22 abr. 2024

Parlasuriano y esposa de edil también construyeron pozos para el Indert

Van saliendo a la luz los nombres de los propietarios de las empresas constructoras que cobraron millones de guaraníes del ente agrario. En su mayoría son conocidos dirigentes del Partido Colorado.

En la mira.  El concejal colorado Teodoro Ledesma junto a su esposa Carmen Albertina Vera, propietaria de Ysakã.

En la mira. El concejal colorado Teodoro Ledesma junto a su esposa Carmen Albertina Vera, propietaria de Ysakã.

Pedro Martín Benítez Almirón, parlamentario del Mercosur suplente por el Partido Colorado, y Carmen Albertina Vera, esposa del concejal departamental de San Pedro, el colorado Teodoro Ledesma, también fueron contratados para la construcción de sistemas de agua potable con dinero del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).

Van saliendo a la luz los nombres de los dueños de las empresas constructoras que recibieron siderales sumas de dinero de la institución agraria para construir pozos de agua en comunidades rurales. Lo curioso es que los que hasta ahora aparecieron en escena son dirigentes colorados y algunos inclusive ocupan cargos en el sector público.

Tenemos así el caso del parlamentario del Mercosur por el Partido Colorado, Pedro Martín Benítez Almirón, suplente de Calixto Bernal Amarilla.

Su empresa Eclosión fue contratada por la oenegé Fucela, que recibió de la institución rural la suma de G. 798.570.436, correspondiente a un primer desembolso para construir un pozo en Yrybucuá (San Pedro) y otro en Curuguaty (Canindeyú).

Con antelación, la ya citada oenegé percibió el monto de G. 2.247.742.636 para la construcción de cinco pozos de agua, que de acuerdo a documentos oficiales están concluidos.

Embed

Las obras concluidas se encuentran en los lugares conocidos como Espajín, Cuartelero, Choferes del Chaco, Yvyraty y Peguajho San Francisco, todos en Horqueta (Concepción), aunque se desconoce si el Indert las llegó a certificar.

Otra empresa beneficiada con la construcción de pozos de agua es Ysakã, propiedad de la señora Carmen Albertina Vera, esposa del concejal departamental de San Pedro, el colorado Teodoro Ledesma.

Su constructora fue contratada por la oenegé Acosta Ñu, que recibió de la institución agraria la suma de G. 2.663.309.640, que corresponde a un primer desembolso para la construcción de pozos de agua en comunidades de Loreto (Concepción), Capiibary y Choré (San Pedro).

Esta firma constructora también realizó varios trabajos por millones de guaraníes a la Gobernación de San Pedro, de acuerdo con las denuncias.

Ayer, este diario publicó que la firma Bom Par Construcciones, contratada por dos oenegés con dinero del Indert para la construcción de sistemas de agua, pertenece al presidente de la Junta Municipal de Santaní, el colorado Victor Niz Ayala.

Su firma fue contratada por las oenegés Paraguay Joajhú, que recibió de la institución agraria más de G. 2.736 millones, y por María Fátima, que recepcionó más de G. 893 millones, correspondientes a un primer desembolso, de acuerdo con documentos oficiales del Indert.

También se publicó que la firma Bunquer’s, contratada por dos oenegés, pertenece al cuestionado dirigente colorado José Martínez, funcionario de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP). El mismo llegó a estar acusado por soborno agravado en el denominado caso “maletines para la corona”, en Puertos.

La firma Armando Construcciones es de su hijo José Armando Martínez Ríos, y como era de esperarse, también fue contratada por oenegés para ejecutar las obras del Indert.

En los próximos días saldrán más casos a la luz.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.