Nacionales

CDE: Kelembu Miranda, dispuesto a obedecer decisión de Diputados

Un confuso escenario envuelve a Ciudad del Este. Tras la destitución de Sandra McLeod, se debe elegir a un interino, pese a que Celso Kelembu Miranda ya estaba como su sucesor. El concejal se mostró dispuesto a respetar la medida "por la paz de la ciudadanía".

Celso Miranda dijo que acepta la resolución de la Cámara de Diputados que destituyó a Sandra McLeod. Además, indicó que no tiene inconvenientes en participar de la elección de un nuevo intendente, pese a que él ya había sido nombrado como administrador de la Municipalidad de Ciudad del Este.

El concejal es duramente criticado por negociar con los ediles oficialistas la titularidad de la Comuna esteña y así reemplazar a la esposa del senador Javier Zacarías Irún.

“Por la paz de la ciudadanía, acudiría (a la Junta) y acataría la decisión de Diputados. Ciudad del Este necesita de un administrador, la gente tiene problemas básicos que se deben solucionar”, argumentó en comunicación con Monumental 1080 AM.

Ver más: ¿Cómo queda administrativamente Ciudad del Este?

Seguidamente, indicó que no tendría inconvenientes en aceptar ser interino de la Comuna esteña, si la Junta Municipal así lo decide, aunque ve lejana la posibilidad.

El Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) ya convocó a elecciones en Ciudad del Este, desconociendo a Miranda como jefe comunal.

Lea más: En medio de tensión, concejales esteños harán sesión extra

Los 12 concejales de la Junta Municipal fueron convocados este lunes para una sesión extraordinaria, en la cual recibieron la nota de la Cámara de Diputados en la que se les comunica oficialmente la destitución de McLeod.

Más de 30 irregularidades

La interventora Carolina Llanes entregó su informe en 12 los folios que contienen en detalle más de 30 irregularidades que constituyen hechos punibles en la administración de Sandra McLeod.

El trabajo de Llanes, primeramente, constató las 15 denuncias presentadas por la Junta Municipal de Ciudad del Este contra la ex intendenta.

La primera de estas consiste en una malversación de fondos por más de G. 36.507 millones. Según el informe, se determinó que lo percibido en impuesto inmobiliario se utilizó en gastos corrientes más allá del 40% permitido durante los ejercicios presupuestarios 2016, 2017 y 2018.

Dejá tu comentario