Nacionales

Carlos Arregui: "Díaz Verón filtraba datos a investigados"

Tras la investigación por enriquecimiento ilícito contra el ex fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, se generaron nuevas declaraciones sobre supuestas irregularidades y una suerte de abuso de poder durante su gestión al frente del Ministerio Público. El ex agente Carlos Arregui reveló cómo el ahora procesado se oponía a algunos casos emblemáticos que tenía a su cargo.

Denuncias sobre el manejo turbio de la Fiscalía General del Estado en manos de Javier Díaz Verón saltaron de nuevo este sábado luego de que Carlos Arregui, ex fiscal de Delitos Económicos, revelara las trabas que ponía la otrora máxima autoridad a casos muy sonados de años atrás.

Corría el año 2013 cuando saltaban a la luz las denuncias contra Perlita Paredes Acosta, hija de la diputada colorada Perla de Vázquez, quien en su momento fue imputada por cuatro delitos. Inicialmente, la investigación quedó en manos de Arregui.

Según señaló en contacto con Telefuturo, en aquella época había solicitado allanar la Cámara de Diputados para incautar las planillas de asistencia. Sin embargo, al enterarse, Díaz Verón pidió que le solicite los datos por oficio y se opuso al allanamiento.

Lea más: Caso de Perlita queda extinguido

“Pedía que no se allanara el Congreso para ir a buscar elementos en relación con los datos que nosotros teníamos, se sentía que no había ese apoyo de la cabeza principal. Él pasaba ciertos datos útiles importantes a las personas investigadas”, relató.

Perlita Paredes percibía cinco salarios de forma irregular: de Itaipú Binacional, de la Cámara de Diputados, de la Corte Suprema de Justicia, del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS), y del Instituto de Previsión Social (IPS).

Fue condenada a dos años de cárcel, pero con suspensión de la pena. De esa forma se libró de ir a prisión y fue obligada a pagar la suma de G. 188 millones en un plazo de 72 horas y G. 7.840.880 durante dos años.

Asimismo debió prestar servicio médico en la cátedra de Clínica Médica del Hospital de Clínicas de San Lorenzo.

Otro caso recordado por el ex fiscal fue el de la niñera de oro y que involucró al senador Víctor Bogado. En aquel entonces había expresado molestias por operativas encabezadas en torno a la investigación, mediante otros funcionarios del Ministerio Público.

La acusación en contra del legislador es por haber utilizado, supuestamente, sus influencias para conseguir un contrato en la Itaipú Binacional a la mujer que ya tenía un sueldo estatal en la Cámara de Diputados.

Se trata de Gabriela Quintana, sindicada como la entonces niñera de las hijas del parlamentario. La misma fue nombrada en Diputados y luego comisionada a Itaipú, percibiendo dos salarios del Estado.

En Tacumbú

Javier Díaz Verón ingresó este viernes a la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, por disposición del juez Julián López. El mismo está imputado por enriquecimiento ilícito y guardará prisión preventiva en este reclusorio.

El ex fiscal general del Estado enfrenta un proceso junto con su esposa, María Selva Morínigo, quien está imputada por lavado de dinero y fue recluida en el Centro Penitenciario de Mujeres Casa del Buen Pastor, situación que la defensa apeló con la intención de que le concedan la prisión domiciliaria, por lo que esa acción debe resolverse.

Puede interesarte: Javier Díaz Verón, preso 3582 de Tacumbú

Para la Fiscalía, la pareja no pudo justificar con documentos el ingreso de G. 3.764.317.044; además, detectó que el ex titular del Ministerio Público tuvo un ingreso de G. 1.147.058.591 que no provendría de fuentes legítimas.

Las investigaciones contra Díaz Verón y su esposa iniciaron entre finales del 2017 y principios del 2018. No se descarta que también incluyan a sus hijos, Alejandro y Yerutí Díaz Morínigo.

Dejá tu comentario