Paraguay pide diálogo y respeto de los textos fundacionales del Mercosur

Paraguay defendió este lunes el diálogo y el respeto de los textos fundacionales del Mercosur, ante las diferentes posiciones sobre la rebaja al arancel externo común (AEC) y la posibilidad de flexibilizar las negociaciones comerciales con terceros mercados, surgidas en la reunión extraordinaria del Consejo Mercado Común (CMC).

Esas fueron las dos cuestiones principales abordadas en el encuentro virtual de este lunes entre Argentina, Brasil , Paraguay y Uruguay, en el que se trató por primera vez el tema después de las divergencias entre socios manifestadas el pasado 26 de marzo durante la celebración de los 30 años de la fundación del Mercosur .

La delegación paraguaya, integrada por el canciller, Euclides Acevedo , el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, y el de Industria y Comercio, Luis Alberto Castiglioni, y el de Agricultura y Ganadería, Santiago Bertoni, pidió que las dos cuestiones se traten de forma separada y no como una sola iniciativa, ya que responden a ámbitos y particularidades diferentes.

La propuesta de revisar de introducir cambios en el AEC parte de Uruguay, país que aseguró contar con el respaldo de Brasil, que también ha impulsado en los últimos tiempos una reducción arancelaria sustancial y amplia.

Argentina, por su parte, abogó por rebajas más moderadas y selectivas, para que las manufacturas nacionales puedan seguir compitiendo con importaciones desde otros mercados.

El arancel máximo del bloque es del 35%, pero el promedio aplicado es del 12%, frente a una media global de 5,5%, y, además, pesa incluso sobre importaciones de bienes intermedios y de capital, con tasas de hasta el 20% que encarecen la producción local, afectando la competitividad de las manufacturas del Mercosur.

El comunicado de la Cancillería paraguaya dijo que en lo que se refiere a la revisión del AEC "existe un principio de consenso".

En cuanto a la flexibilización de las negociaciones comerciales con terceros mercados, Paraguay reconoció que "persisten opiniones divergentes".

De nuevo, Uruguay y Brasil son partidarios de flexibilizar las normas que impiden que los países miembros del Mercosur negocien acuerdos comerciales con otros mercados de manera independiente y no como bloque.

En este punto, Argentina apela al Tratado de Asunción para negociar "en conjunto con un Mercosur unido", pero acepta imprimir mayor dinamismo a las negociaciones externas.

Paraguay llamó a "buscar un consenso que acomode a todos los estados parte", de manera que se tengan en cuenta "las particularidades y sensibilidades" de cada país y "respetando lo establecido en los textos fundacionales del Mercosur".

EFE

Dejá tu comentario