Nacionales

Policías imputados en caso de presunto gatillo fácil recusan a fiscala

Los dos agentes que fueron imputados tras la muerte de un joven, caso que es investigado como presunto gatillo fácil, recusaron este martes a la fiscala Fátima Villasboa, por lo que la causa quedó a cargo de otra agente.

La fiscala Fátima Villasboa, quien había presentado imputación contra el oficial primero Héctor Celino Sánchez y el suboficial inspector Rubén González, por homicidio doloso y cohecho pasivo agravado, respectivamente, fue recusada este martes por los uniformados, quienes están involucrados en un nuevo caso de gatillo fácil.

Tras la recusación por parte de los agentes de la Policía Nacional contra la representante del Ministerio Público, la investigación del asesinato de un joven ocurrido días pasados en San Lorenzo, en Central, quedó a cargo de la fiscala Claudia Aguilera.

La Fiscalía investiga la muerte de Juan Pablo Meza González, quien falleció el pasado viernes 5 de agosto tras haber recibido un disparo de escopeta presuntamente por parte del oficial Sánchez, por lo que este fue imputado por homicidio doloso.

Nota relacionada: Policías imputados por muerte en presunto caso de gatillo fácil

Entretanto, en cuanto a la supuesta extorsión por parte de González, el Ministerio Público maneja la información de que el pedido de dinero se habría realizado a los familiares de la víctima antes del fallecimiento.

Según refieren los datos, el martes 2 de agosto, tres días antes del asesinato del joven, Rubén González supuestamente llamó a Ceferina Meza, hermana del fallecido, para pedirle unos G. 800.000 a fin de liberar a su familiar, suma de dinero que la mujer entregó a González.

El fallecido había sido detenido en ese entonces por el supuesto robo de una bicicleta, hecho que la Fiscalía asegura que no existió y que ni siquiera fue reportado. Además, el propietario del biciclo incluso confirmó que le prestó su móvil al joven fallecido.

Lea también: Video muestra que víctima de gatillo fácil no tenía cuchillo

Durante el ataque en el cual murió la víctima también se encontraba el suboficial Carlos Vega, quien quedó herido tras recibir una puñalada. Este no fue detenido debido a que la fiscala no cuenta con elementos suficientes para ello.

Los tres agentes involucrados en este presunto caso de gatillo fácil prestan servicio en la Comisaría 53ª de San Lorenzo, en el Departamento Central, y actualmente los dos imputados se encuentran con prisión preventiva.

Dejá tu comentario