Nacionales

Allanan sitio de presunto minado de criptomonedas en San Estanislao

En la ciudad de San Estanislao, Departamento de San Pedro, se allanó un sitio donde aparentemente se procedía al minado de criptomonedas, que generaba a la ANDE una pérdida de G. 85 millones mensuales, al utilizar una conexión eléctrica irregular.

Una comitiva fiscal-policial allanó este miércoles el sitio de aparente minado de criptomonedas en la ciudad de San Estanislao, Departamento de San Pedro.

En el lugar se encontró un transformador de 1.000 kVA conectado de forma directa a la red de media tensión de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), que alimentaba una importante cantidad de equipos informáticos y aparatos de refrigeración de gran porte.

Nota relacionada: “Paraguay tiene potencial para producir criptomonedas”

En este tipo de casos, la ANDE aplica multas que pueden alcanzar un máximo de cinco veces el valor de la energía sustraída, según informaron desde la institución.

Mientras que el Código Penal contempla para el delito de sustracción de energía eléctrica, la pena privativa de libertad de tres años.

Te puede interesar: Uso del bitcoin como medio de pago parece un sueño cada vez más lejano

Bajo costo de energía, atractivo para minería de bitcóin

El sistema de criptomonedas o bitcóin está presente en Paraguay sobre todo por el bajo costo de su energía eléctrica.

Lea más: Productores de las monedas virtuales, en alerta en CDE

A diferencia de las monedas o billetes convencionales, las criptomonedas no son acuñadas por bancos ni gobiernos y existen, fundamentalmente, online.

Alrededor de 3.600 nuevos bitcoines son creados a diario a través de un complejo proceso bautizado como “minería”, que consiste en premiar con un bitcoin a las computadoras que procesan complejas ecuaciones matemáticas a través de un software especializado.

Y no se habla de un puñado de computadoras, sino de miles de máquinas en todo el mundo trabajando día y noche sin parar, por lo que este sistema de transacción implica un altísimo consumo de electricidad, que no detiene su crecimiento.

Dejá tu comentario