Nacionales

Cronología del accidente aéreo que nuevamente enluta a la Fuerza Aérea

Este jueves se inició con la noticia de la caída de un helicóptero de entrenamiento de la Fuerza Aérea, cuyo accidente dejó un saldo de tres militares fallecidos.

Cuatro miembros de la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP) se alistaban bien temprano para partir en un vuelo de práctica para aprendices, donde el instructor era el mayor Gustavo Rafael Velazco Acosta; la copiloto, la teniente Andrea Cubilla; y los otros dos ocupantes eran el suboficial Gustavo Arzamendia y el vicesargento primero Ariel Martínez Cabrera.

La teniente Cubilla y el piloto practicante Martínez tenían previsto viajar al exterior, por lo que este jueves emprendieron el viaje de entrenamiento, teniendo en cuenta que la teniente requería de más horas de práctica para agregar a su currículum.

Sin embargo, tiempo después de abordar, sus planes quedaron desbaratados cuando minutos después de las 8:00, la aeronave tipo BEL UH-1H "HUY", que se encontraba volando a muy baja altura, se precipitó a tierra, en un área descampada de la Base Aérea, en la zona de Ñu Guasu, en Luque, Departamento Central.

https://twitter.com/Telefuturo/status/1463996730920296452

Inmediatamente, la Segunda Compañía de Trinidad del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay acudió hasta el sitio para contener las llamas que se disiparon tras la caída, pero el helicóptero quedó completamente incinerado.

Confirman las muertes de tres militares

Tras lo ocurrido, tres de los tripulantes fueron trasladados hasta el Hospital Militar, mientras que la teniente Cubilla fue llevada hasta el Hospital San Jorge.

Alrededor de las 9:00, casi una hora después, la institución confirmó que fueron tres los militares fallecidos: El instructor Gustavo Rafael Velazco Acosta, la teniente Andrea Cubilla y el suboficial Gustavo Arzamendia.

El mayor Velazco y Arzamendia murieron por paro cardiorrespiratorio y ya llegaron sin signos de vida hasta el Hospital Militar, según confirmó Gloria Olmedo, directora del centro asistencial. Asimismo, Cubilla también llegó sin vida hasta el Hospital San Jorge, con paro cardiorrespiratorio y sin presión, de acuerdo con el director, Marcos Melgarejo.

Tras la confirmación de los fallecimientos, varias instituciones y grupos manifestaron sus condolencias a los familiares, entre los cuales están el Ministerio de Justicia, la Coordinadora de Familiares de las Fuerzas Públicas, entre otros.

Nota relacionada: Fuerza Aérea eleva a 3 los fallecidos por caída de helicóptero

Ahora, en la ciudad de Yaguarón aguardan el cuerpo de Arzamendia, quien residía en el kilómetro 57, en la zona de Ñuatí Guasu; en donde será velado alrededor de las 20:00, según sus allegados y vecinos, quienes lamentaron la pérdida del joven y, a través de NPY, lo calificaron de ser “muy querido en la zona, sociable y muy servicial”. Andrea Cubilla también era de Yaguarón, pero del kilómetro 53.

Uno de los tripulantes sobrevive

Por su parte, el cuarto tripulante, el vicesargento primero Ariel Martínez Cabrera logró sobrevivir y se encuentra con pronóstico reservado en una Unidad de Terapia Intensiva, en el Hospital Militar. Este era el esposo de la teniente fallecida Andrea Cubilla.

A través de imágenes de video que fueron grabados y difundidos por personas que se encontraban alrededor del Hospital Militar, se pudo observar que los uniformados fueron trasladados hasta el sitio sin camillas y que, incluso, uno de ellos cayó al suelo en un momento dado. Sin embargo, en Monumental 1080 AM, la doctora Olmedo alegó desconocer sobre este procedimiento.

Investigarán causas del accidente

Hasta el momento se desconocen los motivos del grave accidente, pero cerca del mediodía la Dirección de Comunicación Social de la FAP informó sobre la apertura de una carpeta investigativa a fin de esclarecer lo ocurrido. Además, se creó una comisión que trabajará en la investigación de las causas.

