Nacionales

Policía sostiene hipótesis sobre el presunto sicario del Ja'umina

El jefe del Departamento contra el Crimen Organizado de la Policía Nacional, Sergio Insfrán, reiteró que la principal hipótesis es que Rodi Alexis Acosta Vera, detenido días atrás, participó del doble homicidio ocurrido en Ja'umina Fest. La Fiscalía aguarda por evidencias.

Si bien el Ministerio Público asegura que, hasta el momento, la Policía Nacional no le presentó elementos que vinculen a Rodi Alexis Acosta Vera con el atentado en el festival Ja'umina Fest, el comisario Sergio Insfrán afirmó que siguen manteniendo la hipótesis sobre la participación del detenido en el doble homicidio.

En ese sentido, el jefe del Departamento contra el Crimen Organizado indicó que están esperando el informe final sobre el peritaje realizado al arma calibre 9 mm que estaba en poder del joven detenido.

“Estamos aguardando ese resultado por la gente de balística y tenemos además un aparato celular que será sometido a peritaje. Aguardamos eso para tener elemento más fuerte para sostener la hipótesis que seguimos manteniendo”, dijo Insfrán en contacto con Monumental 1080AM.

El jefe policial señaló que cuentan con declaraciones de testigos y otros elementos para presumir que Acosta Vera fue quien asesinó a Marco Rojas y a Cristina Vita Aranda durante el festival que se realizó en la ciudad de San Bernardino.

Lea más: Capturan al presunto sicario del Ja’umina, pero Fiscalía tiene dudas

“Tenemos datos de cómo se venía manejando el esquema. Contamos con informaciones de que él estaba en el grupo y es pariente de Juan Gabino Vera, uno de los que se presentaron luego del hecho. Tenemos nuestra hipótesis y ojalá la podamos sostener en el informe que remitiremos al Ministerio Público”, expresó.

El comisario Sergio Insfrán dijo que este miércoles ya se podría tener el resultado de balística que permitirá determinar si el arma incautada al sospechoso fue la utilizada durante el atentado ocurrido el pasado 30 de enero.

Rodi Alexis Acosta Vera fue detenido el pasado lunes por agentes del Departamento de Investigaciones de Amambay, tras dos allanamientos en simultáneo realizados en Capitán Bado.

El ataque se había dado por una deuda por droga

Una deuda de USD 64.000 (cerca de G. 450 millones), por el concepto de 18 kilos de cocaína, entre dos narcos de mandos medios del grupo criminal PCC Sintonía PY sería el trasfondo del sicariato ocurrido en el concierto Ja'umina de San Bernardino, donde fueron asesinados el presunto narco Marcos Rojas y la influencer Cristina Vita Aranda, víctima colateral del tiroteo.

Te puede interesar: ¿Quién es el presunto pistolero del Ja'umina?

Para los investigadores, la principal hipótesis del caso guarda relación con una deuda que el detenido Alcides Peralta Villasboa, alias Ropero, tenía con el fallecido Marcos Rojas.

Por esa deuda, Marcos habría recurrido a otros miembros del Cuadro de Disciplina del PCC, como Nelson Rotela Leguizamón, alias Catatau, y otros. Sin embargo, todo esto habría generado molestias a Ropero, quien finalmente decidió ordenar la muerte de Marcos.

Dejá tu comentario