Nacionales

Tras 72 horas en una silla, paciente con Covid-19 consigue una cama

Un hombre oriundo de Lambaré, finalmente, consiguió una cama en una sala respiratoria del Hospital Ingavi del Instituto de Previsión Social (IPS), tras luchar por su vida 72 horas sentado en una silla de plástico.

Roberto René Barrientos López, de 46 años, ingresó el sábado en Urgencias de IPS Ingavi y desde ese día tuvo que esperar en una silla de plástico por una cama. Finalmente, consiguió un lugar en una sala respiratoria para seguir luchando contra el Covid-19.

El hombre dio positivo al coronavirus el 29 de marzo. Sin mayores complicaciones, seguía su tratamiento ambulatorio en su domicilio, pero su cuadro empeoró y tuvo que ir de urgencia a buscar asistencia por su baja saturación.

Alicia Amaro, sobrina de Roberto René, contó en contacto con Última Hora que hoy a las 6.00 de la mañana pudo estar unos minutos con su tío. Lo vio más cómodo, con más ánimo.

"Mi tío ya consiguió una cama y está en una sala para pacientes respiratorios. Pude estar con él un rato y le veo más cómodo, justamente, lo que estábamos buscando, porque ya no aguantaba más estar sentado en la silla. Ahora ya quiere tomar agua, jugo", dijo Alicia.

En otro momento, comentó que su tío pasa mucho más tiempo solo, ya que se encuentra en una sala, pero que busca la forma de estar unos minutos con él.

"Estaba muy agotado en la silla y él también tiene una hernia de disco, más el sobrepeso. Me imagino que habrá sido muy doloroso. Ahora se queda mucho más tiempo solo y capaz se siente un poco asustado, porque él me decía que no le deje solo mucho rato", manifestó.

Lea más: Paciente lleva más de 72 horas en una silla esperando una cama

A Alicia le toca pasar la noche velando por lo que pueda necesitar su tío o esperando algún reporte médico. Por las mañanas y hasta la tarde es su tía la que hace guardia.

Dijo que se acomodan como pueden porque no tienen toldos para cubrirse de la lluvia o refugiarse del sol. "Nosotras dos nomás estamos", agregó. Son una familia con siete integrantes, viven en Lambaré y todos se contagiaron, relató la joven.

"Yo también estoy con Covid, pero estoy bien. Ayer tuve una consulta y dijo que ya estoy bien, mis pulmones están bien y desde el comienzo dije que me sentía bien, por eso siempre estuve en frente cuanto mi tío se internó", especificó.

También sus abuelos desarrollaron una neumonía, pero con medicación y antibióticos comenzaron a recuperarse. Ahora siguen medicados y guardan reposo.

Alicia dijo que su abuelo y su tío se desempeñan como taxistas. En el caso de Roberto René hace unos 3 años, pero decidió vender su taxi y dedicarse a prestar servicios como Uber, pero cuando iba a comenzar dio positivo al Covid.

Igualmente, indicó que en total tuvieron un gasto aproximado de G. 4.000.000 en medicamentos para lograr la recuperación de todos los miembros de su familia. "En menos de 15 días tratar de cubrir ese gasto fue impresionante", afirmó.

Paraguay enfrenta el peor momento de la pandemia con una crisis sanitaria y 222.663 casos positivos de la enfermedad. Los hospitales públicos y privados se encuentran al límite y sin lugares en camas de Terapia Intensiva.

Dejá tu comentario