Mundo Animal

Aves migratorias se enfrentan a un peligro por obras de la Costanera Norte

La construcción de la Costanera Norte afectó gravemente a parte de la Reserva Natural del Banco San Miguel, lo que impide que las aves migratorias playeras desciendan hasta esta zona a alimentarse y descansar. La situación podría causar, incluso, la muerte de estos animales.

Entre los meses de septiembre y noviembre de cada año llegan a la Bahía de Asunción unas 20 especies de aves migratorias playeras.

Las mismas provienen de territorios comprendidos entre Estados Unidos y Canadá y tienen como destino final la Pampa Argentina, la costa sur de Brasil o Uruguay.

Estas aves acostumbran a descender en Paraguay, en la reserva del Banco San Miguel, donde descansan y se alimentan antes de seguir su camino.

aves migratorias
Las playas a las que las aves migratorias están acostumbradas ya no están.
Las playas a las que las aves migratorias están acostumbradas ya no están.

Pero este año algo cambió en su itinerario, después de que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) decidiera dragar arena desde el río Paraguay, justo en las playas del Banco San Miguel.

Esta reserva natural está compuesta por una extensa área de planicie de barro con pasto, zona ideal para las aves playeras, lugar que por naturaleza reconocen las migratorias como zona para descender.

La organización advirtió que, si no se delimitaba físicamente el ámbito de acción de la dragadora en aguas altas, probablemente, removería todo el hábitat de las aves playeras migratorias, generando un impacto de escala global”, comentó Arnes Lesterhuis, de la organización Guyra Paraguay, a Última Hora.

Lea más: Obras urbanas perjudican el paso de aves migratorias por Paraguay

La arena dragada por las maquinarias fue utilizada para las obras de construcción de la Costanera Norte, pese a que la organización advirtió sobre las posibles consecuencias medioambientales.

Sacaron mucha arena, y ahora no hay playa ni zonas con agua somera, solo con aguas profundas y, al bajar al río, no hay hábitat para ellos”, manifestó el miembro de Guyra Paraguay.

Lamentó que, pese a que se advirtió del impacto al MOPC, ni las aves playeras ni otras especies fueron consideradas en los estudios previos al proyecto de construcción.

Un viaje mortal

Arnes Lesterhuis contó que las aves anidan en el norte del continente americano, pero que cuando comienza el frío migran hacia la zona sur para reproducirse.

Después de varios kilómetros de vuelo, las aves tienen como costumbre bajar en la Bahía de Asunción, sin embargo, si no encuentran el terreno habitual, pueden morir en medio de la desesperación, buscando un sitio nuevo donde descansar.

Lea también: ¿Cómo afecta el ruido urbano a las aves que habitan Asunción?

Solo en Asunción, se registraron 300 especies de aves. La mayoría de estas rondan la Bahía de Asunción. De ese número, 32 son aves migratorias neárticas y 20 son playeras.

aves migratorias

En el 2008, la Bahía de Asunción fue designada como sitio de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP) por su importancia para esta especie. No obstante, es la especie que más sufrió el cambio de hábitat debido a la Costanera.

Como alternativa, incluso, se creó un Hotel Boutique para aves migratorias. Los creados utilizaron todo tipo de materiales reciclables y colocaron comida y agua a los pajaritos.

Solución

La organización comunicó lo sucedido al MOPC y a la Municipalidad de Asunción, quienes aseguraron estar trabajando en una solución, tratando de recuperar algunas partes del hábitat.

Lo que se intentará será cerrar espacios de reserva para que el área quede en áreas que no fueron dragadas y donde las aguas no sean tan profundas.

aves migratorias
Ahora ya no hay zonas de agua somera, más bien profundas y sin playa.
Ahora ya no hay zonas de agua somera, más bien profundas y sin playa.

La tarea de las instituciones ahora será revertir la falta de previsión de los tipos de drenaje pluviales y su ubicación para evitar el estancamiento de aguas y, consecuente, nueva alteración del hábitat remanente.

Dejá tu comentario