Nacionales

Abogado justifica orden de captura a quien denunció a Kriskovich por acoso

Carlos Montalbetti, abogado de la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción, justificó que la orden de captura contra la joven que denunció a Cristian Kriskovich por supuesto acoso cuando este era su profesor. Aseguró que esa causa ya quedó extinta y que ahora se investiga la compra de notas.

Más de 40 ex alumnos de la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción fueron imputados por producción de documentos no auténticos. El caso investiga desde 2014 la compra de notas por parte de los mismos con complicidad de algunos ex funcionarios.

Sin embargo, una de las jóvenes investigada, quien, coincidentemente, había denunciado a Cristian Kriskovich, actual miembro del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), cuenta con orden de captura por rebeldía.

Lea más: Ordenan captura de joven que denunció a Cristian Kriskovich por acoso

El abogado de la universidad, Carlos Montalbetti explicó a Última Hora que esta medida se debe a que la misma, con su abogado defensor, impidió 10 veces la realización de la audiencia preliminar con chicanas.

“Esta causa data de 2014, tiene cinco años y con las recusaciones, apelaciones, incidentes, reposiciones, lograron impedir la realización de la audiencia preliminar y estuvo casi dos años entre la Corte y el Tribunal de Apelaciones”, explicó el letrado.

Lea también: Universitarias exigen destitución de docente denunciado por acoso

Adelató que también habrá sanciones a los abogados “chicaneros” que plantearon la recusación en plena audiencia preliminar.

“El fundamento de esta resolución es que se pueda lograr hacer la audiencia porque con la conducta precedente que tenemos al respecto es evidente que no nos van a permitir hacerla sin que se ordene la detención de esta persona”, manifestó.

Nota relacionada: Acusan a Kriscovich de ser juez y parte en caso sobre supuesto acoso sexual a alumna

Negó que esta medida tenga que ver con la denuncia que la ex estudiante realizó contra Kriskovich. “La denuncia por acoso fue desestimada hace tres años, ahí no hay más ninguna discusión, se acabó ya eso”, refirió.

Comentó que en el expediente de la causa por la supuesta compra de calificaciones no se discute ninguna denuncia de acoso, sino la conducta de alumnos y unos ex funcionarios que modificaban actas.

Según Montalbetti, el proceso para alterar los documentos era el siguiente: el alumno se inscribía para el examen, pero no se presentaba y llevaba ausente. Posteriormente un funcionario cambiaba el acta y ponía una nota buena.

“Hubo muchos imputados que reconocieron el hecho y se les concedió la suspensión condicional del procedimiento”, recordó.

Dejá tu comentario