Nacionales

Una familia denuncia que policías les exigieron dinero tras ser víctimas de robo

Una mujer y sus hijos fueron víctimas de un robo este jueves, en el interior de su local de reparación de armas de fuego en Ciudad del Este. Cuando fueron a comunicar el hecho a dos agentes de la Policía, éstos supuestamente les exigieron dinero, porque presuntamente trabajaban de forma ilegal.

Una mujer identificada como Concepción Díaz Martínez y sus hijos José Armado Díaz Martínez y otro adolescente de 17 años, fueron víctimas de un robo por parte de desconocidos, quienes ingresaron este jueves en el taller denominado San Jorge, ubicado en el mercado de abasto municipal de Ciudad del Este, donde reparan armas de fuego.

Según el relato de la ciudadana, dos desconocidos ingresaron a su local y se llevaron G. 1.800.000, dos revólveres calibre 22 milímetros y dos celulares, informó el periodista de Última Hora, Édgar Medina.

Tras lo sucedido, las víctimas comunicaron el hecho a dos agentes policiales de la Subcomisaría 51ª del barrio San Miguel, de Ciudad del Este, sin embargo, supuestamente ambos uniformados les exigieron dinero, asegurando que estaban trabajando en forma ilegal y les amenazaron que de no pagarles comunicarían el hecho al Ministerio Público.

Según la denuncia de las víctimas, los policías les quitaron G. 4 millones y les pidieron una mensualidad de G. 120.000 para supuesta protección.

“Le cuestioné y me dijeron que ellos eran policías, que podían escribir lo que se les antoje y no iban a ser culpados, sin embargo, nosotros no. Le dí la plata que tenía para pagar mi alquiler”, afirmó José Armando Díaz Martínez.

Por su parte, Concepción Díaz Martínez, manifestó que tiene habilitado el local y patente comercial al día, además aseguró que solo reparan las armas de fuego.

Las víctimas presentaron la denuncia por el robo contra los desconocidos en la Dirección de Policía de Alto Paraná, porque supuestamente los dos efectivos policiales se negaron a tomar la denuncia del caso.

También denunciaron por el pedido de dinero a los agentes de la Policía Nacional, cuyas identidades no se dieron a conocer.

Dejá tu comentario