, supuestamente, haber nombrado a Gabriela Quintana, niñera de sus hijos, como funcionaria de la Cámara de Diputados, cuando Bogado era titular de este cuerpo legislativo.

Desde el edificio donde vive Bogado arrojaron huevos hacia los manifestantes, para intentar repeler la protesta.

Embed

Posteriormente, Quintana fue comisionada a la Itaipú Binacional con un jugoso salario, percibiendo dos haberes del Estado.

Nota relacionada: Víctor Bogado pide que el Senado ratifique su desafuero

Según las investigaciones de la Fiscalía, Quintana llegó a cobrar más de G. 71 millones de forma ilegal. El proceso lleva más de dos años cajoneado. El caso es conocido como niñera de oro.

La Comisión Escrache Ciudadano asegura que seguirá con la medida de fuerza hasta que Portillo y Bogado renuncien a sus bancas legislativas, tal como lo hicieron José María Ibáñez, Óscar González Daher y Jorge Oviedo Matto.

Dejá tu comentario