30 may. 2024

Criptoactivos. Alianzas internacionales (II)

A los efectos de combatir mejor los riesgos acarreados por criptominerías y criptomonedas, señalados en nuestra columna anterior, publicada el domingo 5 de mayo en este diario, es importante e impostergable que Paraguay entre en alianza con instituciones que se hallan siguiendo de cerca tales Criptoactivos de minerías y monedas. Ejemplos de dichas instituciones son el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Comisión Económica para América Latina (Cepal) de las Naciones Unidas así como numerosas organizaciones similares en los EEUU, en la Unión Europea y en otros países democráticos, también de Asia y Oceanía.

Mientras las criptominerías y criptomonedas no se hallen ni reconocidas ni controladas debidamente a nivel mundial, es peligroso entrar en acuerdos con ellas. En el ínterin, hasta tanto no se llegue internacionalmente a ello, lo que Paraguay puede hacer es seguir de cerca las que ya están instaladas “legalmente” y postergar o proscribir el funcionamiento de aquellas otras que siguen operando ilegalmente o en las sombras. Ojalá que las representaciones, en nuestro país, de las mencionadas instituciones internacionales de reconocimiento y control, brinden apoyo local para evitar aquí las usuales corrupción e impunidad así como descalabros mayúsculos y onerosos de orden legal y financiero.

Análisis del FMI. En una oportuna publicación, el Fondo Monetario Internacional hizo en el pasado reciente precisiones acertadas y necesarias: Ver https://www.imf.org/es/Publications/fandd/issues/2022/09/Regulating-crypto-Narain-Moretti. Es de setiembre de 2022 y sus autores son Aditya Nairan, subdirector del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital así como Marina Moretti. directora adjunta del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital, ambos del FMI. Al respecto, va un apretado resumen:

Las iniciativas por regular los criptoactivos han ocupado un lugar preeminente en la agenda normativa. Esto se debe, en parte, a que en los últimos años pasaron a tener presencia como inversiones especulativas. Su crecimiento fue espectacular, aunque volátil y peligroso, en la capitalización de mercado de tales criptominerías y criptomonedas. Su entrada en el sistema financiero regulado intensificó las labores regulatorias. Esta historia se repite con la expansión de muchos otros productos y ofertas de criptoactivos o similares e innovaciones varias que han facilitado su emisión y transacciones. Los fracasos de sus emisores así como una considerable disminución reciente en sus valuaciones han sumado ímpetu a la iniciativa regulatoria.

Dificultades en los controles. La aplicación de los marcos regulatorios actuales a los criptoactivos es problemática. Para empezar, el mundo de las criptomonedas evoluciona con rapidez difícil de ser seguida. Los reguladores luchan por adquirir el talento y las aptitudes que les permitan mantener el ritmo, teniendo en cuenta las limitaciones de recursos, entre otras razones valederas.

La vigilancia de los criptomercados es difícil porque los datos son poco uniformes y a los reguladores les resulta complicado controlar a miles de participantes que tal vez no estén sujetos ni siquiera a los requisitos formales mínimos. Otra complicación es que la terminología utilizada para describir diferentes actividades, productos y partes interesadas no está armonizada a nivel mundial. El mismo término “criptoactivo” necesita mejores definiciones y normas. Puede captar simultáneamente la atención de múltiples reguladores nacionales –para bancos, materias primas, valores, pagos, entre otros– con marcos y objetivos diferentes. Algunos reguladores tal vez prioricen la protección del consumidor, otros la seguridad y solidez o la integridad financiera y otro más por múltiples razones diferentes y/o complementarias. Sin olvidar que hay toda una gama de criptoactores que no están cubiertos por la regulación financiera tradicional.

Para interesados en estos temas, existen a disposición informaciones más abundantes en www.rsa.com.py, en formato electrónico, así como encuadernados y folletos a ser obtenidos llamando a +595 21 612 912 r.a. y

+595 981 220 198 o escribiendo a info@rsa.com.py

Más contenido de esta sección