Nacionales

Miguel Prieto tras demolición: Al clan Zacarías se le está acabando el poder

El intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto, dijo que la demolición de la caseta situada en las afueras de la mansión de los Zacarías Irún es un claro mensaje de que "se les está acabando el poder en Alto Paraná".

Mientras el rostro del senador colorado Javier Zacarías Irún denotaba un semblante de desasosiego en plena sesión de la Cámara Alta, pobladores de Ciudad del Este se acercaron hasta el lugar donde se consolidaba algo similar a “un trofeo de guerra”.

La demolición de la caseta de seguridad irregular, que yacía en las afueras de su mansión desde el 2011, fue suficiente para encender el jolgorio de un grupo de escrachadores que posaron frente a la casa de una de las parejas más poderosas del Alto Paraná.

Nota relacionada: Comuna de CDE derriba "irregular" caseta de seguridad de Zacarías Irún

Sin que todo un dispositivo de seguridad impidiera la llegada de los ciudadanos, comenzaron los festejos, incluyendo fuegos pirotécnicos, informó el corresponsal Wilson Ferreira.

El intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto, dijo a radio Monumental 1080 AM que el procedimiento fue un mensaje claro a la Fiscalía y al Poder Judicial.

“No puede ser que existan tantas pruebas en contra de una familia que tanto daño le hizo a nuestro país y sigan impunes. Desde el lugar en que nos toque, al menos administrativamente, nosotros vamos a hacer cumplir las leyes”, sentenció.

El jefe comunal dio a entender que el poder que el clan tiene en la capital del Alto Paraná está desapareciendo. "La Justicia llega para todos", aseveró.

Aunque, en contrapartida, dijo estar consciente de que la pareja aún maneja los hilos de la Justicia en esa zona del país. Ambos están imputados, en el caso del senador por lesión de confianza y declaración falsa, pero también fue denunciado por presunto enriquecimiento ilícito.

Lea más: Javier Zacarías Irún califica de ilegal y populista demolición de su caseta

“De alguna u otra manera ellos manejan los hilos de la Justicia, por algo siguen impunes. Cada día estoy más lleno de denuncias, estamos recibiendo amenazas y tuve que reforzar mi seguridad”, expresó.

La demolición estuvo a cargo de la Comuna que había notificado tanto al senador como a su esposa, Sandra McLeod, dos días atrás sobre la realización de este procedimiento.

La caseta estaba frente a la casa de un vecino y sobrepasaba todas las medidas establecidas por la ordenanza municipal. En el lugar que fue despejado será colocado una garita de fibra de 1,20 x 1,20, conforme a la medida reglamentaria.

Dejá tu comentario