Turismo

Ocho áreas protegidas atesoran rica fauna y flora de Alto Paraná y Canindeyú

Wilson FerreiraPor Wilson Ferreira

Alto Paraná y Canindeyú albergan ocho áreas protegidas que suman en total 43.044 hectáreas, albergando una rica fauna y flora dentro de un ecosistema natural que ofrece a propios y extraños bellezas escénicas únicas, con magníficas puestas de sol y bellas noches de plenilunio.

Estos espacios están bajo el cuidado de la División de Áreas Silvestres Protegidas de la Itaipú Binacional, que desarrolla programas que aseguran la protección de la diversidad biológica, así como de especies endémicas o en peligro de extinción, además de recuperar áreas degradadas.

Las áreas silvestres sirven como un corredor antierosivo que protege el curso del río Paraná y, además de ello, protege el Bosque Atlántico del Alto Paraná que es uno de los 25 ecosistemas del mundo más importantes en biodiversidad.

Se trata de las reservas de Limoy e Itabó, y de los refugios Tatí Yupí y Mbaracayú, que fueron declaradas Áreas Silvestres Protegidas el 27 de junio de 1984, hace 34 años. Mientras que las reservas de Pikyry, Yvyty Rokái y Carapã fueron creadas en 2008; Pozuelo, por su parte, se constituyó como tal en el 2014; juntas forman el Sistema de Áreas Protegidas de Itaipú.

Además de proteger el ecosistema, se realizan actividades de turismo y recreación, permitiendo a los visitantes un contacto directo con la naturaleza. Otra de las actividades es la investigación científica, se estudian: la fauna –que incluye mamíferos, aves, reptiles y peces– y la biodiversidad forestal, que incluye la estructura y dinámica de los bosques.

En detalle

El Refugio Biológico Tatí Yupí se encuentra localizado en la margen derecha del río Paraná, a tres kilómetros al norte de la ciudad de Hernandarias, sobre la supercarretera que une Ciudad del Este con Salto del Guairá, perteneciente a la ecorregión de Alto Paraná. Presenta una superficie de 2.245 hectáreas. Tiene un sistema hídrico compuesto por humedales, saltos y nacientes. Alberga especies protegidas como: carpincho, lobope, guazú pyta, guazú virá, mono aullador, akuti sa'yju, felinos kawa y yakaré, entre otros.

Belleza verde

El Refugio Biológico Pikyry está ubicado en el municipio de Santa Fe del Paraná, con una superficie de 1.109 hectáreas y una vegetación dominante de monte alto, con especies como: lapacho, cedro, guayaibí, timbó, kurupa’yra, guatambu, peterevy, yvyra pytã, entre otros. Guarda 32 especies de mamíferos identificados, 199 especies de aves y 16 especies de reptiles. Se destacan el guazú pororó y los felinos pequeños.

Reino del pajáro campana

La Reserva Biológica Itabó se encuentra en el distrito de Mbaracayú, a 74 kilómetros de Ciudad de Hernandarias, con una superficie de 17.879 hectáreas, de las cuales 13.648 hectáreas son áreas secas y 4.231 hectáreas son áreas inundadas. Alberga a 32 especies de mamíferos, 310 especies de aves, 22 especies de reptiles y 44 especies de peces. Algunas especies que pueden avistarse: jagua yvyguy, felinos, mborevi, guazú pyta, guazú vira, ynambu kagua, loro vinaceo, guyra campana, jakare overo, kuriju, entre otros.

Reserva Natural Yvyty Rokái

Originalmente denominada "El Yerbal Yvyty Rokai", también está ubicada en el distrito de Mbaracayú, con una superficie de 3.809 hectáreas, de las cuales 2.202 hectáreas son áreas secas y 1.607 hectáreas son áreas inundadas. Cuenta con especies de fauna perseguidas por la cacería, como el jaku po’i, el kure’i y el guazú pyta, entre otros.

Territorio regado por el río Paraná

La Reserva Biológica Limoy está en el distrito de San Alberto. Tiene una superficie de 13.396 hectáreas. Entre su fauna, se tienen identificadas 50 especies de mamíferos, 296 especies de aves y 21 especies de reptiles.

Canindeyú

El Refugio Biológico Carapá se encuentra en los municipios de Salto del Guairá y La Paloma, en el Departamento de Canindeyú. Presenta una superficie de 2.575 hectáreas, donde están identificadas 43 especies de mamíferos, 256 especies de aves y 11 especies de reptiles.

En tanto, la reserva de Pozuelo está ubicada en el distrito de Nueva Esperanza (Departamento de Canindeyú). El área abarca unas 5.200 hectáreas, de las cuales 2.600 comprenden a tierra firme, el resto son áreas acuáticas y zonas inundables que incluyen dos islas que totalizan unas 65 hectáreas.

Y, finalmente, el Refugio Biológico Binacional Mbaracayú, localizado en la frontera seca entre los municipios de Salto del Guairá y Mundo Novo (Brasil), presenta una superficie de 1.356 hectáreas. Tiene identificadas 29 especies de mamíferos, 246 especies de aves y 16 especies de reptiles. En mayo del año pasado la Secretaría del Ambiente (Seam) aprobó por resolución declarar estas reservas naturales como Áreas Silvestres Protegidas.

PROGRAMAR VIAJES. Las visitas deben ser programadas en el Centro de Recepción de Visitas (CRV), ubicado sobre la Supercarretera, en la ciudad de Hernandarias, o a los teléfonos (021) 248-1998, (061) 599-8069, (061) 599-8094 y (061) 599-8095. Igualmente, el correo electrónico cturistico@itaipu.gov.py.

Itaipú Binacional garantiza al visitante la seguridad necesaria en cada uno de los recorridos.

Dejá tu comentario