Especiales

Las 10 "perlitas" de los políticos durante el 2021

El año 2021 dejó varias escenas bochornosas que tuvieron como protagonistas a autoridades electas, algunas de ellas incluso de alcance internacional. A continuación, te citamos algunas de las perlitas de la política.

1- Un G. 100.000 “a la basura”

Durante la extensa discusión sobre el Presupuesto General de la Nación, la diputada por el Partido Encuentro Nacional, Kattya González, decidió exponer su indignación de una forma muy particular, por los pocos recursos destinados a la Niñez y Adolescencia.

La diputada sacó un billete de G. 100.000 y decidió romperlo ante el pleno para graficar la manera en la que se despilfarra el dinero público.

La situación generó malestar en sus propios colegas y críticas por parte de la ciudadanía, más aún teniendo en cuenta que muchos atraviesan por una profunda crisis económica como consecuencia de la pandemia del Covid-19.

2- Beto Ovelar y la llamada a su “amor”

En el mes de julio pasado, el senador colorado Silvio Beto Ovelar protagonizó una jocosa e indignante situación cuando quedó en evidencia que llamó a su esposa para informarle sobre el resultado de una votación.

La situación se dio cuando el Senado debía definir postura sobre recortar los salarios en las binacionales, para destinar el dinero a las acciones en el marco de la pandemia del Covid-19.

Ovelar no se habría dado cuenta que, durante la sesión telemática, el micrófono de su dispositivo estaba encendido.

Su pareja, Iris Magnolia Mendoza, trabaja como asesora jurídica de Itaipú y percibe un salario de G. 100 millones y la propuesta la afectaba directamente. "Este proyecto de Abel yo voy a votar en contra", expresó el legislador.

Silvio Ovelar.mp4

“Hola mi amor, los cartistas estuvieron con nosotros, excepto (Darío Monges) que estuvo ausente, Calé (Juan Carlos Galaverna) y yo”, se lo escuchó decir hasta que se desactivó el audio, aunque mediante la sesión virtual se lo siguió viendo en conversación telefónica.

El proyecto finalmente fue aprobado por una mayoría contundente de 38 votos, sin que Ovelar encuentre respaldo en sus compañeros de bancada.

3- Mario Abdo Benítez compara a Caaguazú con Miami

En setiembre pasado, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, destacó las obras de su gestión durante su presencia en Caaguazú y comparó a la capital de este departamento con Miami, EEUU, desatando una ola de memes y burlas en redes sociales.

Sus expresiones salieron durante el acto de lanzamiento oficial de la siembra de soja-zafra 2021-2022.

“La duplicación de la Transchaco, la duplicación de la ruta PY02, miren, pasen por el distrito de Caaguazú, cuatro viaductos creo que hay, parece Miami. El paraguayo no puede ver que a alguien le vaya bien”, dijo en ese momento el mandatario.

Lea más: Mario Abdo compara a Caaguazú con Miami y desata burlas

4- Sin remera por la apertura de fronteras

El diputado Jorge Brítez fue protagonista de algunas de las perlitas más recordadas del año. En el mes de junio, cuando el país estaba en pleno pico de la pandemia, el parlamentario decidió sacarse la remera en plena sesión para exigir la reapertura de las fronteras.

Reclamó la reactivación económica de Ciudad del Este, una de las localidades más afectadas por el cierre de los pasos fronterizos. El legislador expresó su indignación y decidió quitarse la camisa como medida de protesta.

La acción derivó en que las diferentes bancadas abandonen la sala y la sesión quede sin cuórum.

Lea también: Jorge Brítez se saca la ropa para pedir que se abran las fronteras

El diputado altoparanaense también planteó que el Paraguay tenga su propia red social después de que Facebook y YouTube bloquearan sus cuentas debido a sus seguidas declaraciones antivacunas.

Jorge Brítez no AL TAPA BOCAS.jpg
El proyecto de declaración se aprobó luego que que Twitter bloqueó al diputado Jorge Brítez.

El proyecto de declaración se aprobó luego que que Twitter bloqueó al diputado Jorge Brítez.

En el mismo sentido, Brítez intentó llamar la atención con expresiones en contra del uso obligatorio de tapabocas en plena pandemia del Covid.

5- Escándalos que quedaron como anécdotas

Durante el año, en la Cámara de Senadores hubo fuertes acusaciones entre los colorados Óscar Salomón y Calé Galaverna. Luego se dio una pulseada entre Martín Arévalo y el titular de Aduanas.

Una de ellas fue el fuerte cruce de acusaciones entre el presidente del Congreso, Óscar Salomón, y su correligionario Juan Carlos Galaverna. La discusión se dio en torno a un pedido de interpelación al titular de Conajzar (Comisión Nacional de Juegos de Azar), José Antonio Ortiz.

Lea también: Fuertes acusaciones de Salomón contra Calé tras acercamiento a HC

Calé acusó a Salomón de ser testaferro, mientras que Salomón trató a su correligionario como viejo decrépito y lo acusó de recibir dinero de Horacio Cartes. Finalmente, no hubo votos para la censura y las amenazas de denuncias entre los políticos se disiparon.

Luego se dio una pulseada entre el senador colorado Martín Arévalo y el titular de Aduanas, Julio Fernández, por supuesto tráfico de influencias, que inclusive implicó una denuncia ante la Fiscalía, aunque no pasó a mayores.

