Nacionales

Cuatro policías caen por presunta sextorsión tras millonario pago

Cuatro agentes policiales fueron detenidos el jueves por un presunto caso de sextorsión en Presidente Franco. Según la Fiscalía, hicieron creer a un hombre que tuvo relaciones sexuales con una adolescente para extorsionarlo. Presuntamente una trabajadora sexual fue cómplice de los uniformados. Cobraron 22 mil reales.

El caso saltó a la luz luego de la denuncia hecha por la víctima, un hombre que contó a la Fiscalía que incluso luego de haberles pagado, los agentes de la Policía Nacional seguían exigiéndole dinero, informó el periodista de Última Hora Édgar Medina.

Los policías detenidos por el caso son el oficial primero Domingo David Martínez, el suboficial inspector Ernesto Vera Barreto, el suboficial primero Isidro Gallinar López y el suboficial ayudante Claudio Abel Brandel Fernández, todos de la Comisaría 6ª de Presidente Franco, Departamento de Alto Paraná.

La fiscala Zunilda Ocampos investiga a los agentes por los delitos de extorsión, coacción agravada y asociación criminal. El denunciante contó que fue con una joven a un motel y a la salida ya fue interceptado por los cuatro policías en una patrullera de la citada sede policial.

“Tuvo relaciones con una mujer, pero le hicieron creer que era menor. Los agentes le fotografiaron cuando la joven subía a su vehículo y luego cuando salía del motel. Eso le exhibieron para pedir el dinero”, relató la fiscala Ocampos.

La víctima llegó a entregar 22 mil reales, equivalentes a unos 26 millones de guaraníes, bajo amenaza de ser procesado por estupro, tras ser sorprendido por los policías con la supuesta menor a la salida de un motel, el 27 de setiembre pasado, según contó.

Armaron falsa barrera de control

Para interceptarlo, los policías simularon una supuesta barrera de control en la avenida General Bernardino Caballero, en la entrada a la ciudad Presidente Franco. Pidieron sus documentos al brasileño, quien los entregó, mientras que la acompañante dijo que no tenía su cédula y que era menor de edad.

Esa fue la base de una extorsión, para evitar el supuesto proceso judicial por estupro, de acuerdo al denunciante. Primero la víctima pagó 4 mil reales a los agentes, pero estos señalaron que también el supuesto fiscal del caso debía recibir para evitar el proceso, para lo cual pidieron unos 18 mil reales más.

El brasileño fue liberado, pero al día siguiente tuvo que entregar lo que faltaba, para lo cual lo citaron frente a un puerto seco ubicado sobre la Ruta PY02, hasta donde los policías llegaron en un automóvil de la marca Toyota, modelo Premio, que sería de uno de ellos.

Uno de los ocupantes del automóvil llegó al sitio vestido como supuesto asistente fiscal. La fiscala sostuvo que están investigando si se trata de uno de los policías o un tercero que también está involucrado en el hecho. Para el efecto, ya pidió la copia de las imágenes de cámaras de seguridad de la zona.

La fiscala Zunilda Ocampos dictó el jueves la orden de captura y los cuatro policías, cuando se enteraron del hecho, se presentaron ante la División Judicial de la Dirección de Policía del Alto Paraná, para darse por detenidos.

Dejá tu comentario