Nacionales

Desesperado pedido de cama para su esposa: "Me siento impotente"

Son muchos los pacientes afectados por Covid-19 que esperan una cama para luchar contra la enfermedad. Uno de los tantos casos es el de una mujer oriunda de Villa Hayes que ya lleva cuatro días sentada en una silla de ruedas.

Se trata de Ada Lisa Medina de Fleitas, quien desde el domingo está en el Hospital Regional de Villa Hayes por complicaciones del Covid-19. Desde entonces, está sentada en una silla de ruedas recibiendo oxígeno y medicamentos para poder aguantar la espera de una cama en Terapia Intensiva.

Su esposo, Ariel Fleitas, realizó un desesperado pedido de cama a través del Twitter, ya que todos en su familia contrajeron la enfermedad y su esposa necesita con suma urgencia un lugar en Cuidados Intensivos.

La hermana de la mujer, Ana Medina, explicó a Ultima Hora que su familiar desarrolló la enfermedad desde hace 8 días. “Empezó con fiebre, dolor de garganta y desde el sábado le empezó a faltar el aire y conseguimos que le atiendan en Villa Hayes”, comentó.

Embed

Puede leer: Tras 72 horas en una silla, paciente con Covid-19 consigue una cama

No obstante, indicó que el domingo su hermana presentó complicaciones y, desde entonces, necesita con suma urgencia ingresar a Terapia Intensiva.

“Nos pidieron todos los medicamentos que tratamos de conseguir, pero ella necesita entrar a Terapia, está en Urgencias en una sala común, separada apenas con cortinas de los demás pacientes”, contó la mujer.

Por otra parte, Fleitas manifestó que se siente muy mal al no poder salir a buscar una cama para su esposa, ya que él y sus hijos también se encuentran afectados por la enfermedad.

“Esta situación es muy desesperante y me siento impotente”, expresó el hombre en contacto con Monumental 1080 AM.

Las personas que quieran ayudar en esta difícil situación pueden contactar a los números (0972) 261-590 y (0971) 335-340.

Paraguay enfrenta el peor momento de la pandemia con una crisis sanitaria y 224.736 casos positivos de la enfermedad. Los hospitales públicos y privados se encuentran al límite y sin lugares en camas de Terapia Intensiva, mientras que en las redes sociales inundan pedidos de ayuda por un lugar y medicamentos.

Dejá tu comentario