Nacionales

Obispos lamentan asesinatos de Francisca y Naydelin y piden más seguridad

La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) emitió este domingo un comunicado con relación a los asesinatos de las pequeñas Francisca y Naydelin. Los obispos lamentaron los horrorosos crímenes y exhortaron a las autoridades a brindar mayor seguridad a la ciudadanía.

El comunicado de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) contra los asesinatos de las niñas Francisca y Naydelin fue leído en la misa de este domingo en la Basílica de Caacupé. El documento fue denominado La vida humana, valor sagrado.

“Los obispos del Paraguay, reunidos en asamblea a partir del 4 de marzo, deseamos manifestar nuestras condolencias y cercanía espiritual a los familiares de las pequeñas Francisca A. y Naydelin M. (…) Lamentamos profundamente estos horrorosos crímenes y todo tipo de abuso contra la vida humana. Condenamos y rechazamos el asesinato y hechos de violencia de todo tipo”, reza el comunicado.

En el documento, los obispos también exhortaron a las autoridades competentes a que se investiguen fehacientemente los crímenes mencionados para identificar a los responsables y hacer justicia.

Puede interesarte: Manifestantes exigieron pena de muerte para violadores y asesinos

“Exhortamos a que se tomen los recaudos para prevenir y proteger la vida humana y se refuercen los sistemas de seguridad para resguardar a la ciudadanía”, precisa.

Finalmente, las autoridades religiosas pidieron a la ciudadanía elevar una oración para ambas niñas y todas las víctimas de violencia del país, en el marco de la recordación del Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo.

Casos de Francisca y Naydelin

La niña Francisca, de 12 años, fue asesinada en inmediaciones de la Terminal de Ómnibus de Asunción y hallada el pasado 24 de febrero dentro de una mochila.

La menor pertenecía a la etnia indígena Ava Guaraní y por su caso está detenido Lino Gustavo Amarilla Martínez, conocido como Lino'i, quien es uno de los sospechosos de haber cometido el crimen.

Por otra parte, la niña Naydelin, de 7 años, fue raptada y asesinada en Minga Guazú el pasado 1 de marzo.

El principal sospechoso de este crimen es Héctor Eduardo Martínez Núñez, de 25 años, quien ya fue imputado por homicidio doloso. Se trata de la ex pareja de la tía de la niña, de 17 años de edad.

Dejá tu comentario