6- Enrique Riera suplica por su designación

El senador colorado Enrique Riera, quien a principios de año habló sobre su jubilación en la política, hizo varios intentos para que sus colegas aprueben su designación como representante paraguayo ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Enrique Riera
Enrique Riera, jugó en contra de su propia designación ante la OEA.

Enrique Riera, jugó en contra de su propia designación ante la OEA.

Incluso el legislador rompió en llanto. Hubo al menos cinco intentos para que el texto se apruebe, pero finalmente no fue posible.

Durante una de las sesiones y tras ser interpelado por Javier Zacarías Irún por su falta de ética, Riera decidió no votarse a sí mismo cuando su voto sería clave para su confirmación.

La falta de acuerdo para la designación de Enrique Riera ante la OEA terminó afectando a otras designaciones que dependían del consenso.

7- El chaleco rojo de la Reina Letizia

La diputada liberal Celeste Amarilla desató una polémica tras criticar la vestimenta de la reina española Letizia, quien arribó al país en noviembre pasado, con el objetivo de abordar varios proyectos de cooperación.

“Quizá necesitemos su dinero, pero señora Letizia, merecíamos uno de los vestiditos que usted tiene en su clóset, no el chaleco que usaba su guardia y su secretaria”, criticó duramente la diputada, poniendo énfasis en la ropa.

Previamente, la parlamentaria recordó los orígenes de la soberana, quien antes de ser de una realeza, se desempeñaba como periodista.

Relacionado: El chaleco rojo que fue tendencia

“La Madre Patria nos mandó vacunas gratis y hoy nos manda su periodista devenida en reina, una chica de orígenes sumamente humildes, periodista de profesión, de la que se enamoró el príncipe y hoy viene a mirar la pobreza de Paraguay a ver qué limosnas más tirarnos”, cuestionó Amarilla.

Las palabras de Amarilla le valieron una gran cantidad de críticas, entre ellas, de la propia empresa paraguaya que se encargó de realizar los chalecos para la delegación española.

Los medios españoles también se hicieron eco de la situación y criticaron duramente a la parlamentaria.

reina.jpg
La diputada Celeste Amarilla criticó a la reina Letizia por el chaleco que utilizó a su llegada al país.

La diputada Celeste Amarilla criticó a la reina Letizia por el chaleco que utilizó a su llegada al país.

Asimismo, desde el cartismo se buscó aprovechar la situación para promover la expulsión de Celeste Amarilla, pero finalmente no prosperó.

8- Vacunación vip y la renuncia de una legisladora

Tras el arribo de las primeras dosis de las vacunas contra el Covid-19, las cuales eran utilizadas para personas vulnerables, la polémica se centró en la ex legisladora Mirtha Gusinky.

La ex senadora colorada apareció en una lista de personas que fueron inmunizadas sin cumplir con los requerimientos de aquel entonces y aunque esta negó a muerte la situación, finalmente lo reconoció.

Gusinky decidió renunciar como senadora ante la inminente promoción de su pérdida de investidura por recibir la vacuna contra el Covid-19 de forma privilegiada.

Te puede interesar: Senado acepta la renuncia de Mirta Gusinky y asume Retamozo

9- Diputado sesionó desnudo

Roberto González, diputado oficialista, apareció en una de las sesiones virtuales con el cuerpo totalmente desnudo, lo que no pasó por desapercibido. Las imágenes del hecho quedaron registradas y no tardaron en hacerse virales.

González explicó de que se trató de un descuido y que debió sacarse la ropa tras haber derramado la guampa del tereré sobre su vestimenta. El mismo no se habría dado cuenta de que su cámara estaba encendida.

Finalmente, el legislador pidió disculpas por la situación "incómoda” que le tocó vivir durante una de las sesiones.

desnudo.png
El diputado Roberto González sesionó desnundo.

El diputado Roberto González sesionó desnundo.

10- “Yo no soy médico”

Entre lágrimas y desesperación, un taxista de Villarrica exigió a las autoridades estatales que garanticen medicamentos gratuitos para su hermano internado en Terapia Intensiva por un cuadro de Covid-19.

En febrero de este año, el hombre irrumpió en un acto oficial donde estuvo el presidente Mario Abdo.

Ahí el mandatario fue abordado por los medios sobre la situación y la respuesta que dio al hombre causó una indignación generalizada. "Yo no soy médico (…) no sé que insumos faltan", le dijo el jefe de Estado.

Nota relacionada: "No soy médico", responde Mario Abdo ante desesperado pedido por medicamentos

Posteriormente, el Ministerio de Salud entregó al denunciante los medicamentos que necesitaba para su hermano y le pidieron que agradezca en un video al mandatario, por cumplir su compromiso de resolver la situación.

don joel
El taxista Joel Oviedo de Villarrica abandonó este martes la Unidad de Terapia Intensiva tras presentar mejorías en su cuadro de coronavirus.

El taxista Joel Oviedo de Villarrica abandonó este martes la Unidad de Terapia Intensiva tras presentar mejorías en su cuadro de coronavirus.

Poco después, Mario Abdo Benítez molesto por las críticas que recibía su gobierno por los casos de corrupción denunciados y que salpicaban a su entorno inmediato, aseguró que ya no leía las noticias.

“Me pueden putear, pero no me pueden refutar en los números”, se jactó el jefe de Estado, y para rematar señaló: “No se preocupen por lo que escuchan, hace rato que ya no leo nada por salud mental. Me levanto tranquilo, leo la Biblia a la mañana y salgo a trabajar por nuestro pueblo y con mucha esperanza”, sostuvo.

Dejá tu comentario