Nacionales

Imputan y piden prisión de cuatro policías detenidos por sextorsión en Presidente Franco

Los cuatro policías detenidos por un presunto caso de sextorsión en Presidente Franco fueron imputados este jueves y, además, la Fiscalía solicitó la prisión preventiva de los mismos.

Edgar Medina Por Edgar Medina

La fiscala Zunilda Ocampos Marín, de la Unidad Especializada Antisecuestro y Antiterrorismo de Alto Paraná, imputó este jueves a cuatro policías que presuntamente habrían extorsionado a un camionero brasileño, para despojarle la suma de 22.000 reales. De igual forma, requirió la prisión preventiva de los presuntos implicados.

Se trata de los agentes de la Policía Nacional, el oficial primero Domingo David Martínez, de 32 años; y los suboficiales Ernesto Vera Barreto (33), Isidro Gallinar López (31) y Claudio Abel Brandel Fernández (26), quienes son procesados por los cargos de coacción grave, extorsión agravada y asociación criminal. Los mismos prestaban servicios en la Comisaría 6ª de Presidente Franco, Departamento de Alto Paraná.

Según antecedentes, los hechos ocurrieron entre el 27 y 28 de setiembre de 2021, resultando víctima Lucimar Piva. La denuncia fue radicada el 30 de setiembre en la Oficina Regional del Departamento Antisecuestro de la Policía Nacional por la abogada Elizabeth Coronel, en representación de la víctima.

Conforme con los datos, el 27 de setiembre, el extranjero mantuvo un encuentro con una mujer en un motel de Presidente Franco, quienes se conocieron a través de las redes sociales. A la salida de dicho local, la pareja fue retenida por los cuatro agentes policiales implicados, que se movilizaban en una patrullera.

Los uniformados pidieron la identificación al extranjero y a su acompañante, momento en que la mujer dijo que no contaba con documentación. A continuación, los policías advirtieron al brasileño que la joven era supuestamente menor de edad y que debía pagar la suma de 4.000 reales, de lo contrario comunicarían el hecho al Ministerio Público.

Al verse extorsionado, el extranjero entregó dicha suma y se retiró del lugar, quedando la mujer en compañía de los efectivos policiales. Al día siguiente, el 28 de setiembre, una persona que se hizo pasar por un agente fiscal le llamó nuevamente a la víctima para pedirle otros 20.000 reales, manifestándole que recibió una denuncia formal en su contra.

Para sustentar su exigencia, el interlocutor le envió varias fotografías por WhatsApp, del momento en que la supuesta menor abordaba su camioneta, como también a la salida del motel. Por temor a lo que pudiera pasar, el brasileño entregó a los supuestos extorsionadores la suma de 18.000 reales.

Tras la denuncia, los investigadores iniciaron una serie de diligencias y, mediante cruces de llamadas y mensajes, además de imágenes de cámaras de seguridad de distintos puntos, pudieron comprobar la supuesta implicancia de los cuatro policías.

Posteriormente, la fiscala Zunilda Ocampos ordenó la detención preventiva de los mismos, que se dio cumplimiento este 14 de octubre y, finalmente, dispuso la imputación de cada uno de los policías involucrados.

Dejá tu comentario