Asimismo, pasadas las 14:00, la Cámara de Senadores aprobó un pedido de informe sobre las condiciones de la aeronave al Ministerio de Defensa.

El ministro de Defensa Nacional, el general Bernardino Soto Estigarribia, manifestó a radio Monumental 1080 AM que usualmente este tipo de accidentes se deben a dos causas principales, pero que para conocer el motivo específico por el cual se dio la caída, se tiene que establecer un proceso de investigación.

“Los accidentes aéreos tienen dos causas normalmente: Los problemas mecánicos, que puedan generarse dentro de la aeronave; o errores humanos. Cada caso se deriva a una investigación, en este momento es difícil afirmar nada”, indicó en principio.

El helicóptero era “muy viejo”

Al ser abordado sobre las condiciones en las que se encuentran las aeronaves en general en Paraguay, entre vueltas, el titular de Defensa Nacional dijo que las mismas cuentan con largos años de vida útil para el vuelo, que depende de los niveles o escalas de mantenimiento que se les realiza, asegurando que, si se utilizan es porque “se cree” que están técnicamente preparadas para ello.

Sin embargo, reconoció que “son aeronaves muy, muy viejas”, pero dijo que, si el mantenimiento se realiza como corresponde, deben estar en condiciones para los vuelos. “El presupuesto anual de la Fuerza Armada no tiene condiciones para la adquisición de materiales nuevos y los materiales son viejos. Es necesaria la renovación, muchos materiales hay que cambiar”, sentenció el general.

La aeronave que cayó este jueves forma parte del lote de las que fueron donadas hace 10 años por el Gobierno de China Taiwán.

No obstante, el general de División Aeronáutica, Arturo González, había asegurado que a todas las aeronaves se les realiza constantes mantenimientos y que el helicóptero estaba en perfectas condiciones.

Los últimos episodios similares

Hace apenas unos meses, específicamente el 9 de febrero de este 2021, la avioneta Cessna 402, con matrícula 0221, fabricada en 1989, con dos motores y dos hélices nuevas, se precipitó a tierra en el estacionamiento de la Fuerza Aérea.

En aquel trágico episodio también fallecieron miembros de la institución aérea: El coronel diplomado Comando de Estado mayor Aníbal Antonio Pérez Trigo, junto con el teniente 1° piloto militar Willian Martín Orué Román.

Por su parte, un joven llamado José Zaván, que los acompañaba con destino a Central para continuar con sus estudios, fue el único sobreviviente del accidente y, tras sobrellevar varios procedimientos hospitalarios, sigue recuperándose de las secuelas.

En octubre de 2020, otra aeronave de la Fuerza Aérea sufrió un percance cuando intentaba aterrizar en el aeródromo Itaipú. En dicha oportunidad, los ocupantes sufrieron lesiones leves, pero fueron trasladados hasta un centro asistencial. Uno de ellos era la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, además del suboficial inspector Ricardo Isaac Servín Cuéllar y los pilotos Nicanor Alfredo Franco y Willian Martín Orué.

Lea más: Avioneta cae en el predio de la Fuerza Aérea y deja fallecidos

En noviembre de 2019, un helicóptero UH 1 H de la Fuerza Aérea, cuando se encontraba al servicio de un operativo llamado “Nueva Alianza” de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), cayó sobre una fábrica de jeringas en la ciudad de Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay.

En esta ocasión, estuvieron involucrados 4 tripulantes y 8 uniformados de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC). Los 12 sufrieron heridas leves, como fracturas y golpes, pero no se reportaron víctimas fatales.

Por otra parte, en el 2018 se dio la caída de una avioneta del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) minu­tos después de haber despegado del aeropuerto de Ayolas, Depar­tamento de Misiones, donde se tuvo como resultado la muerte de Luis Gneiting, ex ministro de Agricultura y Gana­dería; Vicente Ramírez, viceministro de Ganadería en ese entonces; el piloto Gerardo López y el fun­cionario Luis Charotti.

Tras el hecho, las autorida­des del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo decretaron tres días de duelo a raíz del fallecimiento del ex diputado Luis Gneiting.

Dejá tu comentario