Nacionales

Así era la trayectoria delictiva de los tres miembros abatidos del EPP

Los miembros abatidos del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Lucio Silva, Esteban Marín López y Rodrigo Argüello, tenían una antigua trayectoria delictiva dentro del grupo criminal.

Lucio Silva, alias Arturo; Esteban Marín López, alias teniente Rafa, y Rodrigo Argüello, alias Puchu, murieron el viernes pasado en un enfrentamiento con la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en la zona de Cerro Guazú.

Todos ellos participaron en varios hechos delictivos, perpetrados por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Lucio Silva, de 62 años, tenía una antigüedad de casi 20 años en el grupo criminal, contaba con nueve órdenes de captura vigentes por homicidio doloso, secuestro y otros, privación ilegítima de la libertad, asociación terrorista, coacción grave, tentativa de homicidio y robo frustrado, informó el periodista de Última Hora Marciano Candia.

Lea más: Explosivos iban a ser utilizados en tiempo breve por el EPP, según FTC

Tiene dos hijos que también forman parte de la estructura armada (Jorgelina y Samuel), además un tercer hijo (Claudelino Silva) fue abatido en el desarrollo de operaciones militares por la FTC durante el secuestro de Arlan Fick el 2 de abril de 2014.

Fue uno de los fundadores del grupo armado e integrante de la Banda de Choré que en el año 1997 intentó robar una bóveda del Banco Nacional de Fomento. En ese grupo estaban presentes Carmen Villalba y Alcides Oviedo, otros líderes del EPP.

Silva estuvo detenido por tres años por el delito de intento de robo, posterior a su liberación apareció en el sector de Arroyito como dirigente campesino y luego pasó a conformar el brazo armado del EPP.

Trayectoria delictiva

Integró las filas de la banda criminal desde su creación y participó de todos los eventos protagonizados por el EPP, según datos proveídos por la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

Formó parte del grupo que realizó los primeros secuestros: El de María Edith Bordón De Debernardi en el 2001 y el de Cecilia Cubas en el 2004, esta última era hija del ex presidente de la República Raúl Cubas.

Posteriormente, en el 2006 participó del atentado contra la Comisaría de Hugua Ñandú y en el 2008 secuestró al brasileño Luis Alberto Lindstron Picco en la estancia La Brasilerita, en Concepción.

Nota relacionada: Presunto abatido en el Norte sería uno de los miembros más antiguos del EPP

Además, el 31 de diciembre del 2008 tuvo participación en la quema del destacamento militar Tacuatí de la Tercera División de Caballería del Ejército. En el 2009 secuestró al ganadero Fidel Zavala en su estancia Doña Mabel Paso, en Barreto, Concepción.

El 21 de abril de 2010 participó del asesinato del suboficial Joaquín Agüero Benítez y tres peones de la estancia Santa Adelia de Arroyito, en Concepción.

Luego, el 17 de junio del mismo año perpetró el asesinato de Carlos Cardozo y Lilio Giménez, miembros de la Fuerza de Operaciones Policiales Especiales (FOPE) en el sector conocido como Kuruzú de Hierro.

Lucio Silva.jpg
Lucio Silva, uno de los abatidos en el enfrentamiento con la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).<br>
Lucio Silva, uno de los abatidos en el enfrentamiento con la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

En agosto de 2010 también participó del asesinato del dirigente campesino Florencio Núñez. Mientras que en enero del 2011 estuvo en la activación del artefacto explosivo contra la Comisaría 3ª de Horqueta, dejando cuatro uniformados heridos.

El 23 de marzo de ese año formó parte del atentado con artefacto explosivo contra la sede de la Fiscalía de Horqueta. En setiembre estuvo en el atentado contra la Subcomisaría 10ª de Capitán Giménez, resultando asesinados los suboficiales Vicente Casco y Salvador Fernández.

La trayectoria delictiva de Lucio Silva sigue en agosto del 2013 con el asesinato de cinco guardias de seguridad en la estancia Lagunita de Tacuatí, en el Departamento de San Pedro.

Además, el 28 de enero del 2015 fue uno de los ejecutores del secuestro y posterior asesinato de la pareja Erika Reiser y Robert Nato, en el sector de la localidad de Pasiño.

Le puede interesar: Identifican a todos los abatidos tras enfrentamiento en el Norte

También el 19 febrero del 2015 perpetró el ataque contra las instalaciones la Comisaría de Kuruzú de Hierro, de Horqueta, en Concepción, dejando únicamente daños materiales.

El 12 de julio de ese mismo año participó del asesinato de los suboficiales Adalberto Candia Sanabria y Egidio Ramón Chávez en un ataque por parte de integrantes del EPP entre San Pedro y Amambay.

El 28 de julio del 2016 fue uno de los autores del atentado contra una comitiva de la Fiscalía, Policía Nacional, la FTC y periodistas que se desplazaban en una zona rural de Santa Rosa, en San Pedro.

El 26 de abril de 2017 formó parte del grupo que ejecutó a un personal de seguridad de la estancia Tantán, ubicada en Arroyito. El 23 de julio de ese año protagonizó el secuestro del menonita Franz Hiebert Wieler, en la Colonia Santa Clara de Tacuatí.

