Nacionales

Policías retirados amenazan con brazos caídos de agentes activos

Con amenazas de paralizar toda actividad de la Policía Nacional se acrecienta el malestar contra el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor. Policías retirados se declaran voceros de los agentes activos y amenazan con brazos caídos en el organismo de seguridad interna.

Representantes de la Asociación de Policías de Alto Paraná (Asopap) llegaron este lunes hasta el Congreso para expresar su rechazo al proyecto de ley que pretende sacar atribuciones a la Comandancia de la Policía y otorgar mayor poder al Ministerio del Interior.

El presidente del gremio, Fermín de León Rojas, dijo a NoticiasPy que la iniciativa es totalmente desacertada, por lo que piden a los legisladores su rechazo y la renuncia de Villamayor, a quien acusa de humillar a sus camaradas.

El suboficial retirado adelantó que, de no obtener retorno favorable, los personales policiales activos harán brazos caídos.

Lea más: Proyecto saca atribuciones a comandante

“Si nuestro reclamo no tiene respuesta, la sociedad y este Gobierno va a sentir la repercusión cuando la Policía haga realmente brazos caídos en todo el territorio con rigor y fuerza”, sentenció.

No obstante, refirió que por ahora están utilizando los medios pacíficos para llegar a la resolución del conflicto. Asimismo, también expuso su desacuerdo con la militarización de las calles, dado que las Fuerzas Militares tienen instrucción y preparación para otros fines.

Policias retirados.PNG
El presidente de la Asopap, Fermín de León Rojas, rechaza gestión de Villamayor.
El presidente de la Asopap, Fermín de León Rojas, rechaza gestión de Villamayor.

El proyecto de ley que impulsa el Ministerio del Interior busca modificar 43 artículos de la Ley Orgánica de la Policía, agregar tres y derogar otros tres artículos.

Nota relacionada: En el Senado tienen los votos para interpelar al ministro del Interior

La exposición de motivos del proyecto enviado por el presidente Mario Abdo Benítez al Congreso sostiene que los cambios apuntan a establecer “condiciones más exigentes para el ingreso al cuadro permanente”, así como instalar un sistema de evaluación de desempeño de todos los oficiales y suboficiales.

La iniciativa también otorga al Interior una mayor participación e injerencia dentro del Tribunal de Calificaciones de Servicio de la Policía, entre otra serie de puntos que genera polémica dentro de las filas policiales.

Dejá tu comentario