25 abr. 2024

Fiscal asegura que empleados del Paraná Country Club cooperan con criminales

Tras la fuga de un presunto narco, el fiscal Manuel Rojas aseveró que los empleados del Paraná Country Club cooperan con los narcos y criminales.

Paraná Country Club.jpg

Carlos González, presidente del Consejo de Propietarios del Paraná Country Club, habló tras la fuga de un presunto narco.

Foto: Archivo UH.

El fiscal antidrogas Manuel Rojas, quien lideró el operativo Turf, aseguró este jueves a través de Monumental 1080 AM que desde hace 23 años maneja la información de que los trabajadores del complejo habitacional Paraná Country Club, de Hernandarias, Departamento de Alto Paraná, sirven de “campana” para los narcotraficantes y otro tipo de delincuentes.

“Es una cuestión que manejamos, yo personalmente manejo desde hace 23 años, siempre fue una dificultad que tuvimos para trabajar en el lugar. Existiría un determinado nivel de acuerdo entre los guardias para realizar este tipo de campanaje a través de determinadas tácticas que permiten el aviso no a una sola persona, sino a varias personas brasileñas buscadas, que de alguna manera económicamente colaboran con ellos”, reconoció el agente fiscal.

https://twitter.com/AM_1080/status/1494422487609790472

En ese sentido, dijo que durante la operación Turf que realizaron en el sitio vieron que otros dos vehículos salieron corriendo de otra vivienda. Señaló que los mismos no eran el objetivo de la comitiva, pero que aparentemente fueron avisados, por lo que huyeron.

Por su parte, Vilma Díaz, directora jurídica del Paraná Country Club, dijo a Monumental que concluyeron que no obstruyeron el procedimiento y alegó que cuatro de los seis vehículos que llegaron para el operativo no tenían identificación ni chapas y que los agentes no contaban con credenciales correspondientes ni una orden de allanamiento.

Nota relacionada: Operativo Turf: Presunto narco logra escapar de allanamiento en Paraná Country Club

Dos allanamientos en simultáneo se realizaron el pasado 15 de febrero en el Departamento de Alto Paraná, en el marco de una investigación en conjunto con el Brasil sobre tráfico internacional de drogas. Un procedimiento se llevó a cabo en una fábrica de Ciudad del Este y el otro en el Paraná Country Club, de donde un presunto narco logró escapar.

Tras la fuga, Manuel Rojas había justificado que los guardias del complejo habitacional no permitieron un rápido acceso de la comitiva y el presunto narcotraficante abandonó el lugar por una salida alternativa a bordo de una camioneta.

Posteriormente, la Fiscalía dispuso la detención de los guardias de seguridad Miguel Paniagua Mello y Eusebio Cáceres Benítez, como así también de Karl Andressa Guimaraes, residente del Country Club.

Más contenido de esta sección
El gobernador de Central, Ricardo Estigarribia, y el diputado encuentrista Raúl Benítez presentaron un proyecto de ley que apunta a mejorar el servicio del transporte público con un reordenamiento de los itinerarios y el pago del subsidio por kilometraje.
El intendente de Luque, Carlos Echeverría, no se presentó este jueves en su oficina. Hasta el momento, no se hace encontrar para abordar la tragedia que sucedió a raíz de un raudal que arrastró a una madre y su hija a un arroyo que no tenía un vallado de seguridad.
Agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) detuvieron a un hombre de nacionalidad argentina tras un allanamiento realizado en la ciudad de Nanawa. El detenido, supuestamente, provee de cocaína y marihuana a microtraficantes de la zona.
El fiscal Silvio Corbeta acusó a Joaquín Roa, ex ministro de la SEN, en el marco de la causa por la lujosa embarcación que habría recibido a cambio de otorgar licitaciones al grupo Tapyracuai, propiedad del también acusado Alberto Koube. También, pidió que ambos enfrenten un juicio oral.
El fiscal Jorge Escobar lidera todas las diligencias sobre el fallecimiento de una madre y su hija tras ser arrastradas por un raudal en Luque. Por el momento, no encuentra elementos penales contra el municipio, alegó.
Agentes penitenciarios junto a efectivos policiales ingresaron al penal de Pedro Juan Caballero para sacar a 35 internos y llevarlos a otras penitenciarías. Se trata de miembros del Primer Comando de la Capital (PCC) y del Clan Rotela, que se enfrentaron dentro del penal dejando cuatro fallecidos.