Nota relacionada: Mario Abdo confirma tres abatidos por la FTC tras enfrentamiento con grupo armado en el Norte

También, según los investigadores, el 1 de setiembre del 2017 secuestró al menonita Bernhard Blatz Friessen, en la colonia Río Verde de Santa Rosa, en San Pedro.

El 19 de noviembre del 2018 participó en la ejecución de un ciudadano brasileño de la estancia El Ciervo y el 22 de diciembre del mismo año del asesinato de un guardia de seguridad en la estancia Santa Teresa, en San Pedro.

Mientras que el 9 de mayo de este año estuvo involucrado en la quema de maquinarias e instalaciones del establecimiento Jaguary.

Esteban Marín López

Esteban Marín López, de 36 años, era uno de los cabecillas principales del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Contaba con 15 órdenes de captura vigentes por asociación criminal, homicidio doloso, secuestro, toma de rehén, privación de la libertad, terrorismo, asociación terrorista, tentativa de homicidio doloso y apología del delito.

A su cargo se encontraba la célula del EPP denominada Brigada Campesina de Ajusticiamiento de Matones de Estancias y la Brigada Indígena de Ajusticiamiento de Matones de Estancias.

Además, formaba parte del anillo de seguridad más alejado y su función principal era el de cobro de impuestos revolucionarios. No tenía parientes dentro de la estructura armada.

Su trayectoria delictiva

Al igual que Lucio Silva, participó de los secuestros del ganadero Luis Alberto Lindstron Picco, Fidel Zavala, de la pareja Erika Reiser y Robert Nato, de los menonitas Franz Hiebert Wieler y Bernhard Blatz Friessen y en el último secuestro registrado el 9 de setiembre pasado, del ex vicepresidente de la República Óscar Denis.

Así también, en la quema del destacamento militar Tacuatí de la Tercera División de Caballería del Ejército, en el crimen de los suboficiales Joaquín Agüero Benítez y tres peones de la estancia Santa Adelia de Arroyito, en Concepción.

Además, estuvo involucrado en las muertes del personal de la FOPE en Kuruzú de Hierro y del dirigente campesino Florencio Núñez.

También fue integrante del grupo que atacó con explosivos la Comisaría 3ª de Horqueta, del atentado a la Fiscalía de Horqueta y contra la Subcomisaría 10ª de Capitán Giménez.

Esteban Marín.jpg
Esteban Marín, otro de los fallecidos en el tiroteo.
Esteban Marín, otro de los fallecidos en el tiroteo.

El 17 de agosto del 2013 participó del asesinato de cinco guardias de seguridad en la estancia Lagunita en Tacuatí, Departamento de San Pedro.

Así también en el ataque de la Comisaría Kuruzú de Hierro de Horqueta, en los asesinatos de los suboficiales Adalberto Candia Sanabria y Egidio Ramón Chávez, entre San Pedro y Amambay.

El 17 de julio del 2015 participó del crimen de los suboficiales Eladio Pavón Acosta, Edison Ramón Aguilar Román y Cipriano Julián López Cristaldo, en Yaguareté Forest, Santa Rosa, San Pedro.

Lea más: Abatidos en el Norte serían células del EPP, según Fiscalía

También estuvo presente en el atentado contra la comitiva de la Fiscalía, Policía, la FTC y periodistas, en el crimen de ocho militares en Arroyito, en la ejecución del personal de la estancia Tantán y de un ciudadano brasileño en la estancia El Ciervo.

Estuvo en la quema de tres avionetas, un tractor y un camión en la estancia La Estrellita de San Vicente Pancholo, en San Pedro, registrado el 7 de diciembre del 2018.

Mientras que el 8 de julio del 2019 estuvo en un homicidio y quema de maquinaria en las instalaciones en la estancia Ñandu’i. En mayo y setiembre de este año estuvo en las quemas de maquinarias en los establecimientos Yukeri y Overa.

Rodrigo Argüello

El tercer abatido en el enfrentamiento fue Rodrigo Argüello, de 24 años. Tenía el cargo de integrante armado, con una antigüedad de tres años en el grupo armado.

Tenía una orden de búsqueda y localización emitida por la Fiscalía de la Unidad 2 de Horqueta y era miembro de la Brigada Campesina de Ajusticiamiento de Matones de Estancias.

El 22 de julio de 2017, su madre denunció que él y su otro hijo Jhony Argüello fueron secuestrados por sus mismos hermanos (Luciano y Benicio) que para la fecha ya eran miembros activos del EPP.

Rodrigo Arguello.jpg
Otra de las víctimas fatales en el tiroteo fue Rodrigo Argüello.
Otra de las víctimas fatales en el tiroteo fue Rodrigo Argüello.

Su trayectoria delictiva

Participó en varios atentados terroristas entre los cuales se encuentran el fusilamiento en la estancia El Ciervo, en noviembre del 2018.

El 7 de diciembre de ese mismo año participó del asesinato de guardias y quema de maquinarias en el sector de Estrellita. Mientras que el 8 de julio del 2019 estuvo en el asesinato y quema de maquinarias en las instalaciones de la estancia Ñandu’i.

El 8 y 9 de mayo de este año participó de la quema de maquinarias en los establecimientos en Yukeri y Jaguary.

En la zona Norte del país siguen secuestrados el ex vicepresidente de la República Óscar Denis, el suboficial de la Policía Nacional Edelio Morínigo y el ganadero Félix Urbieta.

Dejá tu comentario