Nacionales

Caso Dahiana: Muestras de sangre en inquilinato coinciden 99,9% con ADN de los padres

La fiscala Daisy Sánchez, quien investiga la desaparición de la joven Dahiana Espinoza, informó este viernes que las muestras tomadas por el Ministerio Público en el inquilinato donde vivía la joven desaparecida con su pareja, en Itá, coinciden el 99,9% con el ADN de los padres.

Una comitiva fiscal-policial encabezada por la fiscala Daisy Sánchez realizó un nuevo allanamiento este viernes en la compañía de Peguahó, de la ciudad de Itá, del Departamento Central, en un matadero que ya había sido verificado al principio de la investigación.

Durante el procedimiento, la representante del Ministerio Público manifestó en una entrevista con el canal NPY de los avances de la investigación sobre la desaparición de Dahiana Espinoza y mencionó que unas muestras tomadas por la Fiscalía coinciden el 99,9% con el ADN de los padres.

Las muestras tomadas del inquilinato fueron sangre y coinciden con el ADN de los padres que se tomó como muestra en hisopados.

Los investigadores habían levantado varios elementos del inquilinato, ubicado en Itá, donde vivían la joven desaparecida desde el pasado 18 de setiembre junto a su pareja, Joel Guzmán Amarilla, que resultaron positivo a sangre humana. Ahora, nuevas pruebas laboratoriales señalan que coinciden con el ADN de los padres de la mujer.

Nota relacionada: Fiscalía tendría para febrero resultado clave de ADN en el caso de Dahiana

La pareja, el principal sospechoso de la desaparición de Dahiana Espinoza, quien está detenido con prisión preventiva, es investigado por el hecho de violencia familiar. La fiscala Daisy Sánchez dijo que no podía configurar el proceso como un feminicidio debido a la falta de pruebas.

Sin embargo, en una conversación que mantuvo Sánchez con radio Monumental 1080 AM dijo que en esta etapa intermedia de la investigación hay más indicios con los que se podrían analizar la causa como un feminicidio en tentativa. A estas alturas, incluso, no descarta que hubo un cómplice implicado en el hecho.

Las pericias de nuevo apuntan a César Brítez, el ex jefe de la joven, propietario de una carnicería y de una matadería en Itá, la cual fue allanada por segunda vez este viernes. El Ministerio Público sospecha que fue cómplice de Joel Guzmán Amarilla.

Lea más: Caso Dahiana: Nuevas pistas hacen que búsqueda sea en un pozo ciego

La representante del Ministerio Público dijo que si bien es cierto que el lugar ya fue inspeccionado, hay nuevos elementos del sitio intervenido que arrojaron nuevas pistas. "Un cuchillo, un serrucho y un hacha dieron positivo a sangre humana y por eso nos parece oportuno volver a este lugar", señaló.

No obstante, aclaró que no saben si la sangre humana pertenece a Dahiana. "Entonces, eso se va a llevar nuevamente a estudio para un cotejo de ADN para saber si corresponde o no a la sangre de Dahiana". Los elementos se habían levantado en el primer allanamiento, cuando se creía que ella estaba viva y solamente desaparecida.

El operativo fue acompañado por el padre de Dahiana y otros familiares. Un pozo ciego del predio será inspeccionado por los investigadores con ayuda de los bomberos voluntarios.

El caso

Dahiana Espinoza, una joven madre, fue vista por última vez el viernes 18 de setiembre del año pasado en J. Augusto Saldívar, en el Departamento Central.

Según la versión de su pareja, Joel Guzmán Amarilla, la misma se habría escapado a bordo de un vehículo del carnicero César Brítez, quien fue imputado por transgresión a la Ley de Armas, pero no se encuentra con prisión preventiva.

El principal sospechoso de la desaparición es Joel Guzmán Amarilla, quien está con prisión preventiva en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, tras ser imputado por violencia familiar, con una pena de cárcel de 1 año.

Más detalles: Detienen a un hombre por desaparición de su pareja

La Fiscalía pidió que se extienda por seis meses, mientras siguen con las indagaciones.

Dahiana Espinoza le habría dicho a su madre que su pareja le habría hecho un comentario, que tomó como broma, de que si llegaba a matarla la tiraría en un pozo.

La Fiscalía realizó varios procedimientos en búsqueda de la joven, en patios baldíos, pozos e incluso en cámaras sépticas, pero hasta el momento todos resultaron infructuosos.

Dejá tu comentario