Nacionales

Incautan una pistola en una encomienda en el penal de Tacumbú

A través del sistema de encomiendas se pretendía introducir este martes un arma de fuego en el interior de la Penitenciaría Nacional de Tacumbú. La pistola fue detectada por los agentes penitenciarios durante una revisión.

Se trata de una pistola Colts 45 que fue detectada mediante el escáner que se encuentra en la entrada de la Penitenciaría Nacional de Tacumbú.

Lea más: Hallan dinamita en gel en la cárcel de Pedro Juan Caballero

Se comunicará al Ministerio Público sobre el hallazgo del arma, a fin de abrir una investigación para identificar a la persona que dejó la encomienda en el lugar.

La Ministra de Justicia, Cecilia Pérez, resaltó el desempeño de los agentes penitenciarios que estuvieron involucrados en la revisión y manifestó que los controles de las encomiendas son realizados con rigurosidad.

Destacó la labor de los funcionarios quienes al encontrar el arma de fuego comunicaron inmediatamente a las autoridades.

Hallazgo de dinamita

En la tarde del miércoles pasado se produjo el hallazgo de una dinamita en gel en el interior de la Penitenciaría Regional de Pedro Juan Caballero, en el Departamento de Amambay.

La alarma saltó luego de la detención de Liz Lorena Franco Núñez, quien intentó introducir partes para preparar artefactos explosivos dentro de un salame días antes.

Nota relacionada: Componentes de explosivos hallados en penal podrían estallar cosas pequeñas

Ante la declaración de la mujer se obtuvieron datos de la participación de otras dos personas, el interno brasileño José Hupps, anteriormente recluido en Ciudad del Este y actualmente en el penal de Pedro Juan Caballero, quien mantenía una relación de pareja con Cinthia Natalia Mendieta Duarte, de 30 años, que sería la persona que entregó el envoltorio del alimento con la parte principal del explosivo que Liz Franco intentó introducir al penal.

El interno brasileño Hupps contó dónde se encontraban los dos tubos de explosivos que iban a ser utilizados para preparar una fuga masiva similar a la ocurrida el pasado 19 de enero, en la que 76 reclusos escaparon. El hombre está aislado con otro interno brasileño, Ronny Van Gonçalves Silva.

Dejá tu comentario